sábado, 27 de enero de 2018

TRIBUNAL CONSTITUCIONAL. PARECE QUE LA ABUELA ESTÁ PARIENDO


LA INVESTIDURA DE PUIGDEMONT

El ponente de la resolución del TC aboga por inadmitir el recurso del Gobierno
·        
El informe de los letrados del Constitucional ya coincidía con las conclusiones del dictamen del Consejo de Estado
·          
·         Sede del Tribunal Constitucional, en Madrid (Dani Duch)
 Comparte en
La Vanguardia
27/01/2018 13:36 | Actualizado a 27/01/2018 18:54

El ponente de la resolución sobre el recurso del Gobierno contra la candidatura de Carles Puigdemont, el magistrado Juan Antonio Xiol, ha defendido esta mañana en el pleno del Tribunal Constitucional (TC) que se inadmita la impugnación formulada por el Ejecutivo. Xiol se ha basado en el informe elaborado por los propios letrados del TC, que se pronuncia por el rechazo del mencionado recurso.
Xiol ha empleado todo el tiempo que ha durado la reunión del pleno del Constitucional a lo largo de la mañana, hasta su interrupción hacia las dos y media de la tarde. Por tanto, ha empleado una hora y media en dar al Constitucional todos los argumentos por los que, como ponente de la resolución que habrá de dictarse, considera que la impugnación del Gobierno debería ser inadmitida a trámite.Tales argumentos son, en sustancia, los que empleó el Consejo de Estado para pronunciarse en contra del recurso del Ejecutivo, considerándolo inadmisible por su carácter preventivo. Xiol, en todo caso, ha discrepado del informe de los letrados en algún punto de su argumentación, pero no en cuanto a sus conclusiones, ya que, como ellos, estima que el recurso debe ser rechazado.

El TC se ha constituido hoy con sólo 11 magistrados, lo que hace imposible que el debate se resuelva con el voto de calidad del presidente.

Una vez oído el extenso informe del ponente, y sus conclusiones sobre la inadmisibilidad de la impugnación del Gobierno, el presidente del TC, Juan José González Rivas, decidió suspender la sesión para que los magistrados pudieran almorzar. El debate, por tanto, será previsiblemente largo, ya que en la sesión de la mañana sólo ha tomado la palabra el ponente de la resolución, y no ha habido ninguna intervención más. Ningún magistrado, aparte del ponente, ha hablado aún, y todos ellos quieren hacer uso de la palabra.

El pleno del Tribunal Constitucional, por otra parte, se ha reunido hoy con la presencia de once de los doce magistrados que lo componen. El juez que no ha podido acudir a la reunión extraordinaria que se está desarrollando es Andrés Ollero, catedrático de Filosofía del Derecho y perteneciente a la mayoría conservadora del Constitucional. Ollero no ha podido asistir por razones de salud. Su ausencia impedirá que, en su caso, la decisión que adopte el pleno tenga que resolverse con el voto de calidad del presidente del TC, ya que siendo once los magistrados asistentes al pleno no es posible que se produzca una votación que concluya con empate.

El informe de los letrados del TC también propone la inadmisión del recurso del Gobierno
El informe preparado por los letrados del Tribunal Constitucional como base para la discusión del pleno de la institución propone la inadmisión del recurso presentado por el Gobierno. El informe de los letrados coincide con las conclusiones del dictamen del Consejo de Estado, en el sentido de que la impugnación formalizada por el Ejecutivo supone una actuación preventiva que en modo alguno encaja con la jurisprudencia del propio Constitucional.

El pleno del TC se ha iniciado, como estaba previsto, a la una de la tarde. Cuando los magistrados han llegado a la sala de reuniones ya tenían preparado encima de la mesa el informe de los letrados del gabinete técnico de la institución, elaborado a lo largo de la tarde y noche de ayer sobre la base de la respuesta dada en ocasiones anteriores cuando se ha pretendido una respuesta preventiva. De forma indubitada, el informe de los propios técnicos del TC considera que el recurso del Gobierno debería ser inadmitido porque, efectivamente, pretende que se tome para prevenir la eventualidad de la elección de Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat, cuando de momento sólo ha sido propuesta su candidatura. El informe no ve en esta decisión tomada por el president del Parlament, Roger Torrent, ilegalidad constitucional alguna.

El informe de los letrados del gabinete técnico del TC es un paso preceptivo siempre que el pleno se reúne para decidir sobre la admisibilidad o inadmisibilidad de un recurso de inconstitucionalidad. Lo habitual es que los magistrados actúen en consonancia con lo que el gabinete técnico de la institución haya propuesto. El criterio de los letrados es muy tenido en cuenta porque a su especialidad en derecho constitucional unen la circunstancia de conocer muy a fondo la jurisprudencia del propio Constitucional.
El criterio de los letrados es muy tenido en cuenta porque a su especialidad en derecho constitucional unen la circunstancia de conocer muy a fondo la jurisprudencia de la institución.

En este caso, el cúmulo de precedentes apunta en dirección de la no admisión del recurso, por coherencia con las resoluciones del TC en ocasiones anteriores cuando se ha presentado un recurso con una clara voluntad preventiva. Entre los magistrados del Constitucional se tendrá muy en cuenta el informe, porque existe plena conciencia de que, en caso contrario, la institución tendrá que explicar muy bien por qué modifica, e incluso contradice ahora su jurisprudencia. A mayor abundamiento, el fundamento esencial del dictamen elaborado por el Consejo de Estado para considerar que el recurso del Gobierno era improcedente consistía precisamente en que la impugnación tenía un claro propósito preventivo.
Los letrados del gabinete técnico del TC, en suma, han aplicado al caso los mismos criterios, llegando a la misma conclusión que el Consejo de Estado, con lo que sostienen con toda rotundidad que el recurso del Gobierno debe ser inadmitido a trámite. La consecuencia de mayor calado que tendría esta decisión, en el caso de que el pleno del Constitucional tome el mismo acuerdo que el Consejo de Estado y adopte la misma postura que los letrados de su propio gabinete técnico, sería que la propuesta del presidente del Parlament en favor de Carles Puigdemont como candidato a la presidencia de la Generalitat se mantendría en pie, porque no quedaría automáticamente suspendida, como ha pedido el Gobierno.
En caso de inadmisión a trámite