sábado, 22 de marzo de 2008

VA SIENDO HORA

Que mis paisanos mucinipales sevillanos hayan acordado por mayoría, con la oposición del Partido Popular, hacer lo posible para que el ex presidente del gobierno español, José María Aznar, sea llevado ante el Tribunal Internacional de la Haya (cosa que no se hizo con San Husein para desvergüenza de todo tipo de políticos actuales) para ser juzgado por la participación personal que tuvo en la ilegal y criminal guerra de Irak, y por la apología del terrorismo internacional que hace de forma continuada.
Los enemigos de la sociedad, los que promueven los desórdenes públicos y los justifican, deben ser juzgados. Y si se lucran utilizando la información recibida en función del cargo ocupado, con más razón.
Y, puestos a remover esto de la responsabilidad personal (¡que ya vale del cuento de la responsabilidad “política”!), civil o penal, o de ambas a la vez, por los actos cometidos en el ejercicio del cargo, convendría ir promoviendo también los juicios de los igualmente ex presidentes del gobierno español, Adolfo Suárez y Felipe González, por los asesinatos cometidos durante sus respectivos mandatos por organizaciones amparadas por la sombra del Estado, como el GAL o el Batallón Vasco Frances, organización ésta, que hasta la fecha de su desaparición en 1891 contaba en su haber con una treintena de asesinatos
[1].
A ver si es verdad.
*
[1] Jorge Cabezas, Yo maté a un ETARRA. Secretos de un comisario de la lucha antiterrorista, p. 96, Ed. Planeta, S.A., Tercera edición, marzo de 2003.