domingo, 30 de marzo de 2008

¿CENTRALES NUCLEARES? TRANQUIS, TRONCOS

En tiempos de Mari Castaña, cuando Franco, aquel dragón de las cuarenta cabezas, si se hacia la pregunta de ¿Centrales Nucleares?, los “rojillos” (¡que no eran tantos!) venían a responder: “pa tu puta madre”, y los que no eran rojos sino sólo “pogres,” más educaditos, respondían: no gracias. Pero eso era antes.
Ahora la cosa es distinta. Ahora saben los jefes del dinero y de la política que no se nos puede preguntar tal cosa, porque la respuesta volvería a ser que no.
Pero igualmente saben que debidamente tratada la cuestión, con tiempo y paciencia, bien planificada y dosificada la campaña de “comunicación,” nos la pueden meter y pegar el alpargatazo de la energía nuclear, a la que llegaremos a ver como cosa natural, “necesaria” para que el “pogreso” no se detenga. Ese “pogreso” que no es ni siquiera capaz de proporcionar trabajo digno para todo el que pueda trabajar.
Don Felipe González que se cargó de un ceporrazo al Socialismo español, que era incluso anti O.T.A.N. ahora se nos ha vuelto nuclear el hombre. Quiere la energía nuclear, igualito que el Partido Popular. Igualito también que los jefes de lo sindical mayoritario, Comisiones Obreras y Unión General de Trabajadores, cuyos síndicos se oponen al cierre de Centrales Nucleares.
Todo esto forma parte de la campaña “comunicativa” que nos tienen preparada los jefes del capital y de la política oficial para que al final seamos los primeros en querer la energía nuclear.
Es más, yo mismo me declaro partidario acérrimo de lo nucleico, de la energía nuclear por un tubo, porque la energía nuclear es limpia, barata y, sobre todo, eso, nuclear.
O sea, más sana que una manzana, razón por la cual, no habrá problema alguno, sobre todo para dar ejemplo, que los palacios de la Zarzuela y la Moncloa, para ir haciendo boca, los pongan en las torreta más alta de las centrales nucleares más gordas, al igual que el Congreso de los Diputados, el Senado, Colegios Mayores de hijos de riquetes, futuros dirigentes de lo político y lo económico, peluquerias y modas de alto standing, y cuando ya no queden más torretas de centrales nucleares donde poder colocar todo lo mas representativo de la sociedad, las urbanizaciones de la gente bien, donde viven Aznar, Miguelito Bosé, etc., o sea, la de los ricos y personal anejo, como queridas, queridos y demás, las construyan en los aledaños de dichas centrales nucleares, en tanto que los trabajadores, por tontos, pasen a vivir en los mejores parajes, lo mas alejados posible de esa centrales nucleares, para que no disfruten de sus vistas ni respiren los electrones descabezados que se escapen de ellas. Que se jodan. La energía nuclear para quien la pida y la promueva.
*

VAYA, VAYA CON EL REY (HAY TOMATE, O MÁS)

y (3)
Si el lector no forma darte de la Casa Real por vía de la comisión y quiere hacer sabroso negocio después del empandullo de la compra de la finca de Su Majestad y hermanas por parte de la quebrada CPV, no desespere, está a tiempo si dispone de un bolígrafo, una libretilla y una calculadora de las baratas y, claro es, unas mínimas nociones de resta y división.
La resta para calcular cuanto va a quitar, y la división para ver a cuanto toca entre los cuatro listos que se repartirán lo que hayan quitado. Legalmente, que aquí no se hace nada ilegal, otra cosa es que lo legal sea ju