miércoles, 2 de enero de 2008

¡SEGURO QUE ESTAMOS EN EL 2008 DEL XXI Y NO EN EL SIGLO XIX?

Mientras el Rey levanta su copa en Afganistán con los militares del Ejército español, y de paso, ya que estaba por allí, se da un bureo por Arabia Saudí para ver que tal me van a mí los petróleos por allá, los políticos Aragoneses andan jugueteando aquí a eso de la política, al brindis navideño; al ahora sí que sí; a la gallinita ciega y al planeamiento del mareo de la perdíz, para ver como nos la dan con queso otra vez, al tiempo que le preparan recursos públicos (sacos sobre sacos de millones de euros) a los tíos esos del Gran Escala, o de la Gran Cascada.
No sé muy bien como se tiene que escribir esa enorme zancochada de los "escalímetros" esos con el cuento de la inversión privada de 17 mil millones de euros para hacer decenas de casinos en el desierto de Los Monegros (¡ni que se hubieran vuelto tontos de remate los grandes capitalistas para arriesgar dinero de sus propios bolsillos).
Mientras todo eso acontece, que reina el Rey, brinda y mira por mis negocios, en tanto que los politicos aragoneses no prestan atención a los problemas domésticos, pero se las van averiguando el uno como alcanzar la gloria política en el gobierno central, el otro como seguir teniendo por el mango la sartén autonómica, y la mayoria de ellos, bien por cobardía personal, por ignorancia tambien personal o por simple amancebamiento de bolsillos, marchan en apretado haz al alegre son de "dame la manita Pepe Luis", para ver como se pone a disposición del Gran Escala ese los 17 mil millones de euros que se han encoñado en llevarse, lo cual supone mas hipoteca política y económica para Aragón, los vecinos de Aliaga, Teruel, a pesar de las instituciones aragonesas que las hay, de las representaciones políticas, que las tienen, y d