martes, 15 de enero de 2008

HA SALIDO EL SOL POR LA PARTE DE ANTEQUERA

Los que son buenos españoles, los que acuden a las concentraciones callejeras convocadas por el Partido Popular contra el Gobierno, y cuando se presenta la ocasión le dan unos macizos estacazos con el mástil de una bandera a otro buen español, al sin par ex Ministro Bono; los que también son buenos, pero que no son del Partido Popular; los que de momento son españoles, pero mal avenidos con el Estado Español, como son una parte de los vascos, los catalanes y gallegos, y por último los que sólo somos españoles, ni buenos ni malos, sino todo lo contrario, estamos de suerte: nos ha salido el sol por la parte de Antequera.
Don Manuel Pizarro, hombre nuevo rico donde los haya, se ha metido donde ya estaba: en la política, y ésta novedad que no es ninguna novedad ha supuesto noticia de las gordas en todo el Estado Español.
Don Manuel Pizarro es de la provincia de Teruel, por la que, según dicen algunos, ha hecho la de Dios es Cristo, o sea, que nadie lo sabe a ciencia cierta. Cuestión de fe
Sin embargo, Teruel sigue siendo una de la provincias más pobres de España, con el agravante de que en tierras turolenses se produce parte de la riqueza que ha hecho rico a Don Manuel Pizarro, pero no a Teruel: ENDESA.
En la cosa esa de cómo se hace uno rico mientras los demás se quedan como estaban no se puede entrar, porque es pecado. A un rico no se le puede decir que es un ladrón, porque si se lo dices, por la noche llegan los mengues, te hacen cosquillillas por las uñas de los pies, te despiertas, te entra la risa y luego ya no te puedes dormir. Así, que, no quiero pecar.
Pero claro no pecar, que de momento no quiero, no me obliga a tener que atribuir virtudes y facultades a ningún rico y don Manuel Pizarro lo es. Nuevo rico, pero rico al fin y al cabo.
Que en un tiqui taca de estos que se hacen y que nadie sabe como ha sido y en un plis plas se gana cuatro millones de euros por la compra de unas acciones, no se debe a inteligencia sobrenatural de don Manuel Pizarro, sino a la posición en la que se halla, y que aprovecha para sí.
Y si ENDESA le endosa al señor Pizarro el escopetazo de nueve millones de euros por dejar la Presidencia de la misma, hace un total de TRECE MILLONES de euros lo que ha obtenido, aparte comidas viajes y contra-viajes para terminar dejando la Compañía en manos de capitales extranjeros, pudiendo haberla dejado en Cataluña.
Todo ello no contituye ningún mérito moral para intentar que los turolenses voten al Partido Popular, en cuya lista por Madrid figura como figurón segundo el susodicho don Manuel Pizarro.
¿Saben que les digo? Que yo peco. Y peco de la forma más pecaminosa que hay para pecar: de pensamiento, que de obra ya la hacen los ricos.
*