lunes, 12 de agosto de 2019

IBERDROLA + UN SACO DE PIENSO PARA EL CABALLO DE SANTIAGO ABASCAL + AHORA SÍ, AHORA QUE VOYA GANAR LAS ELECCIONES TETICA MONJA + UNA DE CALAMARES = PATRIA. Y PARA QUE YO PUEDA APRENDER QUE DESPUES DE 2008 EL CAPITALISMO NO PUEDE DAR MÁS QUE CADA VEZ MÁS MISERIA Y SUFRIMIENTO, DONDE TENGO QUE IR O QUIÉN ME LO PODRÍA ENSEÑAR?



Iberdrola, la dueña del Tajo

Rebelión
La Marea
12.08.2019

Las concesiones que ha otorgado el Gobierno de España a la eléctrica en el Tajo le autorizan a gestionar buena parte del caudal del río más largo de la Península Ibérica. Dos pueblos extremeños, que han sufrido falta de suministro de agua durante días, denuncian que la energética priorice su interés empresarial


Berrocalejo está rodeado de agua, pero ha estado unos días sediento. En pleno mes de julio, la pequeña población cacereña, cercana Castilla La Mancha, ha tenido que recurrir a un pozo de sondeo, a pesar de que su horizonte está pintado de azul por las más de 7.000 hectáreas de tierras inundadas que ocupa el embalse extremeño de Valdecañas. El alcalde y el primer teniente de alcalde del municipio han realizado ellos mismos los trabajos para acercar la tubería de captación al nuevo nivel del agua.

El pantano de Valdecañas, explotado por Iberdrola, luce en la actualidad un manto fino. De los 1.446 hectómetros cúbicos de agua que puede embalsar, apenas recoge 379, una cantidad que durante cinco días ha provocado problemas de abastecimiento para el consumo humano en Berrocalejo y falta de suministro para los regadíos y la ganadería de Peraleda de la Mata, otro municipio ribereño.

La bajada del nivel del agua ha sido rápida y ha pillado por sorpresa al vecindario, a ganaderos y a regantes. Iberdrola ha estado turbinando para producir energía hidroeléctrica, dejando al río Tajo en este tramo en su límite, en una cota de 293 metros, cuando el mínimo al que puede llegar por ley son 290.

¿Puede priorizarse la producción energética, es decir, los intereses mercantiles sobre el abastecimiento municipal? “Iberdrola tiene una concesión administrativa para la explotación hidroeléctrica del embalse de Valdecañas entre las cotas de 315 y 290 metros. Esta concesión supone que legalmente puede ejercer libremente ese derecho de explotación. Cualquier otro potencial usuario simultáneo del embalse podría acceder al recurso, pero sabiendo que debe de disponer de infraestructuras de captación que le permitan tomar agua incluso por debajo de los 290 metros. En caso contrario, podría verse ante la imposibilidad física de captar agua”, responden desde la Confederación Hidrográfica del Tajo, organismo público dependiente del Ministerio de Transición Ecológica.