jueves, 22 de mayo de 2008

COSA DE SANTA LUCIA

La cosa que sigue es de electricidad, de luz. De electricidad que ha de ser vista por la mismísima Santa Lucia en persona y tocada por el buen Santo Tomás, pragmático él, que si no tocaba no se fiaba ni de su padre, para ser vista y creída.
Porque como no vengan ella para ver y él para tocar, el nuevo apretujón al bolsillo que nos van a dar las eléctricas, para mí que es más propio de la Baja Edad Media de hace más de mil años o por ahí, que de esto que no sé yo por qué se le llama democracia.
Se les ha puesto en los huevos a los Señores Feudales de las eléctricas que han de subir las servidumbres que nos cobran por no hacer nada, excepto el mama que te mama del trabajo ajeno, sin trabajar ni aportar nada positivo a la sociedad, y allá que a buen seguro habremos de ir al paso alegre de la paz a darles el incremento de la servidumbre que nos piden, en este caso 140 euros más al año porque el precio de la electricidad dicen ellos que ha subido.
Y, efectivamente, estos Señores del Feudalismo de la energía eléctrica puede que tengan razón y el precio de costo de producción haya subido.
Un solo dato que quizás pudiera contribuir a explicar el encarecimiento de la electricidad pudiera ser el que ofrece ENDESA.
Esta Compañía le pagó al que fuera su presidente, el rico hombre Manuel Pizarro, por dejar de figurar en su nómina, el escopetazo de 13 millones de euros.
Pues si esto que es un dato no una opinión ni una malévola creencia, la extiende el lector a la numerosa manada de mandamases que figuren en la nómina de las diferentes Compañías eléctricas, altos cargos y minicargos, gastos varios y variedad de gastos que no tiene tanta variedad, allegados, contrincantes y contrincantas. Además de los gastos de representación y descompresión y desfogueo, se hace uno cargo que, efectivamente los costos de producción por unidad de energía eléctrica hayan subido.
Subida de costos que deberían ser compensados contra el monto de sus patrimonios personales obtenidos mamíferamente, esto es, por el mame que te mame del producto social al que ellos lejos de contribuir lastran o arramplan con él. Pero eso requeriría previamente dejar de ser previamente siervo-súbdito bien avenido como un servidor.
Así, pues, mi querido lector, ciudadano libre y democrático por los cuatros costados, dispóngase a pagar 140 euros más al año si forma parte del millón y medio de hogares para los que los Señores Feudales de la electricidad han tenido a bien aplicarles tal subida.
¿Qué quienes son estos Señores Feudales de la electricidad? ¿Que qué papel desempeña el gobierno de Zapatero, como lo desempeñaría el gobierno de Rajoy si hubiera ganado la selecciones, para que el interés de unos cuantos pitorretes de la electricidad prevalezca sobre el de la inmensa mayoría?
Pues ahí está la gracia señor mío, en saber quienes nos atracan y como lo hacen.
*