jueves, 28 de noviembre de 2013

MARIANO RAJOY, EL LEONZUELO ALETARGADO DE LA MONCLOA CALLA CON RESPECTO DE LA CORRUPCIÓN DE LOS JEFES DEL PP, LUEGO OTORGA

Rajoy se niega a dar explicaciones sobre la contabilidad B del PP y la condena a Fabra 

El presidente del Gobierno esquiva las preguntas de los periodistas: "Yo respeto y acato lo que digan los tribunales de Justicia"

ELPLURAL.COM/AGENCIAS
27/11/2013


(La ministra española de Fomento, Ana Pastor (2ªd), y el ministro francés encargado de los Transportes, del Mar y de la Pesca, D. Frédéric Cuviller (i), firman una declaración conjunta relativa a la autorización del material rodante en los servicios internacionales de alta velocidad entre Francia y España, hoy en el Palacio de la Moncloa en el marco de la XXIII cumbre hispano-francesa . EFE) 

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha declinado por segunda vez pronunciarse sobre el último auto del juez Pablo Ruz apuntando a una presunta contabilidad B en el PP y se ha limitado a decir que respeta lo que digan los tribunales de Justicia. Esa misma respuesta la ha extendido al expresidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, condenado a cuatro años de prisión por delito de fiscal.

“Poco tengo que añadir a lo que ya he dicho en otras ocasiones. Yo respeto y acato lo que digan los tribunales de Justicia, que son los que se están ocupando de estos dos asuntos”, ha declarado Rajoy en una rueda de prensa conjunta en el Palacio de la Moncloa con su homólogo francés, François Hollande, al término de la XXIII Cumbre hispano-francesa.

Ni palabra de corrupción

Ésa ha sido la escueta respuesta de Rajoy al ser preguntado por el auto del juez Pablo Ruz hecho público el pasado viernes que apunta a una financiación en B en el PP, así como si se siente decepcionado con Carlos Fabra después de conocer la sentencia que le condena a cuatro años de cárcel por un delito contra la Hacienda Pública.

Segunda intentona

Esta mañana el jefe del Ejecutivo también rehusó hablar de la supuesta contabilidad B del PP cuando el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, exigió su comparecencia en sede parlamentaria para ofrecer explicaciones sobre este asunto durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso.

Herencia recibida

“Habla mucho de herencia recibida, y me cuesta mucho que le cueste hablar de la suya. Venga y nos dé una explicación aquí en esta Cámara veraz, cierta, de la herencia que el presidente Mariano Rajoy ha recibido del presidente del PP, Mariano Rajoy. Por favor, explíquenoslo, señor Rajoy”, proclamó Rubalcaba, cosechando un aplauso de la bancada socialista. En su turno, el jefe del Ejecutivo no ha hecho ni una mención al llamado caso Bárcenas. De hecho, empezó su respuesta asegurando al líder del PSOE: “Vamos a hablar de políticas económicas señor Pérez Rubalcaba”. 

*++

PSOE - PP, DE RECORTES SOCIALES Y DERECHOS DE LOS TRABAJADORES, BIEN, BIEN, BIEN. Y DE LO QUE NOS ESTÁN ORGANIZANDO PARA SEGUIR EMPEORANDO NUESTRAS CONDICIONES DE VIDA, QUÉ


Bruselas guarda silencio acerca de un tratado que puede permitir que empresas voraces socaven leyes, derechos y soberanía nacional

Este acuerdo trasatlántico es un ataque frontal a la democracia

George Monbiot
The Guardian 
REBELION
25-11-2013

Traducido para Rebelión por Beatriz Morales Bastos 

¿Se acuerdan de aquel referéndum acerca de si debíamos crear un mercado único con Estados Unidos? Ya sabe, el que preguntaba si las corporaciones debían tener poder para revocar nuestras leyes? No, yo tampoco. Fíjense, el otro día me pasé 10 minutos buscando mi reloj antes de darme cuenta de que lo llevaba puesto. Olvidar el referéndum es otra señal de envejecimiento, puesto que deber de haber habido uno, ¿no? Después de haberle estado dando vueltas a si debíamos permanecer o no en la Unión Europea, el gobierno no cedería nuestra soberanía a un oscuro organismo no democrático sin consultarnos. ¿Lo haría?

El objetivo del Acuerdo Transatlánticos sobre Comercio e Inversión es eliminar todas las diferencias reguladoras entre Estados Unidos y las naciones europeas. Lo mencioné hace dos semanas. Pero me dejé el problema más importante: la enorme capacidad que concedería a las grandes empresas de emprender acciones judiciales totalmente carentes de escrúpulo contra los gobiernos que traten de defender a sus ciudadanos. Permitiría a sus herméticos despachos de abogados corporativos invalidar la voluntad del parlamento y acabar con nuestras protecciones legales. Sin embargo, los defensores de nuestra soberanía no dicen nada.

El mecanismo a través del cual se logra esto se conoce como normativa de conflictos inversor-Estado. Se utiliza ya en muchas partes del mundo para acabar con las regulaciones que protegen a las personas y al planeta.

 Después de intensos debates dentro y fuera del parlamento, el gobierno australiano decidió que el tabaco se debía vender en paquetes en los que únicamente aparecieran avisos impactantes referentes a la salud. El Tribunal Supremo australiano avaló la decisión. Pero utilizando un acuerdo comercial entre Australia y Hong Kong, la tabaquera Philip Morris ha pedido a un tribunal exterior que le pague una vasta indemnización por las perdidas de lo que ella denomina su propiedad intelectual.

Durante la crisis financiera en Argentina y en respuesta a la ira popular por los precios astronómicos de las facturas de la electricidad y del agua, Argentina impuso una congelación de los precios de estos (¿les suena familiar?). Argentina fue denunciada por las compañías internacionales de servicios públicos cuyas enormes facturas habían llevado a actuar al gobierno. Por este y por otros crímenes similares se ha visto obligada a pagar más de mil millones de dólares en compensaciones. En El Salvador las comunidades locales lograron a un altísimo precio (tres activistas fueron asesinad