domingo, 20 de mayo de 2018

DEL PP Y LA CULANDRA DE LA CORRUPCIÓN DEL PP ( siempre nos referimos en este aspecto a jefes, jefatones, ministras de conyugal y conyugales y pirulos de chichimaster tal que Cifuentes porque le sale del cichilaureado o Esperanza la veloz, y no a militantes o votantes honrados) MANTENIDA POR LOS OPOSICULANDROS DEL PSOE Y CIUDADANOS, UNA CULANDRA DE LAS CONOCIDAS, DEL SEÑOR CASADO DEL PP

PABLO CASADO BLANCO : ESTE ES MI CURRICULUM PERO SI NO LE GUSTAN TENGO OTROS

Del Blog Los Genoveses

LAS NOTICIAS SOBRE EL SUSODICHO

PABLO CASADO ENTRARÁ EN LA EJECUTIVA DEL PP DE MADRID
Pío García Escudero anuncia que "va a contar" con él en la nueva dirección del partido impuesta por Génova tras la salida de Cifuentes

Pío García Escudero, nombrado por Mariano Rajoy presidente del PP de Madrid tras la salida de Cristina Cifuentes, ha anunciado que va a contar con Pablo Casado, vicesecretario de Comunicación, para formar parte de la dirección del PP en Madrid, "porque es uno de los puntales del partido popular de Madrid". Ha realizado estas declaraciones en los pasillos de la Asamblea de Madrid tras asistir a la primera parte del pleno de investidura de Ángel Garrido y en respuesta a una pregunta sobre si las informaciones que están apareciendo sobre un supuesto trato a favor para aprobar la carrera de Derecho le invalidarían para ocupar un puesto semejante. "Me gustaría que este asunto que está bastante enmarañado se aclarara cuanto antes y para bien", ha puntualizado García Escudero.

Además, Casado se enfrenta a la investigación abierta por la juez que instruye el caso Cifuentes, Carmen Rodríguez-Medel, que ha abierto una pieza separada para esclarecer las dudas en torno al máster de Casado, que cursó el mismo posgrado que la expresidenta madrileña pero antes. A raíz de las informaciones publicadas por EL PAÍS, Casado admitió que hizo el máster sin ir a clase y que solo cursó cuatro de las 22 asignaturas gracias a las convalidaciones, que además aprobó mediante trabajos.

El directivo popular y presidente del Senado, tiene plenos poderes sobre el partido regional tras su nombramiento como presidente del PP autonómico por el Comité Ejecutivo Nacional, y debe decidir quien forma parte de esta nueva etapa en la directiva regional. Fuentes de la dirección nacional han mostrado su interés porque García Escudero amplíe el amplíe el número de integrantes de los órganos directivos para así renovar las estructuras de la formación.

https://elpais.com/ccaa/2018/05/17/madrid/1526559078_181613.html
UNA DIPUTADA DEL PP PRESIDÍA EL CENTRO EN EL QUE PABLO CASADO SE SACÓ LA CARRERA
Lucía Figar, imputada en la trama Púnica y que también obtuvo su escaño en 2007, lideraba el Patronato del colegio

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, aprobó 12 asignaturas en el Centro Cardenal Cisneros, adscrito a la Universidad Complutense, de las 25 de Derecho, en tan solo cuatro meses y justo después de ser elegido diputado en la Asamblea de Madrid.

Es decir, aprobó el 48% de la titulación entre junio y septiembre de 2007. Poco antes, en mayo de 2007, Pablo Casado se había convertido en diputado de la Asamblea de Madrid. Según el diario ‘El Mundo’ el entonces presidente de Nuevas Generaciones de Madrid consiguió el título en base a constantes llamadas de altos cargos del PP “presionando” a profesores para que le aprobasen las asignaturas.

Una información que a lo largo de todo el miércoles, Casado ha negado de forma tajante. El dirigente del Partido Popular dice que sufre "escarnio" y niega trato de favor en su título de Derecho.

Centro Cardenal Cisneros

Al igual que Pablo Casado, el Centro Cardenal Cisneros -adscrito a la Universidad Complutense de Madrid-, también ha negado "de forma tajante que se haya dado un trato preferente o de favor a ningún alumno".

Sin embargo, la Complutense ha reclamado el expediente de estudios del vicesecretario de Comunicación del Partido Popular y ha advertido que "actuará con contundencia si hay indicios de la más mínima irregularidad".

Se da la circunstancia de que la entidad titular del Centro es la Fundación Cardenal Cisneros, siendo el Patronato su órgano de gobierno.

Entre junio y septiembre de 2007 -meses en los que según el diario ‘El Mundo’ Pablo Casado aprobó asignaturas gracias a la “presión” del PP, el Patronato del Centro académico estaba presidido por la entonces también diputada autonómica, Lucía Figar.

Lucía Figar y el Patronato

En concreto, Figar obtuvo su escaño en la Asamblea al mismo tiempo que Pablo Casado, en las elecciones autonómicas del 27 de mayo de 2007. Días después, el 20 de junio de 2007, Fígar fue nombrada consejera de Educación. De este modo, pasó a presidir el Patronato del Centro Cardenal Cisneros.

Una presidencia que fue posible gracias al Real Decreto 49/1997, de 3 de abril, por el que se cambió el funcionamiento del centro académico y se decidió que la presidencia del patronato recayera en el Consejero de turno de Educación de la Comunidad de Madrid. Así se decidió previa deliberación del Consejo de Gobierno de la Comunidad, ya entonces en manos del Partido Popular.

Entre sus funciones, el Patronato de la Cardenal Cisneros que entonces presidía Lucía Figar, decidía el nombramiento del director del colegio, la aprobación de las propuestas de contratación del profesorado o las actividades que se desarrollaban en el centro académico.

La Consejería se pronuncia pero no el PP

ElPlural se ha puesto en contacto con la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid que aseguran que no existe una situación “especial” o “concreta” para relacionar los aprobados de Casado con la presidencia de Figar del órgano de gobierno del centro en el que cursó su carrera.

Desde la Consejería de Educación insisten que el nombramiento de Figar al frente de este patronato “se produce de manera automática”. Es decir, desde que naciera la fundación, el encargado de presidirla es siempre el consejero de Educación de ese momento.

Este periódico también se ha puesto en contacto con el Partido Popular para obtener una valoración de la formación política y de Casado, no obteniendo respuesta hasta el momento.

Figar, una ‘popular’ imputada en la ‘Púnica’

Lucía Figar se ganó la fama tras aplicar en 2014 un paquete de recortes a la Educación contra los que luchó la Marea Verde.

Pero no fue su único punto negro en su trayectoria política. En junio de 2015, fue imputada por malversación y prevaricación dentro de la trama Púnica por los contratos con dinero público, por valor de 80.000 euros, para hacer trabajos de reputación con el empresario Alejandro de Pedro. Los informes de la UCO la fueron cercando hasta que se formalizó su imputación por parte del juez Eloy Velasco.

Poco después, Figar presentó su dimisión. En 2015 hubo de nuevo elecciones municipales y su imputación dificultaba la investidura de Cristina Cifuentes y su pacto con Ciudadanos.

https://www.elplural.com/politica/2018/05/16/una-diputada-del-pp-presidia-el-centro-en-el-que-pablo-casado-se-saco-la-carrera
ASÍ ES EL CES CARDENAL CISNEROS, EL COLEGIO EN EL QUE APROBÓ DERECHO PABLO CASADO
Con casi medio siglo de actividad y adscrita a la Complutense, la actualidad la ha colocado en el centro de la polémica sobre el título del diputado del PP.

La información publicada por el diario El Mundo sobre cómo Pablo Casado aprobó media carrera de Derecho en el mismo curso que obtuvo su primer escaño en la Asamblea de Madrid, ha hecho que la titulación de un miembro del Partido Popular vuelva a ser objeto de polémica y comentarios. Igual que con el asunto del máster de Cristina Cifuentes y que, unido a la filtración del vídeo de la seguridad privada donde la ex presidenta de la Comunidad de Madrid hurtaba un par de cremas, muchas miradas se dirigen de nuevo al centro en el que el diputado por Ávila cursó sus estudios. También al supuesto trato de favor, presiones incluídas por parta de otra ex presidenta, Esperanza Aguirre, que habría recibido por parte de las autoridades universitarias.

Casado, que en las últimas semanas ha tenido que aclarar la procedencia de uno de sus títulos emitidos por la Universidad de Harvard y ayer se supo que será investigado como Cifuentes por el mismo máster de la Universidad Rey Juan Carlos, ya ha respondido a través de sus redes sociales. En las entrevistas que ha concedido esta mañana en cadenas como la COPE y la SER ha insistido en defender su honor.

