viernes, 15 de julio de 2016

CONDENA Y RECHAZO ABSOLUTO AL TERRORISMO Y A LAS FUENTES DE LAS QUE NACE: LA PUTREFACCIÓN MORAL DEL MODO DE PRODUCCIÓN CAPITALISTA, QUE ES SU ORIGEN



La corrupción supone un sobrecoste y aumento de la deuda pública
¿Cómo pueden existir los paraísos fiscales si tenemos al FMI, G7 y la OCDE vigilando?

Rebelión
Mundo Obrero
07.07.2016

El volumen que manejan las guaridas fiscales es según la OCDE de 240.000 millones de dólares anuales. Durante muchos años. Ese volumen hace que las arcas públicas de todos los estados se debiliten y disminuya la progresividad fiscal.


En esta publicación no hay que argumentar el rechazo de lo que el propio capitalismo y sus rectores han creado y consolidado. Los paraísos o cuevas o guaridas fiscales (para señalar de forma más adecuada la ruindad de su objeto), están definidos por su opacidad –en lo que respecta a la ocultación de las personas físicas o jurídicas dueñas de los fondos depositados, y/o su origen, frecuentemente ligados a delitos-, y no pagar impuestos.

Los impuestos son una retracción de los ingresos de las personas para satisfacer los bienes y servicios públicos. El bienestar social, la educación, la sanidad, la previsión social, pero también la mutualización de limitar o hacer frente a riesgos sociales, ambientales o de seguridad, etc., se financian con impuestos. Hay una correlación entre impuestos y estado de bienestar. Porque si bien, los salarios, la negociación colectiva, son los ingresos directos de los trabajadores, los ciudadanos tienen otros ingresos ‘en especie’, los indirectos, que conforman todo un entramado de calidad de vida. Si no hay dinero, impuestos, se deterioran los servicios públicos, se privatizan –pasando al mercado y su distribución depende de la renta individual- o dejan de existir. Además, los impuestos facilitan una inversión colectiva que debe propiciar un desarrollo al país que favorece a todos y a su futuro.

La elusión fiscal de las multinacionales, cumplir la ley pero transferir los beneficios a territorios libres de impuestos, hace que éstas compitan deslealmente desde el plano fiscal con las pymes. Si McDonald's no paga impuestos, estará en mejor posición para expandirse que una pyme de restauración. Y eso nuestros rectores lo han apoyado. Pero las patronales, dirigidas por esas multinacionales, reclaman menor presión fiscal, pero obvian esa asimetría fiscal y no reclaman que las multinacionales paguen lo mismo que las pymes y así la ciudadanía más cercana, sus clientes, tengan un mayor nivel adquisitivo (salario directo e indirecto).


Hay otras derivadas económicas. El flujo financiero que pasa por la opacidad de los paraísos fiscales, por delitos y elusión fiscal de las multinacionales, vuelve a los circuitos financieros e industriales, por medio de fondos de inversión que practican el capitalismo especulador y de corto plazo que retuercen las relaciones laborales y fomentan la deslocalización.

El volumen que manejan las guaridas fiscales es según la OCDE de 240.000 millones de dólares anuales. Durante muchos años. Ese volumen hace que las arcas públicas de todos los estados se debiliten y disminuya la progresividad fiscal. Por eso, y por la guerra a la baja en los tipos fiscales al capital, cuando no a acuerdos específicos con multinacionales, como se ha visto en el país y periodo del actual presidente de la Comisión europea, Jean Claude Juncker.

La corrupción supone un sobrecoste y aumento de la deuda pública, alrededor de 120.000 millones de euros en la Unión Europea al año en detrimento del bienestar general. Ese hurto está amparado por la impunidad de las guaridas fiscales. Lo mismo se puede decir de otros delitos y negocios ilegales, tráfico de armas y personas, narcotráfico y delitos financieros.

