jueves, 17 de abril de 2008

LO NUCLEAR, NUCLEAR ES

(1/2)
Don Felipe González, socialista de postín, forofo a rabiar de la O.T.A.N. y nombrado recientemente sabio de la sabiduría europea, ama a la Patria, no con amor de madre, que no es madre, sino con amor ciego, que es el que más rechinche de amores tiene, y al igual que los jefes gordos del Partido Popular, amorosos patrios donde los haya, coincide también con ellos en la vocación desinteresada y leal por la energía nuclear.
Y yo que en esto de los amores con calificativos, rechinches, triquilicuaotrocientos, esto y lo otro, lo de más allá, y tal y tal, soy algo echadillo para delante, como que no me gana ni mi padre.
Así que yo con don Felipe y los jefes del PP: ¡Biba
[1] la energía nuclear! Eso sí, si las centrales están en el portal de la casa de don Felipe y demás compaña.
Que las centrales nucleares son la repera en lo tocante a seguridades, controles, tecnologías punta y puntas de tecnología, no me cabe duda.
Al igual que también son fuente inagotable de riqueza para unos poquitos, pero grandes desalmados, e instrumentos eficacísimos para el chantaje y coacción económica y política del gobierno.
Los fallos, pues, no se producen en las centrales nucleares. Ellas hacen lo que hacen y lo hacen muy bien: joder el núcleo de los átomos para sacarles los jugos. Sin más.
Lo que fallan son los políticos que dicen representarnos, o sea, el sistema político actual, y los fiscales, o sea, el sistema político actual. Y mírese por donde cada cual quiera. De donde cabe deducir en buena lógica y por el bien de la inmensa mayoría de la sociedad, que son necesarios políticos con otras actitudes personales que las demostradas hasta la fecha y que es necesario igualmente un nuevo marco legal que atienda y responda las necesidades sociales y no al servicio político de unos poquitos.
Los políticos, pobrecitos míos, con los desvelos que tienen y que se van a quedar en los huesos de tanto defender mis intereses, no se enteraron que el día 14 de marzo
[2] del año de Gracia 2008 se le jodieron los entresijos a la Central Nuclear Ascó I, Tarragona, y que los irresponsables técnicos que la dirigían (han sido destituidos) no dieron cuenta de la mencionada avería al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) como es preceptivo, hasta el 4 de Abril, cuando se descubrió el pastel, cuyo descubrimiento no fue dado a conocer ni siquiera por el CSN en primer lugar, sino que este organismo dio publicidad a los hechos después de que una organización ecologista privada los diera a conocer.
Desde que se produjo la avería, 14 de marzo según unas fuentes, hasta el 4 de Abril, fecha en la que se conoció oficialmente, los irresponsables directores de la Central Nuclear permitieron que la misma fuera visitada por decenas de escolares, lo cual no da cuenta de la irresponsabilidad de los dirigentes destituidos, sino del poder de las Centrales Nucleares que pueden ocultar la información cuanto tiempo quieran, porque parece evidente que, ocultar información de tal calibre no es decisión personal de los irresponsables dirigentes destituidos, sino de los Consejos de Administración de Iberdrola y Endesa, propietarias (con nuestros dineros) de la Central en cuestión, entre otras.
*
[1] No se asuste el lector. Los vivas a la energía nuclear deben ser dados con b, para que se note.
[2] Otras fuentes, como Metro Diario, señalan que la avería se produjo el 27 de noviembre. Md 16/04/09, hoja 04.