lunes, 16 de enero de 2012

ERA PRE CIVILIZADA, EPOCA RAJONIANA

QUE HA MUERTO MANUEL FRAGA, COSA DE AMNESIA HISTORICA

(A la derecha Manuel Fraga -siempre fue hombre de derechas- intentando engañar a los españoles en 1966 de que la radioctividad era lo mas parecido a un chupa chups de sabor a fresa)

Precisamente hoy, 16 de enero se cumplen 42 años del accidente de una fortaleza volante de EE.UU., B-52, sobre cielo andaluz, que transportaban en su panza 4 bombas termonucleares de plutonio y americio de 70 kilotones cada una de ellas que cayeron en Palomares, Almería, y porque Dios lo ha querido, que si no de qué, murió ayer Manuel Fraga Iribarne, león entre leones de la derecha española, sobre el que no dejan de caer loas políticas tanto de la derecha como de la derecha (izquierda “civilizada”).
Si por alguna razón yo tengo ganas de morirme es porque a ver si aunque sea por una sola vez y por el amor de Dios mediante, alguien dice sobre mi que fui simpático. Por amor de Dios sus lo ruego, una vez aunque sea, que fui simpático, no se os olvide, por favor.
Como de Manuel Fraga ya se han contado sus excelencias y yo de excelencias políticas no sé, la verdad, porque no veo políticos excelentes, me contentaré por decir contra don Manuel, que Dios lo guarde muy bien en su gloria, lo que sí debería ser dicho, que lo cortés no quita lo valiente ni constituirá obstáculo alguno para que don Manuel quede a la diestra del Padre.
Yo recuerdo a don Manuel como ministro de Franco participando en un Consejo de ministro donde se acordaron las últimas condenas a muerte que fueron ejecutadas, dando ya el franquismo sus últimas boqueadas a mediados de los setenta del siglo pasado. Lo recuerdo también miembro de un gobierno que anduvo muy cerquita de uno de los últimos crímenes de Estado del Régimen de Franco en Montejurra, antes de que Felipe González inventara los suyos. Pero no sólo recuerdo yo porque tenga muy mala leche y sea un mete patas y me haya entrado el desentone y el desmelene contra don Manuel Fraga Iribarne, que ya digo, Dios lo guarde bien y por los siglos de los siglos en su Gloria. Lo recuerda también Fermín Pérez-Nievas en un artículo de noticiasdenavarra.com: “
“Manuel Fraga y Montejurra 1976, más de 35 años de lucha
Aquel 9 de mayo se vivió una actuación ultraderechista que, años después, muchos entendidos han calificado como "la primera acción de los GAL". Desde la indiferencia de los cuerpos de seguridad del Estado, hasta la reserva de las habitaciones en el hotel Irache, pagadas por el Gobierno Civil de Navarra, pasando por las armas empleadas, todo desprendía cierto olor a la participación del Gobierno. El resultado, dos muertos y el intento de acabar, de forma violenta, con un partido político.”
Lo recuerdo también en Madrid, Avenida Goya derrochando energía en mangas de camisa comprando un periódico, y el derroche de energía consistía en que comprando un periódico, El Alcázar, parecía como si estuviera comprando cinco, pero vamos, que compraba uno.
También lo recuerdo en el hotel Corona de Aragón de Zaragoza quitándose la chaqueta para romperle la cara a un periodista que le hizo una pregunta que no fue de su agrado y en algunas frases suyas con respecto de los trabajadores, que siendo ingeniosas nos ofendía la mar de bien, no como los jefes de UGT y CC.OO que no hablan mal de los trabajadores pero nos joden vivos con hechos por los cuatro costados, eso sí, para ser obedientes y darles confianza a los mercados, que todo hay que decirlo.
De lo furo que era Manuel Fraga Iribarne en materia internacional, yo no digo nada, que digan los historiadores lo que quieran decir, allá ellos, pero que cuando lo nombró Franco Embajador en el Reino Unido, yo me vi ya con Gibraltar vuelto a la Madre Patria, porque fue un robo lo que nos hicieron los ingleses con Gibraltar, pero ¡kía!, que si quieres Catalina, Gibraltar quedo como estaba, propieté del Reino Unido.