Pero hay un gran volumen que transita por las guaridas financieras generados por empresas de gran prestigio, sean Google, Amazon, Microsoft, Apple, o empresas extractoras en los países en desarrollo o todas las meritorias primeras empresas españolas que cotizan en Bolsa que cuentan con 891 filiales en esas guaridas. No sólo es que haya evasión fiscal delictiva, es que los rectores económicos del FMI, el G7 y la OCDE y los gobiernos que las conforman han mirado a otro lado ante las prácticas de la elusión fiscal de las multinacionales y fraude de sus potentados con la necesaria complicidad del sector financiero. Y hay billones de dólares que no han sido declarados y han dejado de contribuir al bien común durante todos estos años.

Nuestros rectores económicos y legislativos han hecho leyes que facilitan crear empresas opacas impunes y salvaguardan la falta de transparencia financiera, siendo infructuosos los últimos intentos diseñados por la propia OCDE, quizá porque entre sus miembros, los países más ricos del mundo, cuentan con una importante entramado de centros que realizan ingeniería fiscal. Que el Primer ministro británico, ‘pillado’ en los papeles de Panamá, intente distraernos de su responsabilidad con una conferencia internacional contra la corrupción y, al mismo tiempo, no contemple eliminar la opacidad de 17 centros considerados guaridas fiscales, todos de soberanía británica (Jersey, Caimán,…) ni la forma de actuar de la propia City londinense dice casi todo del cinismo de los líderes. El presidente estadounidense Obama, a través del G7 mostró su preocupación por ese ‘fenómeno’, pero no puede mostrarse escandalizado por los papeles de Panamá cuando Estados Unidos rechaza compartir información bancaria, fiscal y financiera; la legislación financiera de Panamá esta plagiada de la del estado de Delaware, que le gana en domiciliación empresarial opaca -en un solo edificio de una planta figuran domiciliadas 285.000 sociedades; y este estado, junto con Dakota del Sur, Nevada y Wyoming son más opacos que los suizos y se disponen a ser anfitriones de las sociedades y potentados asustados de la brecha informativa de Panamá.

Todo esto hace que sea perentorio que la agenda política, sindical o de desarrollo contenga la lucha contra las guaridas fiscales. Desvelar el comportamiento de dirigentes empresariales, financieros, legisladores y gobernantes es fundamental. Movilizar a las Pymes contra sus desleales competidores. Compaginar la acción local, modificando la elección de los fabricantes de los productos que consumimos y cambiando nuestras cuentas bancarias a operadores financieros que no trabajen en guaridas fiscales; variar las condiciones en los concursos públicos locales para rechazar a empresas que tengan filiales o trabajen con guaridas fiscales, como lo acaba de hacer el Ayuntamiento de Barcelona o la región de Aragón, en el Estado español y en la propia negociación colectiva interesándonos por las actuaciones de las empresas donde trabajamos y plantear en nuestras organizaciones la lucha en ámbitos internacionales, reclamando el concurso de las Naciones Unidas.

Lo más rápido y fácil sería no dar personalidad jurídica a las empresas domiciliadas en los territorios de las guaridas, o gravar sustancialmente cualquier movimiento de fondos hacia o desde esos territorios.

Hay fórmulas para eliminarlos y mejorar la base imponible de todos los países. Falta voluntad política y para ello la ciudadanía debe exigir menos distracciones y ser más exigente con empresas, legisladores y políticos. 