La noticia sobre mi carrera de hace 15años es falsa y atenta contra mi honor. Se basa en difamaciones anónimas sin pruebas y calumnia a la universidad y sus profesores. No hay ninguna irregularidad en mi expediente y así lo demostré con toda la documentación. Basta ya de injurias

— Pablo Casado Blanco (@pablocasado_) 6:56 - 16 may. 2018
Tampoco han tardado desde el centro donde Casado completó sus estudios de Derecho en emitir un comunicado oficial en el que desmienten rotundamente las informaciones publicadas por El Mundo y se niega "de forma tajante" que "se haya dado un trato preferente o de favor a ningún alumno".

Comunicado del Centro de Enseñanza Superior Cardenal Cisneros en relación con la información publicada hoy, miércoles, por el diario el Mundo.

— CES CardenalCisneros (@vivecisneros) 10:59 - 16 may. 2018
Recapitaulando someramente la historia, el entonces presidente de Nuevas Generaciones había cursado Derecho en ICADE, una de las universidades privadas más prestigiosas y exigentes del país, entre 1999 y 2004. Allí aprobó 22 asignaturas, la mitad de una carrera de cinco cursos. Al agotar allí las convocatorias pidió el traslado de su expediente al CES Cardenal Cisneros, un centro adscrito a la Universidad Complutense de Madrid que funciona como si fuera privado. Según un profesor de esta última, "ofrece la posibilidad de obtener un título con el sello de la Complutense pero con algunas facilidades extra; por ejemplo, sus profesores se eligen a dedo y no están sometidas a un control académico como el de la UCM". Lo cierto es que en el perfil de Casado en el Congreso de los Diputados aparece como Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense. "ICADE o [San Pablo] CEU te pueden parecer mejor o peor sus programas curriculares pero se juegan su prestigio, son los primeros interesados en que no salgan de sus centros gente con títulos regalados", continúa.

Algunos ex alumnos consultados aseguran que el Cardenal Cisneros, fundado en 1971 y con cuatro grados universitarios –Psicología, Administración y dirección de empresas, Derecho y Derecho + ADE–, es un centro de máxima exigencia. Otro que cursó Derecho en cambio habla de "una academia de apoyo para los que son incapaces de sacarse la carrera por las vías tradicionales".

"El tipo de estudiantes que se matricula allí suelen ser del barrio", explica otra antigua alumna. "Gente que vive en la parte norte del Barrio de Salamanca; no son tan pijos como para ir al CEU, ni tan clase media como para ir a la Complutense. En el fondo, están buscando una educación continuista respecto a la que recibieron en el instituto".

Sin una adscripción ideológica definida pero con cierta orientación conservadora –entre sus profesores está el hijo de un ministro franquista y antiguos cargos de confianza del Partido Popular–, está ubicada en la céntrica Avenida de América, en el corazón de Madrid, algo de lo que hace gala en su web. También de la eficacia de su atención personalizada. Curiosamente, en el momento en el que el foco se ha colocado sobre ella, está preparando su jornada de puertas abiertas, que tendrá lugar este próximo sábado 19 de mayo.

Coaches, influencers y contactos

Además de los cuatro grados ya mencionados, el CES Cardenal Cisneros tiene entre su oferta titulaciones y cursos perfectamente adaptadas a la realidad laboral de la España contemporánea. Llama la atención un título propio de Psicólogo experto en Coaching, que entre los puntos de su programa incluye la creación de "una doctrina fundamentada en la investigación científica y en la mejor práctica profesional" así como la aspiración de convertirse en "el referente académico en la práctica del Coaching en la formación de vanguardia" y contribuir "a la mejora del bienestar humano y a una sociedad mejor".

También existe un curso para influencers, que durante cuatro meses y a razón de una matricula de 1.500 euros, está enfocado además "a emprendedores que quieren montar su empresa, o a profesionales que quieran trabajar en agencias de comunicación, agencias de medios, marketing digital, publicidad" y que como se informa desde el centro, puede paginarse con cualquier rama y universidad.

Uno de los puntos fuertes del CES Cardenal Cisneros también es la bolsa de prácticas y los convenios firmados con importantes empresas e instituciones públicas. Del sector financiero destacan Banco Santander, The Royal Bank of Scotland, Barclays Bank o Price Waterhouse, compañías como Repsol, Unión Fenosa, Accenture y Vodafone, o algunos de los principales despachos de abogados de España. También tienen desde el centro convenios para sus alumnos con la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Móstoles, el Consejo General del Poder Judicial, el Ministerio de Agricultura o el Colegio Oficial de Registradores de la Propiedad. En suma, una larga e interesante serie de contactos a los que aquellos que cursan sus estudios en el CES Cardenal Cisneros tienen acceso.
EL GOBIERNO DE ESPERANZA AGUIRRE CONTROLABA LA UNIVERSIDAD PRIVADA DONDE PABLO CASADO APROBÓ MEDIA CARRERA EN 4 MESES

El Centro de Estudios Superiores Cardenal Cisneros, donde el vicesecretario del PP aprobó 12 asignaturas de 25 entre junio y septiembre de 2007, pertenece a una fundación pública de la Comunidad de Madrid creada en la época de Gallardón

El patronato, que es el órgano de gestión del centro, está siempre presidido por el consejero de Educación de turno: en aquel año académico fueron Luis Peral y Lucía Figar

"Jamás he llamado para presionar en favor de Pablo Casado", ha dicho Aguirre, que ha obviado que esa Universidad pertenece a una fundación que estaba entonces bajo su control

El vicesecretario de Comunicación del Partido Popular, Pablo Casado, ha negado haber recibido ningún trato de favor al sacarse su carrera de Derecho en el centro privado Cardenal Cisneros del barrio de Salamanca de Madrid. En cuatro meses y recién elegido diputado autonómico en Madrid aprobó, entre junio y septiembre de 2007, 12 asignaturas de las 25 de las que constaba la carrera de Derecho, según ha adelantado este miércoles el diario El Mundo.

Casado se cambió a ese centro adscrito a la Universidad Complutense porque le pillaba más cerca del trabajo, según ha dicho en varias entrevistas. Pero hay otra 'cercanía' en la titularidad del centro de estudios que el político no ha mencionado: aunque es un centro privado, estaba (y está) bajo la tutela del gobierno regional, que entonces dirigía Esperanza Aguirre.

Esto es así porque el Cardenal Cisneros es una fundación universitaria privada pero de titularidad pública, creada en 1998 por un decreto autonómico bajo el gobierno del presidente del PP Alberto Ruiz-Gallardón.

El patronato, según sus propios estatutos, es el órgano competente en "todo lo que concierne al gobierno y administración" del centro. Y el presidente del patronato es siempre el consejero de Educación de turno. En el año en el que Casado acabó la carrera (2007) fueron titulares de esa cartera Luis Peral y Lucía Figar, que sustituyó a Peral el 20 de junio de 2007 hasta su dimisión en 2015 por su imputación en la trama Púnica.

Además, el consejero de Educación también nombra a 6 de los 11 miembros del patronato, incluido el vicepresidente, de modo que a efectos reales la gestión de esta universidad privada está tutelada por la Comunidad de Madrid, la misma autonomía en la que Casado acababa de ser elegido diputado regional cuando aprobó media carrera en cuatro meses. El poder del patronato es máximo y entre sus competencias está desde "ejercer la inspección" (art.17) a nombrar cargos directivos, aprobar las contrataciones o la legislación universitaria. Aunque la gestión es de la Comunidad, fuentes de la Consejería de Educación puntualizan a eldiario.es que las cuestiones académicas las lleva el propio centro y los estándares de calidad, la universidad a la que está adscrita.

"Jamás he llamado ni para interesarme ni para presionar en favor de Pablo Casado", ha dicho Esperanza Aguirre este miércoles sobre el expediente académico del vicesecretario del Partido Popular. Lo que no ha dicho es que esa Universidad pertenece a una fundación pública que entonces estaba bajo su mandato. "Acababa de conocer a Pablo", ha insistido. Sin embargo, él fue presidente de Nuevas Generaciones de la Comunidad de Madrid con Aguirre de presidenta del partido y la Comunidad, prácticamente en el mismo periodo político. Son colaboradores cercanos durante casi una década y en 2007, cuando aprueba Casado, llevan al menos dos años coincidiendo en estos cargos.

La fundación pública era y es la titular de este centro universitario creado en 1971, cuatro años antes de la muerte de Franco. Tras la llegada de la democracia, el gobierno central le traspasó la titularidad a la Comunidad de Madrid por Real Decreto en 1985 ,y así funcionó hasta que en 1998 se aprobó la creación de la fundación universitaria, "sin ánimo de lucro, constituida por la Comunidad de Madrid", como recoge el decreto publicado por el gobierno autonómico. Un año antes, el patronato, controlado por la Consejería de Educación, había solicitado crear una fundación a la que traspasar la titularidad.