Fue también Manuel Fraga Iribarne padre la Constitución Española que tanto beneficios ha llevado a algunos, y en esto, por mi padre que no diré nada, sólo que ha quedado hecha unos zorros y los bancos y la grandes empresas tienen garantizado todos los préstamos que le hagan al Estado español, incluso dejando de pagar pensiones o sueldos a los funcionarios si hiciera o hiciese falta, en virtud de la última reforma llevada a cabo por el PSOE, el PP y los grupos de derechas representados en el Congreso de los Diputados que es donde se cometen tales desmanes contra el pueblo trabajador español y demás gentes venidas de fuera a trabajar.
Y, nadie dude de los servicios prestados por Manuel Fraga Iribarne al Estado Español, al menos el embajador de EE.UU. en Madrid en 1966 no lo puede dudar, y si lo duda es que es un dudón, porque cuando lo mandó a que se bañara en las playas de Palomeras para engañar a todo el pueblo español y demostrar con su baño que las dos bombas atómicas que cayeron al suelo de Palomeras era nada, como si hubieran caído dos chupa chups, uno de sabor a menta y otro de fresa, que tampoco hay que hacer sangre con esto, Manuel Fraga Iribarne, cumpliendo con su deber de engañar al pueblo español, no lo dudó, se enfundó el bañador y chapuzón que se dio para tranquilizar al americano.
Si engañó o no Manuel Fraga Iribarne a los españoles con su baño a gusto del embajador americano (o si se resfrió, que esa es otra) y si la radioactividad de las bombas atómicas caídas en Palomares es buena o mala para la salud tampoco digo nada, porque no lo sé, lo que si sé es que: “Un reciente estudio realizado por el Instituto de Ciencia y Tecnología Ambiental, perteneciente al Departamento de Física de la Universidad Autónoma de Barcelona, titulado “Concentrations of plutonium and americium in plankton from the western Mediterranean Sea" y publicado en la revista “The science of the total environment”, ha aportado nuevos datos sobre las actuales consecuencias del accidente nuclear de Palomares.”, y llega a la siguiente conclusión: “…,parece evidente que estos estudios científicos demuestran fehacientemente que tras 38 años del accidente nuclear de Palomares, las consecuencias no sólo no se han disipado, sino que siguen y seguirán afectando a las comunidades biológicas de la zona durante los miles de años que estos elementos transuránicos, en especial el plutonio, tardan en degradarse.
Lo que también es evidente es la reacción anormal –o ausencia de la misma- de las distintas administraciones implicadas en el control de estos residuos radiactivos, del seguimiento epidemiológico de los habitantes de esta comarca y de los demás seres vivos que viven en ella.
En cuanto a los susceptibles políticos, habría que recordarles que es legítimo potenciar el desarrollo de estas áreas y nadie lo ha puesto en duda, pero que es un deber inalienable de los mismos procurar por la salud de los habitantes de esta zona, así como emplear todo el tiempo que utilizan en descalificar o quitar trascendencia a estos estudios, en defender realmente estos derechos y exigir que se investigue aún más, que se estudien soluciones paliativas y que dejen de actuar como un estorbo para el desarrollo de la ciencia.”
Y, como yo en realidad de lo que quería hablar era de la utilidad social de los servicios prestados a la Patria, para servicio de utilidad social el que realizaron los cuatro sudacas y los tres negros que reparando la barandilla derecha (de Huesca a Zaragoza) del Puente de Santiago en Zaragoza, cuando la Expo 2008, que ha quedado la mar de segura y hace que cuando nos asomamos al río no nos caigamos al agua, y lo demás son tonterías. Y no sé, porque no lo sé, como les habrá ido a esos siete trabajadores con las reformas laborales y disminución de sueldos que sus señorías, sindicalotes de por medio, están haciendo.

+**


.