Fuente original: http://www.mundoobrero.es/pl.php?id=5929

*++

NIZA, FRANCIA. EL PERIODISMO EN LA SANGRE DE JOSÉ-JUAN CHICÓN, PERIODISTA ARAGONÉS-ANDALUZ, O, ANDALUZ-ARAGONÉS

NIZA, FRANCIA. EL PERIODISMO EN LA SANGRE DE JOSÉ-JUAN CHICÓN, PERIODISTA ARAGONES-ANDALUZ,  O, ANDALUZ-ARAGONÉS

facebook
2 horas · 
15.07.2016



Estoy siguiendo euronews. Lo que dicen, y sus directos.
(Ya dormiré de día). A las 4 DE LA MADRUGADA es YA de MÁS DE 80 MUERTOS, al menos, el funesto balance del terrorismo que ha golpeado en Niza a quienes estaban en el Bulevard de los Ingleses, junto al mar y el Paseo más emblemático de esta ciudad -muy turístíca, situada en la Costa Azul, y mayor que Cannes- y situada próxima a la frontera italiana. Es tradicional, en toda Francia, que el 14 de Julio, día de la Fiesta Nacional francesa, las celebraciones terminen por la noche, con fuegos artificiales, En Niza, un camión de gran tonelaje, se lanzó contra la multitud que estaba contemplándolos.

A Gran Velocidad y EN ZIG ZAG!! -dato, este último, no reflejado antes en los informativos- y sin duda para matar o herir a más personas el camión consiguió recorrer 2 Kms!! -en principio en la TV que sigo dijeron, 100 metros: y es que además de la confusión existente en los primeros momentos, los periodistas, en la Radio y TV en directo, necesitamos decir algo, en las emisiones en continuidad, y nos agarramos a cualquier brizna informativa de no importa qué fuente: en contraposición, en Niza, esta última noche, desde poco después de las 11 y media, todo lo, digamos, oficial, policía, gendarmería, ambulancias, enfermeros, médicos, hospitales, regulación del tráfico, y hasta la morgue y sus forenses, estaban movilizados, primero -las ambulancias y sus equipos en dirección al Bulevard de los Ingleses, allí la valoración: está muerto; está herido grave, grave, muy grave; o está grave; o simplemente, herido; ... Y de ahí, la camilla, la evacuación, regresando desde el Bulevard de los Ingleses, que por estar en el borde del mar, no permite evacuar a nadie por calles inexistentes en esa dirección. Y tomando el camino, claro, más corto hacia el Hospital asignado en el operativo, a cada una de las ambulancias, que han quedado en caravana, entrando con el oportuno, y más rápido goteo, con el orden conveniente. Operativo y movilización que en principio era para evacuar 50 muertos y más de un centenar de heridos. La información periódistica ha seguido, hablando, de 60 muertos, de 70, y ahora, de 80 MUERTOS, cifra siempre provisional. Los HERIDOS MÁS DE UN CENTENAR. Y hasta ahí -y con esa fórmula- pueden concretar las informativos de la Tele que estoy siguiendo, Euronews, en la que tengo algunos colegas, amigos, periodistas. Más de un centenar, han seguido dieciendo en cada informativo. Hasta que en el último, ahora, han podido añadir: de esos más de 100 HERIDOS, 50 ESTÁN GRAVES.--- Así que balance provisional: a las 5 de la mañana EL BALANCE sigue siendo de MÁS DE 80 MUERTOS, MÁS DE 100 HERIDOS, Y DE ELLOS, MÁS DE LA MITAD, 50 AL MENOS, ESTÁN HERIDOS GRAVES.
*++


BREXIT BRITÁNICO. LOS QUE VIVEN Y SE ENRIQUECEN (Incluidos familiares, colaterales y otros colgajos) A COSTA DEL TRABAJO DE LOS DEMÁS, MUCHOS DE LOS CUALES, ADEMÁS, PASAN POR SER NUESTROS REPRESENTANTES Y DIRIGENTES, NO NOS DOMINAN CON LA VIOLENCIA (Si no les hace falta), SINO CON LA MENTIRA Y EL ENGAÑO


El eurofederalismo o la cama de Procusto

Rebelión
Oumma
14.07.2016

Traducido del francés para Rebelión por Caty R.