El control, de Educación

Por encima del patronato del Centro Cardenal Cisneros hay un "protectorado", que es el que debe controlar las cuentas y la gestión de la fundación. En este caso, el sujeto coincide y es precisamente Educación, ahora dirigida por Rafael Van Grieken, el organismo encargado de la inspección, además de ejercer la presidencia del patronato.

eldiario.es ha preguntado tanto a Educación como al centro por las cuentas y las memorias de esta fundación de titularidad pública, que deberían estar colgadas públicamente en virtud de la Ley de Transparencia (artículo 2.1.h sobre fundaciones), tal y como confirman expertos en derecho administrativo a este medio. La Consejería no ha respondido aún a este aspecto aunque especifica que las cuentas son fiscalizadas por el Tribunal de Cuentas. Desde el centro privado señalan que han encargado un informe para ver si están o no sometidos a Transparencia, sobre la que aseguran estar muy concienciados, ya que, según su explicación, existen dudas legales al respecto. De momento, esas cuentas no están publicadas. Ambos organismos coinciden en que el centro Cardenal Cisneros no recibe subvenciones.

De momento, la Universidad Complutense de Madrid ha solicitado el expediente, actas y calificaciones al centro adscrito privado donde cursó su último año de Derecho el vicesecretario. El centro Cardenal Cisneros niega cualquier trato de favor, mientras Casado denuncia que las acusaciones son "absolutamente falsas". El nuevo escándalo en torno al expediente de Cifuentes ha estallado 24 horas después de que eldiario.es adelantara que la jueza que investiga el máster de Cifuentes ha iniciado una investigación específica sobre el máster que Casado cursó en la Universidad Rey Juan Carlos.

https://www.eldiario.es/sociedad/universidad-Pablo-Casado-controlada-Aguirre_0_772023252.html
PROFESORES DE DERECHO: "ES IMPOSIBLE HACER MEDIA CARRERA EN UN AÑO"
"Es tremendamente anormal aprobar de golpe media carrera de Derecho. Lo normal es que los alumnos vayan a clase, se saquen un curso por año y falten a una o dos asignaturas. Si eres un poco malo, tardas un año más en terminar. Si eres muy malo, tardas tres años. Pero que un alumno se lo tome con tanta calma y de repente apruebe casi tres cursos a la vez es casi imposible". Habla una alta fuente universitaria que pide mantener el anonimato -como todas las demás- porque nadie quiere "hablar mal de otros compañeros". Pero el sentir mayoritario entre profesores y catedráticos de Derecho de varias universidades españolas en relación al grado cursado por Pablo Casado en el Cardenal Cisneros de Madrid es que parece "extraño", "improbable", "excepcional" y "poco creíble" lograr aprobar 12 asignaturas "de las de antes, de las del plan antiguo", en apenas un curso, teniendo encima que compaginar los estudios con el cargo de diputado en la Asamblea de Madrid. En su entorno argumentan que el dirigente del PP se esforzó "a tope" durante el verano de 2007, que hizo un "esfuerzo definitivo" para terminar la carrera y aprobó.

"Me resulta extraño e irregular. Suena fatal. No conozco ningún precedente y me da la sensación de que le han aprobado sin merecerlo", expresa un catedrático de Derecho Constitucional de una universidad de Castilla y León.

"Es una sinvergonzonería", manifiesta un profesor de Derecho Mercantil de la Universidad de Alicante. "En esos años existía todavía el plan antiguo y eran asignaturas anuales, no cuatrimestrales como las de ahora. Era un plan que comprendía un total de 25 materias repartidas en cinco cursos. Eso significa que había que aprobar cinco asignaturas por cada curso. Pero Casado, de un plumazo, aprobó 12 en un solo curso", explica. Y añade: "Si habláramos en términos de créditos, como ahora, esas 12 asignaturas equivaldrían a 150 créditos. ¡150 créditos en un año es una barbaridad! ¡Este hombre es He-Man!".

Todas las fuentes resaltan que las licenciaturas de antes eran "mucho más duras" que los grados de ahora. "Podría decirse que el nivel de dificultad es el doble", valora un catedrático de Derecho de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, donde Casado cursó otra carrera de Administración y Dirección de Empresas y también el polémico máster de Cristina Cifuentes, aunque en otra promoción. El vicesecretario de Comunicación de los populares admitió que le convalidaron 18 de las 22 asignaturas de este posgrado. Y algunas fuentes intuyen que en las convalidaciones -o en las llamadas "convalidaciones extraoficiales"- puede estar el fondo del asunto. Un catedrático de la Uned cree que "puede haber ocurrido que el alumno llegara de Icade y hablara con el profesor del Cisneros y que éste viera que la asignatura era la misma, comparara ambos programas y le hiciera una especie de convalidación extraoficial, eximiéndole de hacer un examen o evaluándole sólo del una parte del temario".

"No tiene sentido examinar al alumno dos veces de lo mismo y esto ocurre con los estudiantes de Erasmus. Puede darse también con estudiantes que pasan de una universidad a otra y a los que no se les convalida todo lo que se les debería convalidar. Eso sí, es algo excepcional, pero no imposible". "Si son asignaturas idénticas, puede tener sentido", apunta otro profesor titular de la Rey Juan Carlos, que también dice, a modo de disculpa, que en los años anteriores a la aplicación del Proceso de Bolonia "se produjo un auténtico caos" en las universidades españolas. "En cualquier caso, desde mi experiencia docente no me parece muy normal lo de Casado. Yo nunca he tenido un estudiante que aprobara tantas asignaturas a la vez", añade.

"Es muy complicado sacarse 12 materias, sobre todo estando en política", resume otro docente de la Rey Juan Carlos. "Y para aprobar hay que ir a clase, lo normal es que los alumnos vayan a clase. Así que, en su caso, tenía un triple obstáculo".

http://www.elmundo.es/espana/2018/05/17/5afc9213468aebbb728b45ab.html
EL EX DIRECTOR DEL CENTRO CARDENAL CISNEROS: "AGUIRRE LLAMABA PARA QUE CASADO TERMINARA LA CARRERA"
Aguirre al director de la Cardenal Cisneros, 'A ver qué haces con este muchacho, que tiene que acabar'

El ex director del centro durante los años que estudió Pablo Casado reconoce haber sufrido llamadas desde el PP para licenciar al político
La Complutense pide información sobre los estudios de Pablo Casado
Pablo Casado aprobó de golpe media carrera el curso que logró el escaño

"Pablo Casado apareció por el Cisneros de la mano de Esperanza Aguirre; le llevaron allí porque le quedaban varias asignaturas para acabar Derecho [...]. Debió de atascársele Icade, que suele suceder, porque Icade tiene muy mala leche", comienza su explicación a EL MUNDO

Alberto Pérez de Vargas, que fue director del Centro de Estudios Cardenal Cisneros entre 2005 y 2013, lo que incluye los años en que Pablo Casado pasó por allí, entre 2005 y 2007."Aguirre decía: 'Hombre, cuídame a este chico, que tengo mucho interés'", señala Pérez de Vargas, que confirma así lo publicado este miércoles por este diario: que Casado obtuvo su licenciatura en Derecho con "facilidades", admite él textualmente, y con trato de favor según otros docentes -"le regalaron parte del título", llegaron a sostener dos de ellos- en el Cardenal Cisneros, un centro adscrito a la Complutense y dependiente orgánicamente de la Comunidad.

Después de trasladar su expediente desde Icade, donde arranca sus estudios en 1999, al Cisneros, en 2005, el actual portavoz del PP logró el título en 2007 aprobando de golpe 12 asignaturas, el 48% de la carrera, en los cuatro meses posteriores a conseguir su acta de diputado madrileño, gracias a las intensas llamadas de altos cargos del PP y con presiones a varios profesores, según ellos mismos. "¡Uf! Llamaron muchos", dice Pérez de Vargas, "y también las llamadas de la presidenta de la Comunidad: que a ver qué haces con este muchacho, que tiene que acabar. Pero eso lo hacen todos, ¿eh? Leguina, Aguirre... Como sea uno de ellos, llaman", dice el ex director, con quien este diario habló hace tres semanas.

Pablo Casado aprobó de golpe media carrera el curso que logró el escaño. Leer más

¿Cómo respondió Pérez de Vargas a esas llamadas? "¿Que qué hice? Pues les dije a los profesores: 'Aquí está éste'. Lo que hicieran ya es cosa suya, a nadie se le obligó a aprobarle, eso no", sostiene al ser preguntado si transmitió esas presiones de los políticos. Y relata un episodio concreto con el actual portavoz del PP: "Él me llevó una carpeta con lo que tenía que convalidar, muy bien ordenada; me lo llevó a mí para que yo se lo pasara a los profesores y como mucho podía haber cinco o seis asignaturas [que cursase, pues de las demás reclamaba la convalidación]"."Lo que sí hubo fueron facilidades. Si al profesor de turno le dio la gana de aprobarle sin examen, adiós muy buenas. Irregularidad de que se forzara no, pero hubo mucho interés, eso es verdad. Te decían que no tenía tiempo, y él mismo decía: 'Es que estoy muy liado'", asegura el ex director, quien admitió también a este diario que la propia presidenta de la Comunidad le había designado: "A mí me nombró Esperanza Aguirre".

