lunes, 27 de agosto de 2012

ARTICULO DE "REBELIÓN"

YO VOY A MADRID EL 25 DE SEPTIEMBRE, TAMBIEN EL 15

 José Coy 
 Rebelión

 Yo voy a Madrid el 25 septiembre, no acabo de decidirlo, ya lo tenía claro desde el mismo momento en el que un buen amigo y compañero me incluyo en grupo cerrado de facebook de lo que se ha llamado hasta ahora ocupa el congreso. Un grupo en el que me di de baja por discrepar tanto en determinados contenidos, como formas a pesar de que la convocatoria de una movilización en torno al congreso me parecía una buena idea, por que a las personas paradas, afectadas por la crisis y los recortes de derechos, nos sobran los motivos para plantarnos delante de un parlamento que actualmente esta ocupado por los mercados a través de la mayoría de fuerzas políticas que están a su servicio.

 Sin embargo hay que recordar, porque las generalizaciones son muy malas y se prestan a no ver los detalles de la realidad, a veces de forma mezquina e intencionada, que en ese mismo parlamento hay pequeñas fuerzas políticas, -que no hace falta nombrar por que es de sobra conocido aunque determinados sectores no lo quieran ver- que se pronuncian mediante el voto y las intervenciones previas de forma continua y continuada contra los diferentes recortes y agresiones que estamos padeciendo la mayoría social. 

No voy a entrar en los detalles de las discrepancias y matices - por cansancio y hartazgo de repetirlo tanto- que planteaba y planteábamos, diversas personas activistas de diversos movimientos en la famosa reunión hecha publica por la la sexta y otros medios. Sí, la misma reunión que en el programa televisivo Al Rojo Vivo, se dijo que se apagaron los móviles para garantizar el secreto de lo allí debatido. Por cierto, yo no apague el móvil ni lo metí en ninguna caja por que me parecía ridículo una “ reunión secreta y clandestina” que se sabia en días previos en medios “tan secretos” como faceebook. Esto, que lo cuento como anécdota no es solo eso, es una constatación de que bastantes cosas se han hecho mal desde el principio lo que ha provocado malos entendidos y multitud de dudas sobre la gestación de esta convocatoria. Se han hecho tantas cosas tan mal, que incluso aquellos que compartimos la oportunidad de la convocatoria, pero matizamos determinados aspectos hemos sido casi “ despellejados” por las esquinas de internet con insultos varios por parte de algunas promotoras del evento. Ya se sabe en que consiste el sectarismo “si no estas conmigo al 100% estas en contra de todo” y por la tanto “si hoy eres mi amigo, al minuto siguiente eres mi enemigo” y te conviertes de un segundo a otro en poco mas “que un lacayo del sistema” o “un sucio reformista”….la izquierda fantástica y sectaria y autoproclamada “vanguardia e iluminada” es así, siempre ha sido así.

Me queda que decir al respecto, que no solo me di de baja yo, en ese “grupo secreto” de facebook, antes que yo lo habían hecho cerca de la mitad de sus iniciales componentes. Si se hubiesen hecho las cosas de forma abierta, inclusiva y buscando consensos, tal vez nos podríamos haber ahorrado tantos ríos de tinta sobre el origen dudoso de esta convocatoria.

 Dicho todo esto, a modo de ubicación insisto en la necesidad de que el 25sep, vayamos al congreso a decirle a los llamados mercados que lo tienen ocupado, que ya esta bien de recortes y de políticas de austeridad, que nos están destrozando la vida, y el país, en forma de mas precariedad, exclusión social y pobreza extrema, laminando derechos sociales y humanos. Yo voy a Madrid el 25sep, por que soy un parado, afectado por las hipotecas y la crisis y se en lo que consiste padecer dicha situación en primera persona; tanto yo, como mi familia.

Voy a Madrid, por que hace falta ir construyendo un movimiento ciudadano unitario y transversal autoorganizado por la base en los pueblos, barrios, centro de trabajo y estudio, que se mueva en clave de ruptura con el régimen y su sistema. Por que el problema es el capitalismo y el neoliberalismo es su aplicación concreta, que ha demostrado en la actualidad su carácter inhumano en el conjunto del planeta y desde su mismo nacimiento como sistema. 

Un movimiento que actúe de dique de contención a las actuales políticas antisociales, pero que a su vez sea capaz de recuperar derechos sociales perdidos. Cuyas señas de identidad sea la insumisión, la desobediencia civil activa, la rebelión ciudadana permanente, la sublevación continuada y el empoderamiento y protagonismo ciudadano, porque hay que desobedecer a aquellos gobiernos que practican políticas que no defienden a la gente y solo defiende a la banca y a las multinacionales.

