martes, 2 de junio de 2015

0RTEGA Y GASSET


ORTEGA Y LA CREACIÓN DE LA REVISTA ESPAÑA

2/2

Ignacio Blanco
Sociología Crítica
29.05.2015


 Parte de la redacción de la revista ‘España’ (1915). De arriba abajo y de izquierda a derecha: (1) José Ruiz-Castillo, (2) Rafael de Penagos, (3) [no identificado], (4) Luis Bagaría, (5) Luis de Zulueta, (6) Gustavo Pittaluga, (7) Luis Bello, (8) Fernado Marco, (9) Luis García Bilbao, (10) José Ortega y Gasset, (11) José Martínez Ruiz, Azorín, (12) Pío Baroja y (13) Ramón Pérez de Ayala. Archivo de la Fundación José Ortega y Gasset-Gregorio Marañón (Madrid, España).

Para Ortega comenzaba otra etapa, igualmente fructífera y plagada de empresas culturales. En 1916 embarcó hacia Argentina y, como en todo viaje, el hombre que se fue y el hombre que regresó ya no eran el mismo. Pero esto es harina de otro costal o, por lo menos, de otro centenario.

0-o-0

GALERÍA DE RAROS

Autor: Ramón Carande
Alianza. Madrid, 1982.
LOS RAROS DE RAMÓN CARANDE

por Leopoldo de Trazegnies Granda

Cae en mis manos este singular libro de Ramón Carande que inmediatamente despierta mi interés. Ya Rubén Darío dedicó otro a Los raros donde incluía nada menos que a Edgar Allan Poe. En éste, Carande se aparta de sus rigurosas investigaciones históricas en el Archivo de Indias para trazar soberbios retratos de personajes de su tiempo que tienen en común ser poco conocidos y haber gozado de su amistad.

Siempre he pensado que los que se suelen clasificar como raros en el mundo intelectual son los más normales. Es decir, son los que pasan desapercibidos porque se niegan a formar parte de capillas ideológicas o agrupaciones más interesadas en el boato (lo que Ramón Gómez de la Serna llamaba “bombos mutuos”) que en su trabajo artístico o literario. En realidad el raro es raro porque no se le puede clasificar en ninguno de los grupos, escuelas, ismos, o generaciones conocidas, ellos, celosos de su libertad no admiten ser clasificados bajo otra denominación que no sea la de raros. No se les puede reprochar su individualismo porque demuestran un individualismo solidario. La contrapartida a su libertad es que el común de las personas los ignoren. No obtendrán beneficios económicos, ni popularidad ni prestigio, pero redundará en la calidad de su obra.

Así pues tendríamos que considerar a Ramón Carande como el primer raro de su propio libro. Un hombre sencillo que rehuyó todo tipo de cónclaves para dedicarse por completo al estudio del siglo XVI. Su obra contiene la información más veraz y rigurosa sobre esa convulsa época de la historia de España.

Integran la nómina de raros retratados por Carande, poetas, historiadores, arquitectos, abades, científicos… personajes que calladamente han contribuído a dar forma a la cultura actual.

Podemos destacar a dos de ellos:

Alicia Bache Gould. Historiadora norteamericana. Máxima autoridad en expedientes colombinos, a ella se debe la identificación de todos los tripulantes del primer viaje de Cristobal Colón.

Descubridora del itinerario seguido por Carlos V entre el 16 de julio y el 9 de agosto de 1538 que constituía la enigmática “quincena perdida” del Emperador.

Fundadora durante la II República de una escuela infantil en Simancas, ciudad que frecuentó debido a su archivo, donde se aplicarían las técnicas y contenidos más avanzados de la época. Desgraciadamente el régimen de Franco después de la guerra la clausuró por considerarla nociva para la formación de los niños.

Alice B. Gould fallece ya anciana en 1953 a los 85 años de edad ante las puertas del archivo de Simancas dejando una obra inmensa y poco conocida.

Luis García Bilbao. Poeta casi ágrafo.

En el artículo que escribió Julio Caro Baroja (El País, 26/4/1982) sobre el libro de Ramón Carande, se preguntaba si realmente existió este personaje o si era una creación de la fantasía del historiador en su vejez fecunda.

A ese extremo fue modesto y sencillo este poeta que sólo publicó un libro, una autobiografía titulada Compasiones en donde el protagonista sin embargo lleva el nombre de Federico Muga. Sus poemas continúan inéditos excepto unos pocos publicados en revistas de la época.
Luis García Bilbao, solterón empedernido, tenía fama de abúlico, sin embargo desarrolló gran actividad como mecenas. Financió muchas de las novelas y poemarios de sus contemporáneos, costeó la revista España fundada por Ortega y Gasset donde Enrique Díez Canedo comentó el primer libro publicado por Borges: Fervor de Buenos Aires.

En la revista España, heredera de la sevillana Grecia, escribirían Antonio Machado, Unamuno, Valle-Inclán y Azaña entre los más conocidos. También publicarían en ella los primeros ultraístas como Guillermo de Torre, Adriano del Valle o el raro Isaac del Vando Villar.

El libro de Ramón Carande es un aporte más al conocimiento de las literaturas de vanguardia que se gestaron en aquellos años de fines del siglo XIX y principios del XX y que dieron lugar a la sensibilidad artística actual.

o-0-o

DOMINGO, 14 de marzo de 1982 EL PAIS
Ramón Carande publica ‘Galeria de raros’

La presentación del libro Galería de raros de Ramón Carande inaugurará mañana la nueva sede social del Banco Urquijo, en la Plaza del Rey, de Madrid. La obra de este historiador ha sido publicada por Alianza Tres en colaboración con la Sociedad de Estudios y Publicaciones de la Fundación Banco Urquijo. Galería de raros será presentado por el profesor Eduardo García de Enterría.La obra de Ramón Carande (Palencia, 1887) se titula en realidad Galeria de raros atribuidos a Regino Escaro de Nogal y está constituída por el conjunto de quince retratos de personajes cuya semblanza es, en cierta manera, reflejo también del retrato de este profesor de Economía y Hacienda que vive en Sevilla y que desde allí ha dado ejemplos frecuentes de una genialidad silenciosa y poco habitual.

El autor de Carlos V y sus banqueros relata en este libro sus recuerdos e impresiones de personajes como Santiago Ramón y Cajal, Luis García Bilbao, Pablo Gutierrez Moreno, Diego Angulo, Laureano Díez Canseco, Juan Silvero Torvisco, Dom Guepín, Arturo Duperier, Baldomero Campo-Redondo, Alicia Bache, Juan Vicente Viqueira, José María Soltura, José Rodríguez y Díaz de Lecea, Isaac del Vando Villar y Francisco de las Barras y Aragón, a los que Ramón Carande une por una razón que a él también caracteriza: siempre hicieron lo que quisieron y siempre lo hicieron bien.

En el prólogo, Rafael Pérez Delgado señala que los personajes son espejo de una colectividad”.
o-0-o

Ramón Carande

Revista de Occidente,ISSN 0034-8635, Nº 72, 1969, págs. 299-326

*++