El Cisneros es un centro privado adscrito a la Complutense que depende de la Comunidad de Madrid, por lo que su director lo elige a dedo el consejero de Educación. Los tratos de favor referidos por los docentes a preguntas de este diario incluyeron "bula" para no ir a clase -"decía que tenía mucho lío con sus responsabilidades políticas", dice Pérez de Vargas-, aprobados en exámenes dudosos -cosechó 12 aprobados en las 18 asignaturas que cursó en el Cisneros-, y convalidaciones extraoficiales de materias que ya había cursado en su anterior universidad, la Pontificia de Comillas, más conocida como Icade, pero que la Complutense no le había convalidado.

De hecho, Pérez de Vargas sostiene sobre las 18 asignaturas que Casado superó en su segunda universidad: "Yo creo que sólo se examinó de cuatro o cinco, pienso que el resto se las convalidaron". Esto cuadra con lo que mantienen algunos de sus profesores, consultados por este diario: que Casado se benefició de convalidaciones extraoficiales. Las oficiales las hacía la Facultad de Derecho de la Complutense y se limitaron a siete asignaturas que el joven traía de Icade. "Doce asignaturas ya os digo yo que no cursó en el Cisneros", explica el entonces director del centro, pese a que el expediente dice que Casado superó 18 en dos cursos.

"La primera vez que vi a Casado", abunda el ex director, "entró en mi despacho acompañado de Enrique Arnaldo, que era profesor de Derecho Político, y de un familiar lejano mío que ya ha muerto, José Pérez de Vargas, que le dio a este chaval Derecho Civil y que era una persona de enorme poder en el Cisneros, que era también presidente del Patronato de la Rey Juan Carlos. Los dos venían a decirme que el chico venía aquí a terminar la carrera".

José Pérez de Vargas era "el verdadero protector de Casado en el Cisneros", señala el ex director del centro, "un tío tremendamente poderoso que tenía gran amistad con Esperanza Aguirre, o había sido compañero de promoción de ella. Pese a que no tenía ningún cargo, era de esos tíos que arreglaba cosas increíbles", explica.

Continúa Alberto Pérez de Vargas: "Lo que yo recibí de la presidenta era un: 'Oye, que Pablo va para allá, que a ver cómo lo tratáis', esas cosas. Y luego, el amigo suyo, el catedrático [José Pérez de Vargas], que te dice: 'Oye, este muchacho, que no sé qué...'. Y tú le dices: 'Bueno, yo puedo decirle a los profesores ahí lo tenéis, pero eso es todo, ¿eh? Luego, lo que hagan los profesores, pues ya no es inmoral. A lo más que pueden llegar es a, en vez de ponerle un seis, ponerle un siete. O si está dudoso entre aprobar o suspender, lo apruebo. Pero es a lo más que se puede llegar", señala acerca del presunto trato de favor al actual alto cargo del PP.

El ex director del Cardenal Cisneros hace otra reflexión acerca del posterior currículum de Pablo Casado, que hoy luce una licenciatura en Administración y Dirección de Empresas (ADE) por la Universidad Rey Juan Carlos: "Cuando él dijo que tenía Empresariales [se refiere a ADE] me dejó perplejo, ¡pero cómo ha podido hacer éste Empresariales y el Máster en la Rey Juan Carlos! [...] Es increíble, y estando mucho más ocupado de lo que estaba entonces, porque entonces era secretario general de las juventudes del PP en Madrid".

Aguirre lo niega: "A lo mejor llamó alguien haciéndose pasar por mí"
"Jamás, jamás, llamé a nadie ni presioné para que Casado acabara la carrera", explica Esperanza Aguirre. "Es más, hasta que salió lo de su máster, yo pensaba que Pablo había acabado la carrera en Icade. Le conocí al llegar a presidente de Nuevas Generaciones, le pregunté y me dijo que estaba en Icade a mitad de carrera y que estaba un poco atascado. Pero ni sabía que se había cambiado de universidad... Es más, si es que hasta lo del máster, yo ni siquiera sabía de la existencia del centro este Cardenal Cisneros. Es rotundamente falso". La ex presidenta de la Comunidad de Madrid niega haber llamado a Alberto Pérez de Vargas. José Pérez de Vargas, señalado por el ex director del Cisneros como el "protector de Casado", fue compañero de ella en Derecho, pero afirma: "Eso es echarle la culpa al muerto, que me parece intolerable. No le volví a ver en 30 años y sólo supe de su muerte, en 2014. No sé si a lo mejor él diría que le había llamado yo, o llamó alguien haciéndose pasar por mí", finaliza.

http://www.elmundo.es/espana/2018/05/17/5afc6c7222601d74168b45ab.html
LA COMPLUTENSE PIDE EL EXPEDIENTE DE PABLO CASADO AL CENTRO DONDE ESTUDIÓ DERECHO POR SI HUBIERA IRREGULARIDADES
La universidad pública ha solicitado también actas y calificaciones al centro adscrito privado donde cursó su último año de Derecho el vicesecretario del PP "Si hay el más mínimo indicio de irregularidad se procederá con la máxima contundencia", asegura la universidad El Cardenal Cisneros niega "trato de favor" y asegura que el control de las calificaciones depende de "una Junta de Evaluación presidida por el delegado del rector de la UCM"

La Universidad Complutense de Madrid ha pedido este miércoles a su centro adscrito, el privado Cardenal Cisneros donde Pablo Casado cursó su último año de Derecho, "toda la información" que explique cómo aprobó 12 asignaturas entre las convocatorias de junio y septiembre.

"Si hay el más mínimo indicio de irregularidad, se procederá con la máxima contundencia", avanzan fuentes de la UCM a eldiario.es. Esa documentación solicitada incluye, según las mismas fuentes, "expedientes, actas y calificaciones". "Toda la información necesaria", resumen.

El CES Cardenal Cisneros ha negado en un comunicado "trato de favor" con el vicesecretario del PP y asegura que sus profesores "aplican con rigor y seriedad las directrices dadas por la Universidad Complutense en materia académica". El centro dice que es "rotundamente falso" que alguien pueda haber "disfrutado de convalidaciones extraoficiales" porque "en el CES Cardenal Cisneros todas las convalidaciones han de ser aprobadas por la comisión de convalidaciones de la Universidad Complutense".

Según el centro, es también "falso que algún alumno haya podido aprobar sin examinarse, ya que los mecanismos de control que dan veracidad a la calificación del examen pasan por una Junta de Evaluación, siempre presidida por el delegado del rector de la Universidad Complutense, tanto en la convocatoria de junio como en la de septiembre", han añadido.

Casado tardó siete años en aprobar la mitad de su Licenciatura en Derecho y la otra mitad la superó de golpe en el año 2007, cuando también se convirtió en diputado de la Asamblea de Madrid, informa El Mundo. Para esta última etapa se cambió de Icade, donde estaba matriculado, al centro Cardenal Cisneros, adscrito a la Complutense.

Según la información, varios trabajadores de la universidad (incluidos profesores) aseguran que recibieron llamadas de altos cargos del PP para que Pablo Casado, entonces presidente de Nuevas Generaciones, terminara la carrera. Estas presiones se intensificaron, recoge El Mundo, cuando empezó a ser diputado autonómico. Algunos afirman que "le regalaron" parte de la titulación y señalan a Esperanza Aguirre como una de las interlocutoras: "Oye, a ver qué haces con este muchacho, que tiene que acabar".

El vicesecretario ha negado que hubiera irregularidades en el modo de obtener la licenciatura en Derecho. En varias entrevistas, ha confirmado que efectivamente aprobó doce asignaturas (que se corresponderían con la mitad de su carrera, de 25 asignaturas) entre las convocatorias de junio y septiembre del año 2007. Casado ha justificado para explicar este volumen que ya tenía dos asignaturas aprobadas de su otra carrera y otras cinco las estaba cursando con una tercera matrícula, "por lo que las tenía bien preparadas de otros años". "Esto es humillante", ha dicho.

La jueza investiga su máster

Su carrera no es lo único que está en entredicho. También su máster, que aprobó sin asistir a clase y cursando solo cuatro de las 22 asignaturas gracias a las convalidaciones. La jueza que instruye el caso Cifuentes, Carmen Rodríguez-Medel, abrió el lunes una investigación específica para esclarecer el modo en el que Pablo Casado obtuvo el mismo máster que la expresidenta madrileña pero en un curso distinto.

