martes, 15 de febrero de 2011

ALGO ES ALGO PERO NO SUFICIENTE (Y ES QUE LA CANGUELIS ES MU MALA)

(Gobierno palestino dimitido en bloque no sea que vaya a ser que lo de Túnez y Egipto vaya en serio y tengan que salir corriendo delante del personal en el momento menos pensado, por lo que, como medida preventiva, han decidio dimitir, atarse bien la alpargatas y cual simple y común ladrón de gallinas, salir corriendo ya, no sea que vaya a ser)

TENSION Y CAMBIO EN EL GOBIERNO PALESTINO (*)

Ante el temor a protestas y un avance de Hamas, Abbas busca ampliar su apoyo Con el éxito de las protestas en Egipto y en Túnez como amenaza latente, y con el temor a que los islamistas radicales de Hamas logren afianzarse en Cisjordania en las elecciones de septiembre, el gobierno palestino presentó ayer su dimisión en bloque para impulsar el cambio en su desprestigiada estructura.

Tras presentar la renuncia del gabinete de 18 ministros, el primer ministro palestino, Salam Fayyad, fue nombrado de nuevo premier por el presidente Mahmoud Abbas y aceptó el encargo de formar un nuevo gobierno con mayor representatividad del arco político palestino en un plazo de tres semanas.

Además de la efervescencia en la que está sumido el mundo árabe desde enero pasado y que causó la caída de dos regímenes, la necesidad del cambio en el gobierno palestino se ve impulsada por otras dos cuestiones cruciales que jaquean a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) en un año en el que su liderazgo pretende instaurar el Estado palestino.

En primer lugar, el partido de Abbas, Al-Fatah, necesita un nuevo perfil, una imagen fresca que le asegure el apoyo de los votantes palestinos de cara a las elecciones de septiembre próximo frente a los islamistas de Hamas, y la restauración de la confianza internacional.

Abbas, que ganó las elecciones presidenciales de 2005, también teme que la prolongación ilimitada de su mandato en 2010 tras la imposibilidad de celebrar elecciones despierte a un electorado todavía entusiasmado por el éxito de sus hermanos egipcios y tunecinos.

Por último, el gobierno palestino debe deshacerse de la desprestigiada imagen que se desprende de los llamados "papeles palestinos" publicados por Al-Jazeera el mes pasado, en los que quedó clara la disposición palestina a ceder ante Israel en el reparto territorial y en la cuestión del retorno de los refugiados. Según fuentes del gobierno palestino, Al-Fatah tratará por el momento de recuperar los 24 ministerios iniciales, de los que hasta hoy sólo 18 tenían ministro, y negociará con representantes independientes.

(*) Agencias DPA, ANSA y AFP (LA NACION ESTRIOR 15.02.2011)

*++