jueves, 24 de septiembre de 2015

PODEMOS. PARA NO DEFRAUDAR LAS EXPECTATIVAS DE CAMBIO LEVANTADAS POR PODEMOS, DEBE VOLVER RADICALMENTE A SU ESPIRITU DE LOS CÍRCULOS Y MIRAR CON LUPA A SUS "LIDERES" CARISMÁTICOS. y EFECTIVAMENTE, ESTO QUIERE DECIR DESCONFIAR DE PABLO IGLESIAS Y OTROS.


SANTIAGO ALBA RICO, ¿PARA QUIÉN TRABAJA?

Sociología Crítica
23.09.2015

Un artículo de insurgente.org

Santiago Alba Rico (en adelante me referiré a él como SAR, para abreviar), uno de los fundadores del partido Podemos, nos tiene acostumbrados a sus meaditas fuera de tiesto. Sus retorcidos argumentos adquirieron un valor práctico de legitimación de la intervención militar en Irak y Libia. Fue de los intelectuales, ¡cómo no!, que raudos y veloces contribuyeron a crear un estado de opinión favorable a la intervención occidental en Siria, difundiendo una imagen demoníaca y muy tergiversada de Al-Asad. Lo mismo con Ucrania, adoptó una postura de defensa velada de los golpistas neonazis (a la vez que daba la apariencia de criticarlos): “lo de Ucrania fue “una rebelión, un movimiento muy amplio y espontáneo de los ciudadanos indignados, por el abuso y la prepotencia del poder, sin mayor experiencia y menos cálculos políticos”, llegó a escribir.

SAR es un abonado a las revoluciones de colores y a esas primaveras árabes que gusta de calificar de espontáneas, asumiendo el mismo discurso que el gobierno de EE.UU. y sus socios de la UE. Recientemente nuestra compañera Gaby publicaba la traducción de una excelente conferencia de Rainer Mausfeld (“¿Por qué callan los corderos?”), en la que precisamente se