La magistrada pone en marcha otra investigación –"vistas las manifestaciones efectuadas" por el director de eldiario.es, Ignacio Escolar, durante su comparecencia en calidad de testigo– por si pudiera haber "continuidad delictiva" y para dilucidar si el trato de favor y la falsedad documental que investiga en el caso de Cifuentes pudieron darse también en la promoción de Pablo Casado. La persona que figuró como tutor en ambos casos es el profesor Enrique Conde, que ya está imputado en la investigación sobre Cifuentes, y puede acabar investigado también en esta segunda pieza.

https://www.eldiario.es/madrid/UCM-Cardenal-Cisneros-Pablo-Casado_0_772023024.html
EL CES CARDENAL CISNEROS NIEGA "TRATO PREFERENTE" A CASADO Y QUE HAYA PODIDO APROBAR SIN EXAMINARSE
La universidad asegura que ha sido "absolutamente ajena" a la información publicada y que "en ningún caso, se ha puesto en contacto con portavoz alguno ni personal directivo"

El CES Cardenal Cisneros, centro adscrito decano de la Universidad Complutense de Madrid, ha negado este miércoles que haya habido "trato preferente" con el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, a la hora de cursar sus estudios o que éste haya podido aprobar sin examinarse.

Así lo ha señalado en un comunicado después de que el diario El Mundo haya publicado una información según la cual Casado habría superado 12 materias de las 25 de la carrera de Derecho y logrado el título en cuatro meses, poco después de ser elegido diputado madrileño en el año 2007, con "facilidades" en este centro. Una información que el propio Casado ha negado en una entrevista en 'Hoy por Hoy'.

El centro asegura que durante sus casi 50 años de historia han cursado estudios oficiales más de 30.000 alumnos y cuenta con una comunidad académica compuesta por "un elenco de profesores de reconocido prestigio e innegable honorabilidad, que aplican con rigor y seriedad las directrices dadas por la Universidad Complutense en materia académica, como corresponde a la excelencia universitaria por la que es conocido este centro".

"Es por ello que negamos de forma tajante que se haya dado un trato preferente o de favor a ningún alumno", han señalado, para añadir que también es "rotundamente falso" que alguien pueda haber "disfrutado de convalidaciones extraoficiales" en el centro, "dado que en el CES Cardenal Cisneros todas las convalidaciones han de ser aprobadas por la comisión de convalidaciones de la Universidad Complutense".

Es, asimismo, "falso que algún alumno haya podido aprobar sin examinarse, ya que los mecanismos de control que dan veracidad a la calificación del examen pasan por una Junta de Evaluación, siempre presidida por el delegado del rector de la Universidad Complutense, tanto en la convocatoria de junio como en la de septiembre", han añadido.

En este sentido, han destacado que se trata de un "órgano garantista de los resultados académicos, donde el profesorado de cada división certifica y valora la trayectoria de cada uno de sus alumnos y da fe de las calificaciones para el cierre de actas, las cuales quedan en poder de cada facultad correspondiente de la Universidad Complutense".

Por otro lado, el Cardenal Cisneros precisa recordar que, "periódicamente se somete al control de la Aneca, un organismo autónomo para la evaluación de la calidad y la acreditación de la enseñanza universitaria, y cuya transparencia avala la calidad de los métodos de enseñanza empleados en el centro, que cumplen con creces todos los requisitos exigidos".

Por último, el CES Cardenal Cisneros lamenta que ha sido "absolutamente ajeno" a la información publicada y que "en ningún caso, se ha puesto en contacto con portavoz alguno ni personal directivo" del Cardenal Cisneros para contrastarlo.

http://cadenaser.com/ser/2018/05/16/politica/1526457117_331747.html?int=masinfo
PABLO CASADO: "LLEVO UN MES SUFRIENDO UN AUTÉNTICO ACOSO. ¿QUÉ ES LO SIGUIENTE? ¿MI EXPEDIENTE DE EGB?"
El vicesecretario de Comunicación del PP ha asegurado que las informaciones publicadas sobre su carrera son "absolutamente falsas" Pablo Casado aprobó de golpe media carrera el mismo año en que se convirtió en diputado autonómico La jueza del caso Cifuentes abre una investigación sobre el máster de Pablo Casado

El vicesecretario de Comunicación del PP ha asegurado que las informaciones publicadas sobre su carrera son "absolutamente falsas"

El vicesecretario de Comunicación del Partido Popular, Pablo Casado, ha negado este miércoles la información publicada por el diario El Mundo en diferentes entrevistas en las que ha calificado de "humillante" la información sobre su carrera en Derecho. "Llevo un mes sufriendo un auténtico acoso en toda mi titulación", ha asegurado.

Según lo publicado por El Mundo, Casado habría aprobado la mitad de su carrera de Derecho en un año, justo después de obtener su escaño como diputado autonómico. Además, diferentes profesores aseguran que habrían recibido presiones para que aprobasen al dirigente popular, entre ellos de Esperanza Aguirre.

"Esto es humillante", ha señalado Casado en dos entrevistas en Antena 3 y la Cadena SER. En ambas el vicesecretario del PP ha asegurado que efectivamente aprobó doce asignaturas (que se corresponderían con la mitad de su carrera, de 25 asignaturas) entre las convocatorias de junio y septiembre del año 2007. Según el propio Casado, ya tenía dos asignaturas aprobadas de su otra carrera y otras cinco las estaba cursando con una tercera matrícula, "por lo que las tenía bien preparadas de otros años".

Preguntado sobre porqué toma la decisión de cambiar de centro, pasando de Icade al Cardenal Cisneros, un centro adscrito a la Universidad Complutense de Madrid (UCM), el popular ha asegurado que tomó esta decisión por una cuestión de cercanía con su puesto de trabajo. Casado ha destacado que, con el cambio, solicitó la convalidación de las 36 asignaturas que tenía aprobadas en Icade, solo se le convalidó una asignatura y otras seis se le "adaptaron".

Pablo Casado ha asegurado que la información publicada sobre su carrera es "falsa" y una "vergüenza" para la profesión periodística porque no aporta "ni fuentes, ni capturas". "Incluso en ese mismo centro [Cardenal Cisneros] han dicho que el diario El Mundo no ha contactado con ellos", ha señalado Casado, que ha remarcado que se reunió durante "una hora" con diferentes responsables del periódico para mostrarles la documentación relacionada con su carrera.

"Esta es una acusación que me genera una profunda indefensión", ha insistido Casado, que ha hablado de una campaña de acoso contra él y su titulación. "Que casualidad que surja ahora, que los medios de comunicación dicen que voy a ser candidato a una cosa o a otra", ha señalado el popular, que ha destacado que lleva "un mes sufriendo un auténtico acoso" en todo lo relacionado con sus estudios. "¿Qué es lo próximo? ¿Investigar mi expediente de EGB? ¿Investigar mis análisis de sangre por si el médico miente en los resultados?", ha zanjado.

https://www.eldiario.es/politica/Pablo-Casado-Llevo-expediente-EGB_0_772022846.html
ESPERANZA AGUIRRE: "JAMÁS HE LLAMADO A INTERESARME NI A PRESIONAR NI POR PABLO CASADO NI POR NADIE"
La ex dirigente del PP desmiente la información de El Mundo que afirma que Aguirre llamó a la Universidad Cardenal Cisneros para presionar y que Casado consiguiera su licenciatura en Derecho

La ex dirigente del PP, Esperanza Aguirre, ha negado esta mañana en los micrófonos de la Cadena SER, haber llamado a los profesores de Pablo Casado en la Universidad Cardenal Cisneros para presionarles y que consiguiera la licenciatura de Derecho. Aguirre ha desmentido la información: "es absolutamente falsa", ha dicho. El periódico El Mundo publica esta mañana que Pablo Casado aprobó de golpe la mitad de la carrera de Derecho.

Aguirre ha asegurado que creía que Casado había acabado su carrera de Derecho en ICADE. "Jamás he llamado a interesarme ni a presionar ni por Pablo Casado ni por nadie", ha insistido en varios momentos de la entrevista. "Cuando conozco a Casado estaba estudiando en ICADE y cuando me dijo que había acabado yo creía que había acabado en la misma Universidad". Casado cambió su expediente a la Universidad Cardenal Cisneros, un centro público-privado, adscrito a la Universidad de Complutense de Madrid.

"Ha muchas razones pone verdes a los políticos, de hecho yo he dimitido por algunas de ellas, pero esta información es absolutamente falsa", ha concluido.

http://cadenaser.com/programa/2018/05/16/hoy_por_hoy/1526456028_587011.html
LO QUE SÉ DEL MÁSTER DE PABLO CASADO
Este lunes declaré como testigo ante la jueza que investiga el máster de Cifuentes. Me preguntó si en eldiario.es habíamos investigado otras promociones del mismo máster y le hablé de estas noticias sobre Pablo Casado. La jueza me hizo varias preguntas más y unas horas después, tras mi declaración, decidió ampliar la investigación

Este lunes declaré como testigo ante la jueza que investiga el máster de Cifuentes. Me preguntó si en eldiario.es habíamos investigado otras promociones del mismo máster y le hablé de estas noticias sobre Pablo Casado. La jueza me hizo varias preguntas más y unas horas después, tras mi declaración, decidió ampliar la investigación

1. Pablo Casado cursó entre 2008 y 2009 el máster en Derecho Autonómico y Local. Lo hizo en el Instituto de Derecho Público, bajo la tutela del catedrático Enrique Álvarez Conde, en la URJC. Es el mismo título –solo cambió ligeramente por la reforma del Plan Bolonia–, el mismo centro, el mismo tutor y la misma Universidad que el máster de Cristina Cifuentes, solo que en una promoción anterior.

