lunes, 11 de abril de 2016

CUANDO LA POLÍTICA QUEDA EN MANOS DE LA CHAVALERÍA Y DEL BOINAS MARIANO RAJOY

(2)
 
Nuevas elecciones: 20 español@s y un funeral

10.04.2016
Generalizada sensación de fracaso entre los partidarios del cambio
 

(Monigotes reponedores de estanterias de un supermercado que habrían sido despedidos por no cumplir con su trabajo)
El pesimismo, la agria reacción contra los viejos y nuevos partidos y un odio contenido contra los políticos se palpan en las reacciones contra la más que previsible repetición electoral el 26 de junio. Veinte español@s han razonado sobre las consecuencias de este desastre, que además provoca el gasto de 160 millones de euros en subvenciones que se reparten entre los partidos políticos y sus dirigentes y que está suscitando tal oleada de rechazo y desprecio que hace sus consecuencias imprevisibles. Estas son las opiniones seleccionadas por “Espía en el Congreso” entre destacados miembros de la sociedad civil española:
(Ignacio Varela)
elconfidencial 
Que pase lo menos peor

La responsabilidad de Sánchez es que ha tenido en su mano las llaves del Gobierno y, llevado por su ambición personal, se las ha entregado a un partido populista
1. La burla de la consulta. Imaginen que una semana antes del Madrid-Barça Florentino Pérez anuncia muy solemnemente que va a hacer una consulta entre los socios del Real Madrid con dos preguntas: ¿Desea que el Barça golee al Real Madrid?; ¿prefiere que sea el Real Madrid quien golee al Barça?”. Obviamente, aclara, si los madridistas votaran que el Barça golee al Madrid, él y su directiva asumirían responsabilidades, “ustedes ya me conocen”.
Suena grotesco, ¿verdad? Ni más ni menos grotesco que la ridícula dupla de preguntas que se ha sacado de la manga Pablo Iglesias para guillotinar el simulacro de negociación con el PSOE y Ciudadanos. ¿Prefieres un Gobierno (odioso) de Rivera y Sánchez o uno (glorioso) con Podemos y sus confluencias? Haría falta un pucherazo para que no salga un 90% de noes a la primera pregunta y un 90% de síes a la segunda.
Esta consulta es tan tramposa como la que se inventó Pedro Sánchez para puentear a sus barones y obtener un cheque en blanco ante la última fase de la negociación. Como dice Xavier Vidal-Folch, el referéndum no es precisamente el instrumento más sublime de la democracia: casi siempre es maniqueo, ventajista y confundidor sobre lo que se vota. Hacen muy mal los socialistas en dejarse llevar por ese camino, porque competir en populismo contra los populistas es como retar a Pau Gasol a un concurso de mates.
 
Pablo Iglesias e Íñigo Errejón en la comparecencia del viernes. (EFE)
El viernes Iglesias repitió su rechazo a lo que llamó “un gobierno de Rivera presidido por Sánchez”. Le faltó añadir que su alternativa era un Gobierno de Iglesias presidido por Sánchez. Eso describe con exactitud la dicotomía realmente existente en la reunión del jueves: o un Gobierno de Rivera o uno de Iglesias, ambos con Sánchez como presidente de paja. Y el caso es que Pedro hubiera sido feliz en los dos casos.
2. Al fin, se han convocado las elecciones. Impostaciones aparte, lo mejor que nos ha dejado esta semana es que han caído las máscaras y ya podemos dar por convocadas las elecciones del 26 de junio. Lo malo es que entre la convocatoria material -que se produjo el viernes- y la legal, que saldrá en el BOE el 3 de mayo, aún quedan demasiados días de espera estéril.
 
Durante estas semanas, todo el esfuerzo que los partidos dediquen a endilgar la culpa a los otros no solo será inútil, sino que puntuará en su contra. Ya hay veredicto social: lo que se oye en la calle es que estos inútiles no han sabido hacer su trabajo, sin distinción. Así que más les vale no hurgar más en un fracaso del que ninguno va a salir exculpado y dedicarse a buscar razones buenas y positivas para votarlos de nuevo -que no está ni medio fácil-.