viernes, 24 de mayo de 2019

VIETNAM. UNA HISTORIA QUE COMO NO APRENDAMOS SE REPETIRÁ



Vietnam. Una lección de la historia que los gobiernos yanquis se han negado a digerir


TERCERAINFORMACIÓN
23/05/2019

Una lección de la historia que los gobiernos yanquis se han negado a digerir por una  prepotencia exacerbada…

“Por cada diez de los nuestros que matéis, nosotros mataremos a uno de los vuestros. Y al final vosotros os cansaréis antes.” Ho Chi Minh.

A 65 años de la aplastante derrota de los ejércitos de la Francia colonialista en la batalla de Dien Bien Phu por el pueblo vietnamita, librada entre los meses de marzo y mayo de 1954, es demasiado oportuna la ocasión para que recordemos, a propósito de la amenaza que nos hace el gobierno gringo de Trump de invadir militarmente  a nuestro país, que un poco más de veinte años después de esa trágica experiencia gala, ese mismo pueblo de campesinos le propinó una derrota mucho peor a los yanquis, quienes tuvieron que huir despavoridos de Saigón en abril de 1975, luego de que por casi nueve años y por largos períodos de 30 a 60 días ininterrumpidos y después de que en agosto de 1964, Washington le comunica a su pueblo y al mundo lo que ha sido una de sus más grandes mentiras históricas, conocidas hoy como las llamadas “Fake News” o los “falsos positivos” colombianos, que dos de sus destructores que navegaban por la Bahía de Tonkin habían sido agredidos por barcos torpederos norvietnamitas y fue a través de la voz del propio secretario de Defensa de, entonces, Robert McNamara, quien anuncia  que, efectivamente, “hay pruebas inequívocas de un segundo  ataque no provocado contra EEUU”, la Indochina en general (Vietnam, Laos y Camboya), fue ferozmente atacada por muchísimas más bombas que las que utilizaron los aliados y la Unión Soviética contra la Alemania Hitleriana durante la Segunda Guerra Mundial.


Saigón: en los techos de la embajada de Estados Unidos, peleas para escapar en los últimos helicópteros

Entre 1964 y 1973 Estados Unidos lanzó sobre Laos más de 2 millones de toneladas de bombas en 580.000 misiones aéreas, es decir; una media de una operación de bombardeo cada 8 minutos, día y noche, y unos 800 kilos de explosivos por cada uno de los 2,5 millones de habitantes, hombres, mujeres, niños y ancianos, con que contaba entonces el país. La mayoría eran campesinos que no entendían por qué se les castigaba…”

Vale acotar que vídeos de esa vergonzosa huida de los yanquis que hemos referido estuvieron colgados en la red  hasta hace menos de dos a tres años y obviamente, ante la actual crisis del capitalismo y su empeño en restaurar sus viejas estratagemas que lo llevaron a la cima, se imponía la necesidad  de borrar esas evidencias que apuntan a que el Gran Timonel, Mao Tse Tung, tenía razón, cuando aseguró que el imperialismo yanqui no es más que un tigre de papel. En sus propias palabras, durante conversaciones que sostuvo con dirigentes de países del  tercer mundo, esto les dijo en Pekín, en 1956: “…el imperialismo norteamericano exhibe una gran fuerza, pero en realidad no la tiene. Políticamente es muy débil, porque está divorciado de las grandes masas populares y no agrada a nadie; tampoco agrada al pueblo norteamericano. Aparentemente es muy poderoso, pero en realidad no tiene nada de temible: Es un tigre de papel. Mirado por fuera parece un tigre, pero está hecho de papel y no aguanta un golpe de viento y lluvia. Pienso que Estados Unidos no es más que un tigre de papel.”

Los pueblos más allá de las palabras visionarias del líder chino, siempre lucharon por lograr su libertad e independencia. A ninguno de los pueblos del mundo conquistar esos derechos les ha resultado nada fácil. Han