2. Casado aprobó dos tercios de su máster por medio de convalidaciones, el máximo legal. Es un procedimiento cuestionable porque una licenciatura en Derecho no es lo mismo que un máster especializado en Derecho Autonómico. En teoría, cada convalidación se tiene que justificar asignatura por asignatura y la tiene que pedir expresamente el alumno. No consta que Casado lo hiciera así. El entonces diputado autonómico simplemente presentó su título y solicitó una convalidación general, según su versión, sin argumentar qué asignaturas quería dar por aprobadas y con qué otras materias acreditaba esos conocimientos.

3. A pesar de estas irregularidades, la Universidad permitió la convalidación. Está firmada por quien entonces era vicerrector de estudios de la URJC: Fernando Suárez. Después llegaría a rector y más tarde acabó cayendo por sus plagios. Suárez es el famoso rector plagiador.

4. Casado aprobó así 40 de los 60 créditos necesarios: le convalidaron 18 asignaturas de 22. Y el método con el que aprobó las cuatro asignaturas restantes fue igualmente peculiar.

5. Casado no acudió a clase. No se presentó a los exámenes y simplemente hizo cuatro trabajos para aprobar las cuatro asignaturas que le quedaban sin convalidar. Asegura que no conoció siquiera a los profesores de esas asignaturas; nunca habló con ellos y no sabe tampoco quiénes son.

6.¿Quién autorizó a Casado a cambiar las clases y los exámenes por cuatro trabajos? En teoría, para hacer algo así el entonces diputado autonómico habría necesitado una dispensa académica, que no solicitó. O al menos precisaba el permiso de los profesores de esas asignaturas; que aceptaran cambiar los exámenes y la asistencia a clase por trabajos. Casado nunca habló con ellos. Según las explicaciones que dio a los periodistas de eldiario.es –más de una hora con Raquel Ejerique y Gonzalo Cortizo–, “hizo lo que le pidieron”. ¿Y quién se lo pidió? Enrique Álvarez Conde, el director del Instituto de Derecho Público de la URJC, hoy imputado por el máster de Cifuentes.

7. Casado tampoco discutió con nadie sobre los temas para sus trabajos. Según las explicaciones que dio a eldiario.es, él mismo decidió qué trabajos hacer “fijándose en el título de las materias”.

8. ¿Quién evaluó esos trabajos? Tampoco se sabe. Casado asegura que los dejaba “en los despachos del Instituto de Derecho Público”. Es decir, en el despacho de Álvarez Conde porque este instituto universitario no tiene ni más despachos ni otra sede. Sacó cuatro sobresalientes.

9. Casado tampoco hizo la tesina de fin de máster, el equivalente de esos años al TFM, que también se defendía ante un tribunal con tres profesores.

10. Unas semanas después de estallar el caso Cifuentes, Cuando su máster empezó a estar bajo sospecha, tras una primera información de El País, Casado convocó a la prensa para dar explicaciones. Mostró sus trabajos y algunos resguardos de su matrícula pero solo de forma parcial: posó con ellos sobre la mesa pero no los entregó a la prensa ni permitió fotos detalladas de esos documentos. Los trabajos no presentaban sello alguno y, según su versión, eran copias recientemente impresas de los archivos originales, que encontró en un viejo ordenador.

Con esas explicaciones, gran parte de los medios se dieron por satisfechos. Casi todos. No eldiario.es.

11. Tras esa rueda de prensa de Casado, eldiario.es publicó en exclusiva que había aprobado su máster sin saber quiénes eran sus profesores y sin hablar jamás con ellos. Y que su “posgrado en Harvard” era un curso de cuatro días en Aravaca. Y que todos sus “posgrados” en universidades y escuelas de negocios de postín los había aprobado en solo cuarenta días y sin exámenes.

12. Este lunes, declaré como testigo ante la jueza que investiga el máster de Cristina Cifuentes, Carmen Rodríguez-Medel. Me preguntó si en el diario.es habíamos investigado otras promociones del mismo máster y le hablé de estas noticias sobre Pablo Casado. La jueza me hizo varias preguntas más sobre Casado y unas horas después, tras mi declaración, decidió ampliar la investigación.

13. Como consecuencia de la información desvelada por eldiario.es y de mi declaración como testigo, la jueza ha abierto una pieza separada sobre el máster de Pablo Casado y ha pedido a la URJC que, en siete días, aporte toda la documentación sobre este alumno. Casado no está citado ni como imputado ni como investigado; la jueza tampoco podría hacerlo porque es aforado y cualquier proceso penal sobre un diputado en el Congreso es competencia del Tribunal Supremo. Pero sí puede investigar ese curso porque, por ahora, lo que está en juego es la presunta “continuidad delictiva” de Álvarez Conde: si el catedrático que le regaló un máster a Cifuentes también hizo lo mismo con otros alumnos VIP.

14. La investigación de eldiario.es, que ahora está en los tribunales, ya ha acreditado que hubo más alumnos en el máster de Cifuentes que recibieron aprobados sin merecerlo: diez alumnos, casi todos ellos conectados con el PP o con Álvarez Conde, que recibieron aprobados generales por medio de convalidaciones fraudulentas. ¿Estas cosas pasaron solo en el curso de Cifuentes o también en otras promociones? Es una de las cuestiones que ahora la justicia debe aclarar.

15. Al igual que Cifuentes, Casado no era un alumno cualquiera cuando se matriculó. Al igual que Cifuentes, Casado era diputado en la Asamblea de Madrid por el Partido Popular. Al igual que Cifuentes, su futuro hoy depende de un juzgado. Y de la investigación periodística de eldiario.es.

https://www.eldiario.es/escolar/master-Pablo-Casado_6_771732843.html
PABLO CASADO NIEGA IRREGULARIDADES EN SU CARRERA DE DERECHO Y SE SIENTE DIFAMADO
El dirigente popular, cuyo máster está bajo sospecha, asegura ser objeto de injurias y calumnias

Pablo Casado, vicesecretario de Comunicación del PP, ha negado cualquier tipo de irregularidad en el expediente académico de la carrera de Derecho que cursó en la Universidad Complutense de Madrid. Además, ha calificado de difamaciones, injurias y calumnias un artículo de El Mundo, que asegura que el político aprobó media carrera en cuatro meses gracias a las presiones del PP a la universidad para que le facilitasen los aprobados. Casado, cuyo máster en Universidad Rey Juan Carlos está bajo investigación, ha tachado de falsa la información.

La noticia sobre mi carrera de hace 15años es falsa y atenta contra mi honor. Se basa en difamaciones anónimas sin pruebas y calumnia a la universidad y sus profesores. No hay ninguna irregularidad en mi expediente y así lo demostré con toda la documentación. Basta ya de injurias

— Pablo Casado Blanco (@pablocasado_) 6:56 - 16 may. 2018

El dirigente popular ha reaccionado en Twitter a una información del citado diario en la que asegura que recibió trato de favor en la universidad y que dirigentes del PP, incluida Esperanza Aguirre, llamaron a la universidad para facilitar los aprobados de Casado.

"La noticia sobre mi carrera de hace 15 años es falsa y atenta contra mi honor. Se basa en difamaciones anónimas sin pruebas y calumnia a la universidad y sus profesores. No hay ninguna irregularidad en mi expediente y así lo demostré con toda la documentación. Basta ya de injurias", ha escrito Casado en Twitter. Esperanza Aguirre ha negado en la Cope que hubiese hecho llamada alguna para favorecer el desarrollo universitario de Casado.

La información de Casado se publica después de que la que instruye el caso Cifuentes, Carmen Rodríguez-Medel, haya abierto una pieza separada para esclarecer las dudas en torno al máster del vicesecretario de Comunicación del PP. Este obtuvo el mismo título que la expresidenta madrileña pero antes, según una providencia redactada por la magistrada este lunes.

A raíz de las informaciones publicadas por EL PAÍS, Casado admitió que hizo el máster sin ir a clase y que solo cursó cuatro de las 22 asignaturas gracias a las convalidaciones, que además aprobó mediante trabajos.

https://politica.elpais.com/politica/2018/05/16/actualidad/1526451832_243229.html
PABLO CASADO APROBÓ DE GOLPE MEDIA CARRERA EL CURSO QUE LOGRÓ EL ESCAÑO
El portavoz del PP superó 12 materias de las 25 de Derecho y logró el título en apenas cuatro meses tras ser elegido diputado madrileño en 2007

Profesores del Cardenal Cisneros, donde trasladó su expediente desde Icade, denuncian "llamadas de altos cargos del PP como Esperanza Aguirre"

La juez del caso Cifuentes abre una investigación a Casado por su máster en la Rey Juan Carlos

Pablo Casado aprobó de golpe en 2007 la mitad de la carrera de Derecho, nada más lograr su primer escaño como diputado. Para superar la otra mitad había tardado siete años. El dirigente del Partido Popular empezó su carrera en Icade en 1999 y luego decidió trasladar sus estudios al Cardenal Cisneros, un centro público-privado adscrito a la Universidad Complutense de Madrid.