En la mitología griega Procusto era un bandido y posadero del Ática. Tenía su casa en las colinas, donde ofrecía posada al viajero solitario. Allí lo invitaba a tumbarse en una cama de hierro donde, mientras el viajero dormía, lo amordazaba y lo ataba a las cuatro esquinas del lecho. Si la víctima era alta y su cuerpo era más largo que la cama, procedía a serrar las partes del cuerpo que sobresalían: los pies y las manos o la cabeza. Si, por el contrario, era de menor longitud que la cama, lo descoyuntaba a martillazos hasta estirarlo para adaptarlo al tamaño del lecho. (N. de T.)


Tras el estupor provocado por la revuelta popular del 23 de junio, los dirigentes de la Unión Europea se dedican a hacer como si no pasara nada, manteniendo lo esencial –perpetuar el orden de las cosas- e intentando minimizar los daños colaterales. Haciendo de la necesidad virtud, aplican el razonamiento de la rama podrida. Para conjurar el riesgo de contagio que amenaza el inestable edificio en construcción desde hace 30 años, en la amputación de un miembro traidor solo quieren ver un inconveniente pasajero. Lo importante es que se reanuden los negocios y todo siga igual, con 27 o con 28. 

La tentación del statu quo 

Para la Comisión, saldar las cuentas del brexit permitirá reducirlo pronto al inofensivo estado de un mal recuerdo. Al precio de una mutilación cuyo perjuicio consideran superable, hay que perpetuar ad libitum el espacio mirífico del gran mercado y mantener las reglas, como si nada sustancial debiera afectarle. Por otra parte, para los que no lo hayan comprendido, Jean-Claude Juncker ha dado una clase magistral al anunciar, desde el día siguiente del referéndum británico, la continuación de las negociaciones para la instauración del libre comercio con Canadá. 

Por su parte los partidarios del federalismo se regocijan en secreto de la deserción de un Estado que constituía un apéndice de la construcción europea. Sin duda imaginan que la UE ganará en cohesión y continúan promocionando un proyecto eminentemente progresivo que consiste en impulsar la integración incluso en el momento en que un pueblo de Europa acaba de abandonarla. Dicho proyecto se basa, por cierto, en un mito tenaz que emerge en cada crisis, como una serpiente de verano, y que se presenta como la solución soñada de los descarrilamientos recurrentes de la máquina comunitaria. Ese mito tenaz, lo sabemos, es la progresiva transformación de la UE en un auténtico Estado federal en nombre de una presunta comunidad de destino entre los pueblos del Viejo Continente.

Aplastar el Estado nación 

Perspectiva radiante sobre el papel, pero al precio de un grave distanciamiento del mundo real. Ignorando toda profundidad histórica, sus partidarios hacen como si la fabricación de una entidad supranacional pudiera ganar la partida a las naciones milenarias. Borrando de un plumazo tecnocrático la historia y la geografía consideran el Estado nación, en el mejor de los casos, la piedra angular de una época pasada. Lo ven, con desdén, como una especie de supervivencia arcaica destinada a marchitarse, incluso un simple catálogo de usos y costumbres revocable a conveniencia del orden de Bruselas. 

Por eso trabajan para su desgaste. Con el rodillo compresor de la integración quieren hacer que desaparezca ese Estado nación que consideran mohoso. Para proteger al capital de los caprichos democráticos del Estado nación lo van sustituyendo pacientemente, desde hace 30 años, por un aparato en el que la obediencia a los mercados es la garantía. El Estado nación ya está privado de su moneda, su política presupuestaria está encorsetada por reglas absurdas, tiene prohibida cualquier política industrial, está sometido a directivas escamoteadas a la deliberación popular, ¡pero no es suficiente! Con nuevas transferencias de soberanía que se justificarán agitando el espantajo del populismo o blandiendo el estandarte de la modernidad, el federalismo no cesará hasta dejar el Estado nación completamente desnudo. 

La cama de Procusto 

Poco importa que la realidad histórica de los Estados nación, testimoniada por la permanencia de referentes simbólicos que definen la idiosincrasia nacional, se ignoren en el