sábado, 4 de mayo de 2019

PUBLICADO EN LA REVISTA EL POLLO URBANO DE ZARAGOZA

 

Después del 28 de abril,un día más, 29 de abril / Manuel Sogas



Por Manuel Sogas Cotano
(Corresponsal del Pollo Urbano en la República Dominicana)

Tras las Elecciones generales del pasado 28 de abril nada ha cambiado en lo fundamental en la sociedad española y nada hay que esperar que cambie…

…, porque nada puede cambiar en unas elecciones de este tipo y en un tipo de democracia adjetivada como es la del Estado español en la que no se busca el bienestar de las personas sino el apalancamiento presente y futuro de los intereses de las 1.400 familias españolas que disponen de más del 80% de la riqueza nacional, a costa de empeorar, lógicamente, las condiciones de vida de más del 99% de la población española que dispone de menos del 20% de dicha riqueza nacional.
    Lo que ha cambiado es el aspecto superficial y formal de la política, pero la política es un elemento más, no el único, que junto a la economía y a la ideología configuran cualquier tipo de sociedad, incluida naturalmente la sociedad española.

   Se podría destacar, si acaso, como algo que va mucho más allá del simple hecho superficial y formal: la configuración definitiva de VOX, como arma (dicho literal y explícitamente en el estricto sentido del término) política de defensa de los intereses de los grandes capitales, llamada a sofocar violentamente los disturbios que se produzcan en un futuro más o menos próximo, como consecuencia del empeoramiento de las condiciones de vida de las amplias capas sociales a medida que se vayan agudizando el empeoramiento de las condiciones de vida que determinará la profundización y extensión de los efectos negativos de las crisis iniciada en 2008 para mayores capas sociales. Esto sucederá cuando sea innegable y por tanto perceptible para inmensa mayoría de la sociedad, que la política burguesa (a la que previamente se le habrá hecho aparecer como la política en general, y no como una forma de política favorable a los interés de los grandes capitales y contarios e irresolubles con los intereses de los trabajadores en general, que es en realidad lo que es) no puede resolver los problemas económicos, políticos e ideológicos, y ello como condición necesaria a la declaración de guerra entre los grandes grupos de capitales, incluidos, chinos, rusos, indios, japoneses y occidentales, para que a resultas de las destrucción material y humana que resulte el capitalismo pueda reeditar su historia pasada, porque ninguno de lso partidos presentado a las eleccione