Cuando se presentó por primera vez a unas elecciones regionales, en mayo de 2007, el alto cargo popular sólo llevaba aprobadas 13 asignaturas de Derecho, según su expediente académico, al que ha tenido acceso EL MUNDO. Justo al conseguir su escaño, su carrera académica aceleró drásticamente: en cuatro meses, entre junio y septiembre, aprobó 12 asignaturas, el equivalente al 48% de la titulación. Durante sus dos años como estudiante en esa institución se produjeron constantes llamadas de altos cargos del PP para que Casado, entonces presidente de Nuevas Generaciones de Madrid, terminara la carrera de una vez.

Así lo han relatado a este periódico profesores, directivos y trabajadores del centro. Estas fuentes explicaron que se produjeron presiones sobre sus profesores y que el alumno aprobó finalmente con "facilidades" y "ligerezas", según unos, y con claro trato de favor según otros. Estos últimos llegan a afirmar que "le regalaron" parte del título.

Este diario ha consultado a varias de las facultades de Derecho más prestigiosas de España. Todas ellas valoran como "muy difícil, casi imposible" que se diera entonces o en la actualidad un caso académico como el del político del PP: aprobar la mitad del título en un único curso.

El plan de estudios que superó Casado era el de 1953, cuya licenciatura constaba de 25 asignaturas en cinco cursos. En la Autónoma de Madrid ven "muy difícil" que un alumno aprobara 12 en un solo curso. En la Universidad de Navarra lo tildan de "harto complicado". En la Autónoma de Barcelona explican: "No recordamos ningún caso así, aunque podría haber alguno, de algún alumno superdotado". Añaden que aprobar tantas materias "no era habitual entonces ni lo es hoy, aunque los grados tienen menos créditos". En la propia Complutense explican: "Ha podido haber casos, pero serían muy, muy pocos".

Casado era entonces presidente de Nuevas Generaciones en Madrid, y había agotado convocatorias en Icade entre los años 1999 y 2004

Este periódico se puso en contacto con el dirigente popular. Fuentes de su entorno alegan que el entonces presidente de Nuevas Generaciones, se esforzó "a tope" durante ese verano para terminar la carrera, hizo un "esfuerzo definitivo" y aprobó muchas de esas asignaturas en tercera convocatoria, tras año y medio estudiándolas, pero sin presentarse a los exámenes en las dos primeras citas. También aseguran que le cundieron mucho los dos meses de vacaciones de la Asamblea de Madrid, tras ser elegido diputado en mayo de 2007. Y que como en Icade había aprobado algunas que posteriormente no le fueron convalidadas para el Cisneros, "ya se las sabía".

Este miércoles, el propio Casado se ha pronunciado sobre esta noticia a través de las redes sociales: "La noticia sobre mi carrera de hace 15años es falsa y atenta contra mi honor. Se basa en difamaciones anónimas sin pruebas y calumnia a la universidad y sus profesores. No hay ninguna irregularidad en mi expediente y así lo demostré con toda la documentación. Basta ya de injurias".

Las explicaciones de Casado

Casado se matriculó en 1999 en la Universidad Pontificia de Comillas, también conocida como Icade, un centro con fama de duro. En 2004, tras agotar allí sus convocatorias, solicitó el traslado al Cardenal Cisneros, un centro adscrito a la universidad pública que funciona como si fuera privado, con gran cercanía profesor/alumno y en el que la matrícula de Primero de Derecho costará el próximo curso 5.870 euros.

Según su entorno, resultó perjudicado en la convalidación de asignaturas: si en Icade había aprobado 22 materias de plan nuevo, la mitad de la carrera, en el Cisneros sólo le reconocieron siete de plan antiguo, algo menos de un 30% del título.

Su entorno sostiene que ese curso hizo un "esfuerzo definitivo" para lograr el título y que había sido perjudicado en sus convalidaciones desde Icade

El propio Casado ha explicado en Espejo Público que aprobó 12 asignaturas en un año, seis en junio y seis en septiembre. De ellas, dos las tenía evaluadas de ICADE, cinco estaban en tercera convocatoria y las otras cinco eran de Derecho y las aprobó ese año. El vicesecretario de Comunicación 'popular' ha asegurado que "no es extraño" que en 5º de carrera los alumnos estén estudiando dos carreras a la vez y trabajando o haciendo prácticas, lo que hace que hagan un esfuerzo para terminar la carrera. "Quinto de carrera es el curso que se conoce como 'de barrido'", ha asegurado Casado.

El expediente refleja que en febrero de 2005 es decir, a mitad de curso- se matriculó de 13 asignaturas en el Cisneros, sin presentarse después a ningún examen, pero intensificando en ese momento su actividad política: en mayo fue elegido presidente de Nuevas Generaciones de Madrid. En aquel momento, con 24 años, acumulaba ya responsabilidades: era coordinador parlamentario de su partido; asesor del entonces vicepresidente segundo de la Comunidad, Alfredo Prada; y secretario de la Comisión de Seguridad del PP de Madrid, según recoge la hemeroteca. Sin embargo, le faltaban aún 18 asignaturas para terminar Derecho.

En 2005-2006 se matriculó de nuevo de 13 de las 18 asignaturas que le quedaban, y aprobó seis. En el siguiente y último curso, 2006-2007, se matriculó de las 12 que le faltaban, pero la política le reclamó aún más: Aguirre lo incluyó en las listas a la Asamblea de Madrid. Aguirre, que por entonces amadrinaba al joven Casado en el partido, le colocó en un puesto de los denominados "de salida", de los que tienen asegurada el acta de diputado regional. Logró escaño.

Fue entonces cuando, según ha confirmado este diario a través del testimonio de varios de sus profesores, se intensificaron las llamadas de altos cargos del PP a la dirección del Cisneros para que Casado lograra por fin la licenciatura. En junio de 2007, ya con su acta de diputado y después de siete años en la carrera, Casado superaba seis asignaturas con cuatro aprobados, un notable y un sobresaliente. En septiembre aprobaba las otras seis que le faltaban: dos notables y cuatro aprobados. Había terminado la carrera.

"Ante la duda, se le aprobaba "Varios profesores del ahora dirigente popular han reconocido a EL MUNDO que la dirección recibió, entre 2006 y 2007, constantes llamadas de altos dirigentes del PP, entre ellos Esperanza Aguirre, para favorecer a Casado, considerado un joven valor en alza en especial por la propia lideresa. Estos docentes han exigido mantener el anonimato. ¿Cuáles fueron las "facilidades"? "Se le permitía no ir a clase, decía que estaba muy liado con la política y no podía acudir", explica uno de ellos. "Ante la duda entre aprobado y suspenso, se le aprobaba", añade otro. Uno más detalla que Casado disfrutó de convalidaciones extraoficiales, al margen de las realizadas por la Facultad de Derecho de la Complutense, encargada de cribar qué asignaturas de las aprobadas en Icade podían dársele por superadas en el Cisneros. "En realidad, él sólo se examinó de cuatro o cinco asignaturas en el tiempo que estuvo ahí", explica este profesor, que sostiene que otros profesores le dieron por aprobadas sin examinarle asignaturas que ya había cursado en Icade."Vino con unos papeles de su antigua universidad que decían que ya había cursado la asignatura, así que le permití que sólo se examinase, aunque siempre obligo a mis alumnos a ir a clase", afirma otro profesor. En otros casos, "se suplieron los exámenes con trabajos", aseguró a EL MUNDO otro de los docentes, que añadió: "Y luego estaban las llamadas de Aguirre, que decía: 'Oye, a ver qué haces con este muchacho, que tiene que acabar'. Él llegó al Cisneros de la mano de Aguirre".

La ex presidenta de Madrid, por su parte, ha declarado a este periódico que "es absoluta y totalmente falso. Jamás he llamado a interesarme o presionar por Pablo Casado, ni por ningún otro. Yo ni sabía dónde estudiaba el señor Casado". Otro profesor asegura que sufrió "grandes" presiones para aprobarle "aunque su examen era de suspenso claro", y que cuando se lo comentó al propio Casado en la revisión éste le dijo que él "no había pedido ningún trato de favor, sino que le trataran como a uno más". El profesor le obligó a estudiar "como a los demás" y Casado terminó aprobando.

En aquellos meses, según ha podido confirmar EL MUNDO, los profesores del Cisneros comentaban entre ellos la urgente necesidad de facilitarle la consecución de la licenciatura merced a las presiones políticas.

