viernes, 31 de mayo de 2019

Nada mas -- Atahualpa Yupanqui

SUECIA, BARRIO DE BILBAO O CUANDO LA MENTIRA PRESIDE LA INFORMACIÓN



Carta abierta a las redacciones de Radio y Televisión de Suecia

31.05.2019

El sábado 25 de mayo, represantes de organizaciones latinoamericanas y suecas en Estocolmo se manifestaron frente a las redacciones de Radio y Televisión de SUECIA (SR/SVT). Con un gran despliegue de lienzos expresaron su repudio y decepción ante la forma como se muestra la realidad latinoamericana.
Se hizo entrega de la siguente carta abierta:

A las redacciones de Radio y Televisión de Suecia
Con un llamado a informar de forma imparcial y objetiva sobre Venezuela
Nuestros servicios públicos tienen la tarea de transmitir información imparcial y objetiva a los espectadores y oyentes, otorgando en lo posible información objetiva y equilibrada sobre los acontecimientos mundiales. Esto no es el caso cuando se trata de la crisis en Venezuela.
En los principales medios de comunicación de Suecia, incluídos los servicios públicos de radio y televisión, reina un silencio sobre la guerra económica de Estados Unidos. Guerra que impide a Venezuela importar medicamentos, alimentos, semillas y otros bienes necesarios para el sustento de la población, y le impide vender petróleo para poder financiar las importaciones. En cambio, las deficiencias causadas por la guerra económica de Estados Unidos son atribuídas a la mala gestión del gobierno venezolano. La guerra económica de Estados Unidos ("sanciones") le ha costado a Venezuela más de 30 mil millones de dólares desde agosto de 2017, incluida la incautación de las compañías petroleras venezolanas por 7 mil millones de dólares en efectivo y 11 mil millones en ingresos por exportaciones.
Adherirse al apoyo de los medios de comunicación estadounidenses para el autoproclamado "presidente de transición" en Venezuela, entrenado en los Estados Unidos, carece a la vez de sentido y conocimiento de la historia, porque implica ignorar el propósito de los Estados Unidos, tan sinceramente formulado por el Asesor de Seguridad John Bolton, refiriéndose a la doctrina Monroe (“América para los americanos”). Esta doctrina, desde la guerra contra Cuba en 1898, ha sido el fundamento de guerras, golpes de estado, terror y torturas perpetradas por los Estados Unidos, en su afán por dominar a los pueblos y recursos naturales de América Latina y el Caribe. Parece que esta doctrina ha sido completamente olvidada por los medios de comunicación suecos, a pesar de la obvia intención del presidente Trump de prolongarla.
Nosostros somos testigos vivos del terror ejercido por Estados Unidos contra nuestros pueblos. Somos refugiados en Suecia después del golpe de Estado apoyado por los Estados Unidos contra el Presidente de Chile, Salvador Allende, y las dictaduras militares, que fueron impuestas en prácticamente toda América Latina a base del terror y la tortura masivos.
Estamos consternados y profundamente conmocionados por el hecho de que los medios suecos, incluídos aquellos que forman parte del bien público del país democrático y solidario que nos recibió, contribuyen hoy a presentar el intento fallido de golpe de Estados Unidos en Venezuela como un levantamiento popular contra un gobierno inepto. Contribuyen al silencio que prevalece sobre la guerra económica de Estados Unidos para someter por hambre al pueblo venezolano. Ocultar el apoyo manifiesto de la mayoría por su presidente electo y la falta evidente de apoyo popular al candidato presidencial autoproclamado no debe ser la tarea de la televisión y radio suecas. Al contrario, los medios de comunicación deben declarar que el reconocimiento del gobierno sueco a este autoproclamado presidente es una violación del Derecho Internacional y de la Carta de las Naciones Unidas. Algo de lo cual el gobierno noruego se ha dado cuenta y se ha abstenido de apoyar, al igual que la mayoría de los paíse