sábado, 9 de abril de 2011

¿Y POR QUÉ SERÁ?

(Parlamento Europeo, escenario donde los Parlamentarios europeos hacen sus representaciones de que defienden nuestros intereses, pero casi que como que no)


Los europeos no se fían de sus políticos. ¡ay, qué penita y que dolor! ¿Por qué será? En realidad no son nuetros políticos, sino gente que hace política y encamina sus acciones a servir los intereses del capital, contrarios a los intereses de la sociedad.

Pero es verdad que no nos fíamos de los políticos. Eso es al menos lo que dice la encuesta realizada por el diario británico The Guardian entre los días 24 de febrero y 8 de marzo pasados.

Y es que los europeos no somos tontuelos del todo. Podemos ser algo ingénuos y en algunos casos tener más fe que San Pepiño el labrador, que plantaba bolígrafos y esperaba en la fe del Señor que un día le diera su buena cosecha de sardinas enlatadas en puro aceite virgen de oliva.

También podemos ser de cuando en cuando, cada cuatro años, cuando se vota, más simples que el mecanismo de un tenedor, pero de tontuelos, nada de nada.

Según esa encuesta el 78% de los españoles le decimos a Zapatero que ¡miau! (y a Rajoy, requetemiau), que con el cuento a otra parte, o sea, que no cuela.

Como en España los políticos le han inyectado a decenas de ayuntameintos algo de mondongueo urbanistico, y algo también de corruptibilis corruptum, como en el caso Gürtel vía PP o PSOE con sus ERE fraudulentos (pero también en Alemania o Francia), el 92% de los españ