Gracias a varias de las asignaturas aprobadas en el Cisneros, Casado obtuvo dos años más tarde el título del máster que después cursó también Cristina Cifuentes en la Universidad Rey Juan Carlos. Según él mismo explicó, le convalidaron 18 de las 22 asignaturas del máster.

http://www.elmundo.es/espana/2018/05/16/5afaedb746163f8c788b45c0.html
LOS TRIBUNALES ACLARARÁN LO QUE LA UNIVERSIDAD AÚN NO SABE
Para Casado es normal que casi le regalaran su máster, dice que hizo lo que le pidieron, y la Rey Juan Carlos ha pasado un mes sin explicar si lo es

La respuesta de Pablo Casado a las informaciones de EL PAÍS del pasado 10 de abril fue una eficaz cortina de humo. En numerosas entrevistas a emisoras de radio y cadenas de televisión, además de cuestionar públicamente la profesionalidad del trabajo de este periódico, aseguró que hizo aquel máster en 2008-2009 y esgrimió el folleto del curso y sus cuatro trabajos, apenas 90 folios que le sirvieron para obtener el título. Pero el encuentro de hora y media con la prensa donde dio explicaciones, afrontó las preguntas más incisivas y tuvo que reconocer el meollo de la cuestión fue a puerta cerrada, sin cámaras ni micrófonos. Tampoco dejó ver los trabajos en profundidad ni sacar copias. Allí admitió, y no se encontrarán muchas imágenes ni audios donde aparezca diciendo esto, que: no fue a clase, no hizo exámenes, le convalidaron 18 asignaturas de 22, no hizo trabajo fin de máster ni lo defendió ante un tribunal, no llegó a conocer a los profesores, y todo esto lo acordó personalmente con el director del curso, el catedrático Enrique Álvarez Conde, el mismo implicado en el caso Cifuentes. A cualquiera que se le pregunte en el ámbito universitario si esto es normal se lleva las manos a la cabeza. Sobre todo por el absurdo de que se convalide casi todo un máster con una carrera. En ese caso ¿qué máster es ese en el que apenas se aprende nada más?

La juez, con su intervención y la exigencia de papeles a la Universidad Rey Juan Carlos, ha venido a poner orden en una situación absurda que, dada por normal, estaba empezando a parecerlo por el paso del tiempo y la ausencia de novedades, o quizá en eso confiaban sus protagonistas. En esencia, a Pablo Casado casi le regalaron su máster –pagó la matrícula, pero se lo sacó con cuatro trabajos de 10, 11, 16 y 55 folios-, aunque a él le pareció más o menos normal, según explicó a la prensa. “Hice lo que se me pidió”, es su argumento clave. No le extrañó y no sabe qué le pidieron a los demás alumnos. En ese momento se juzgó benévolamente su despliegue de papeles y su rápida comparecencia, por contraste con la cerrazón de Cifuentes y ese título suyo que no aparecía. El escándalo de la expresidenta madrileña estaba en su apogeo y, de hecho, las preguntas de la rueda de prensa, posterior al briefing a puerta cerrada, en la sede del PP en Génova solo incidieron en las comparaciones con Cifuentes.

Pablo Casado, que tuvo casi un mes para preparar su defensa tras estallar el escándalo de la Rey Juan Carlos, dio sus explicaciones, si bien nada concluyentes aunque suficientes para su partido. Pero la universidad no, aunque tampoco corroboró las del diputado popular y confirmó en un principio que lo estaba investigando. Al contrario del caso Cifuentes y quizá por la desastrosa experiencia con aquella rueda de prensa del rector en su defensa, la Rey Juan Carlos optó por esconderse: lleva más de un mes sin aclarar oficialmente si lo del máster de Casado es normal. Es decir si todos los alumnos recibieron el mismo trato, si hubo tamañas convalidaciones para otros estudiantes y cuáles eran las reglas del curso aquel año.

Requerida en varias ocasiones por este periódico, la universidad ha alegado que esto no es tan fácil de averiguar por la complejidad del caso, que lo está investigando, y desde hoy ya añade que no hará declaraciones porque el asunto está judicializado. EL PAÍS ya ha comprobado con estudiantes de años anteriores y posteriores al de Casado que, al menos en sus cursos, sí era necesario ir a clase, hacer exámenes y presentar un trabajo fin de máster ante un tribunal. Solo el año de Casado parece ser una excepción, y como la universidad no ha querido o sabido explicarlo, solo podían aclarar esta duda los profesores y alumnos de su curso. Pero los docentes se han negado a hablar y también los estudiantes guardan silencio, por miedo y temor a repercusiones. En este asunto, como en el de Cifuentes, tener papeles no es un problema, al parecer todos los tienen. El problema son los hechos y lo que ocurrió realmente, y esta es la clave de indagar en los años anteriores al curso de Cifuentes: si en torno al máster de Álvarez Conde se creó un sistema de favores a alumnos privilegiados, al margen de los que lo cursaron correctamente, tienen un excelente recuerdo y ahora ven peligrar la credibilidad de su título. Ahora quizá se aclare todo en los tribunales, tanto lo que era normal y lo que no, y todos deberán sacar por fin sus conclusiones, como si hubo algún delito.

https://politica-elpais-com.cdn.ampproject.org/v/s/politica.elpais.com/politica/2018/05/15/actualidad/
LA JUEZA DEL CASO CIFUENTES ABRE UNA INVESTIGACIÓN SOBRE EL MÁSTER DE PABLO CASADO
La jueza Rodríguez-Medel abre una pieza separada sobre el caso del vicesecretario de Comunicación del PP a los tres días de imputar a la expresidenta

El político reconoció que había obtenido el máster sin ir a clase y cursando tan solo cuatro de las 22 asignaturas gracias a las convalidaciones

La magistrada revisa los expedientes de todos los alumnos del máster en sus distintas ediciones en otra pieza adicional del caso Cifuentes

La jueza que instruye el caso Cifuentes, Carmen Rodríguez-Medel, acaba de abrir una investigación específica para esclarecer el modo en el que Pablo Casado, vicesecretario de Comunicación del PP, obtuvo el mismo máster que la expresidenta madrileña pero en un curso distinto. Así consta en una providencia a la que ha tenido acceso eldiario.es por la que la jueza ordena abrir una nueva pieza separada a tal efecto.

La magistrada ha adoptado esta decisión "vistas las manifestaciones efectuadas" por el director de eldiario.es, Ignacio Escolar, durante su comparecencia de este lunes en calidad de testigo, recoge la citada providencia.

En el transcurso de la testifical, Rodríguez-Medel se interesó por las investigaciones que eldiario.es pudiera haber realizado sobre otros másters del mismo instituto universitario de la URJC. El periodista le trasladó las informaciones sobre Pablo Casado y fue entonces cuando la jueza solicitó más detalles, que el director de eldiario.es expuso ciñéndose al contenido de las noticias ya publicadas por este medio.

La jueza pone en marcha otra investigación por si pudiera haber "continuidad delictiva" y para dilucidar si el trato de favor y la falsedad documental que investiga en el caso de Cifuentes pudieron darse también en la promoción de Pablo Casado. La persona que figuró como tutor en ambos casos es el profesor Enrique Conde, que ya está imputado en la investigación sobre Cifuentes, y puede acabar investigado también en esta segunda pieza.

El vicesecretario de Comunicación del PP aprobó el máster de Derecho Público del Estado Autonómico sin asistir a clase y cursando tan solo cuatro de las 22 asignaturas gracias a las convalidaciones. Cuatro trabajos de alrededor de 90 folios en total le bastaron para aprobar las asignaturas no convalidadas.

Casado, que era diputado autonómico en Madrid durante aquellas fechas, ha admitido que ni siquiera llegó a entablar contacto con los profesores del máster ni supo quiénes eran. Solo habló con el director del Instituto de Derecho Público, Enrique Álvarez Conde, de quien obtuvo la "flexibilidad" que necesitaba para realizar el máster. Álvarez Conde está imputado en el caso Cifuentes por participar en la falsificación del título de la expresidenta madrileña.

La jueza revisará la documentación en esa pieza separada y puede llamar a testigos e imputados, no así a Casado, quien por su condición de diputado está aforado y solo puede ser investigado por el Supremo. En el caso de que aparezcan indicios contra el político, Rodríguez-Medel deberá elevar exposición razonada al Alto Tribunal.

Todos los cursos y alumnos, bajo el foco de la jueza

Tras los primeros compases de la investigación, la jueza Rodríguez-Medel ya tiene puesto el foco sobre todos los cursos del máster que cursaron Cifuentes y Casado en la Universidad Rey Juan Carlos. La jueza ha abierto otra pieza adicional, distinta de las que investigarán los casos de los dos políticos, y en la que revisará todos y cada uno de los expedientes desde el curso 2009-2010 hasta la extinción del máster.

En este sentido, la jueza se ha dirigido a la Universidad para que en el plazo de 7 días le entreguen "el expediente en línea (líneas de acta) de todos los alumnos con la correspondiente calificación, la documentación relativa a las eventuales convalidaciones efectuadas y donde conste si las asignaturas fueron modificadas". C