 Desobedecer es nuestro derecho y organizar la resistencia también; aún cuando poner en practica ese derecho, conlleve represión por parte de quienes ya la practican, contra aquellos que le plantan cara al gobierno como hemos visto o estamos viendo en la luchas mineras en León y Asturias, en las movilizaciones jornaleras en Andalucía o en los piquetes ciudadanos que paralizamos desahucios o ocupamos viviendas desahuciadas por los bancos, para que sean recuperadas por las familias que la han perdido por culpa de esta crisis sistémica. Por tanto sobran los motivos para ir a Madrid tanto el 15, como el 25 de septiembre. Y creo que hay que ir de forma transversal independientemente de las siglas de cada cual, mucha gente activista sabemos que hay que ir, por que se acercan aún peores tiempos de los que ya hemos vivido y vivimos, si no lo evitamos, este país va directo hacia tiempos pasados, con mas represión y cero derechos. Quieren que empecemos de nuevo a luchar por recuperar derechos que tanto conflicto a costado, es decir; todo lo que se ha conseguido en décadas de luchas que costaron vidas, prisión, torturas, exilios, destierros, miseria…incluidas dos guerras mundiales, nos lo están arrebatando en unos cuantos meses casi de un plumazo. A golpe de eslogan publicitario en el que vienen a decir que nos destrozan la vida, pero es por nuestro bien. Sobre la movilización del 15sep, creo que no se trata solo de manifestarnos por el centro de la City Madrid, se pueden hacer muchas mas cosas que un solo paseo, ya hemos demostrado muchas veces que hay capacidad de llenar las calles de las citys, hay que empezar a ser contundente, hay que empezara demostrar potencia ciudadana, poder ciudadano autoorganizado. Hay que empezar a desbordar desde ya las calles y no solo las calles. 

Sobre el 25sep. Creo que hay que garantizar el carácter democrático, antineoliberal y no violento de la convocatoria…mucho se ha hablado al respecto, pero es cierto que hay cierta preocupación mas que razonada y lógica que al gobierno le pudiera interesar una “orgía de violencia loca y excesiva”. La memoria histórica pasada y reciente nos dice que en momentos determinados de grandes contradicciones y agudización del conflicto social desde el poder, se utilizan determinados episodios violentos para criminalizar movimientos sociales y desplegar una oleada de represión individual y colectiva, para vaciar de capacidad de respuesta la contestación social imprescindible. 

Por ello creo que no deberíamos “picar el anzuelo” por que la convocatoria del 25sep no debería de convertirse en una “ratonera” o una “carnicería represiva” tengo la sensación y “perdón” por mi “seguro error de apreciación” que mucha gente que vamos a Madrid ese día, tenemos la misma sensación que tiene un ratón “cuando va a coger un queso, aun sabiendo que cuando lo coja, va a ser atrapado por una trampa” y esa sensación entre otras, es lo que está jugando contra esta convocatoria cuando no debería ser así, ya que manifestarse ante un parlamento estatal –ocupado por los mercados y fariseos de la especulación- debería de ser de lo mas normal, como lo es cuando nos hemos manifestado -varias veces además- ante parlamentos autonómicos como el murciano u delante mismo de los Ayuntamientos símbolos del poder local. 

En todo caso conociendo al señor ministro de interior y como se las gasta cuando se trata de defender a “ nobles marqueses” en Andalucía o a grandes empresas de la distribución alimentaria, que por cierto destrozan el pequeños comercio local como es de sobra conocido. Es de esperar un gran despliegue policial y bastantes “palos” a quienes estemos por tal evento, pero creo que se deberá garantizar al máximo –si ello ocurriera- la acción radicalmente no violenta por parte de quienes nos manifestemos. Ya se que es difícil pero deberíamos tenerlo muy claro, quienes vayamos a Madrid ese día o al menos deberíamos tenerlo claro la inmensa mayoría. Digo la inmensa mayoría, por que es evidente que siempre puede haber un grupito de gente y “no solo gente” -en Cataluña los mossos de esquadra cuando se visten de paisano, lo saben hacer de “ de modo muy profesional y efectivo”- cuyo interés sea romper el carácter de la movilización, para que se hable de violencia en vez de reivindicaciones y contenidos.

Se trata de salir de ese dia, que puede tener carácter histórico y ser comienzo de algo grande -como lo fue el Domingo 15 de mayo del 2011- en cuanto a movilización sostenida en el tiempo desde la autonomía ciudadana, con fuerza y unidad, con la opinión publica a favor de las reivindicaciones que planteamos y no al revés como le interesa al gobierno y sus amos.

 Valga un ejemplo muy gráfico y reciente que sirva de ejemplo …cuando los mossos de esquadra, intentaron levantar la acampada en Barcelona a golpes de porra, la gente levanto las manos y esa imagen de mossos golpeando a gente pacifica provocó que, en unas horas solamente, las plazas de todo el país se llenaran de nuevo de asambleas ciudadanas.

 Otro ejemplo; Cuando en la paralización de desahucios la Guardia civil o la policía nos arrastra por los suelos o nos golpea y no respondemos de forma violenta, ese gesto hace que circulen las imágenes por todos lados y es lo que nos da fuerza ante la ciudadanía y por ello el movimiento de afectados por la hipoteca es cada vez mas fuerte y potente……por que entramos directos al corazón de la gente. El 25 de septiembre creo que se trata de eso, de entrar directo al corazón y a las retinas de la gente para combatir la resignación y demostrar que SI SE PUEDE, como gritamos en los piquetes ciudadanos anti-desahucios. 

Si fuera al contrario y se “picara el anzuelo y cogiéramos el queso” como he dicho antes, creo que le haríamos un enorme favor al gobierno y a los fariseos del templo de los mercados y se bloquearía la posibilidad de un otoño potente en movilización social, y alejar, quizá por mucho tiempo, los resultados de tantos sacrificios. 

Por último no he dicho nada de las reivindicaciones originarias de la convocatoria por que estoy de acuerdo,