jueves, 22 de junio de 2017

30.000.000.000, TREINTA MIL MILLONES. 30.000.000.000 DE EUROS DE RECORTES SOCIALES PARA HACER RENTABLES UNAS EMPRESAS DE SANGUIJUELOS Y FANANCIAR LAS GUERRAS QUE EL CAPITAL AMERICANO Y SUS SUBORDINADOS NECESITAN PARA SUS NEGOCIOS CONSISTENTES EN SEGUIR ROBÁNDONOS MÁS. YO YA SE QUE ESTO SON RAZONES DE ESTADO Y TOMA ESTADO DE ESTADO DE CORRUPCIÓN MANZÁNICA. PERO A QUE EL GOBIERNO CORRUPTO MANZANERO DE RAJOY SIGUE EN EL PODER PORQUE PSOE Y CIUDADANOS NO HAN QUERIDO ECHARLOS, A QUE SÍ?



FUERZAS ARMADAS / El desarrollo de armas se realiza a expensas de unos recursos públicos con poco beneficio para el empleo

Los planes especiales de armamento (PEAS) se revelan como una chapuza política

 | P

LUIS DÍEZCuarto Poder
 22/6/2017
planes especiales de armamento
Escuadrilla de aviones de combate Eurofighter del ejército español. / SkypWarrior (YouTube)


Los Planes Especiales de Armamento (PEAS), en los que España lleva gastados más de 30.000 millones de euros de dinero público, están llamados a convertirse en uno de los mejores ejemplos históricos de cómo el capital obtiene beneficios sin arriesgar un euro. La investigación y el desarrollo de sistemas de armas, muy útiles para la guerra y bastante inútiles para la defensa de la sociedad, se realiza a expensas de unos recursos públicos con muy poco beneficio para el empleo y el capital propiamente dicho. El modelo de consorcio empresarial de varios países europeos más Turquía resultaría detestable para el padre del liberalismo económico, Adam Smith. El artilugio burocrático-industrial se parece bastante a aquellas sociedades de indias que monopolizaban el comercio con las colonias y les impedían comerciar con terceros países.

Sin embargo, por decisión de los gobiernos implicados, los miles de millones de euros de dinero público destinados a los PEAS no computan como “deuda pública”. He aquí la primera anomalía. El déficit no es un problema para inyectar directamente más de mil millones de euros cada año al complejo militar-industrial. La inversión en sanidad, policía, educación o el pago de las pensiones genera deuda cuando los ingresos fiscales son inferiores al gasto, pero los grandes programas plurianuales de gasto en armamento no se contabilizan o quedan fuera del exceso.

 Los grandes programas