martes, 12 de octubre de 2010

CARTA DE UN AMIGO A OTRO AMIGO QUE SE FUE

Pere Camps i Campos (1) a

Simón

Un intenso y desagradable cosquilleo se instala en la nariz cuando intentas no llorar. Pero, afortunadamente, la resistencia fracasa y las lágrimas caen y mojan el teclado. Y te duele todo, sin dolerte nada. Y te haces preguntas que no tienen las respuestas que tú quisieras. Y es tan grande el sentimiento de impotencia, que clamas venganza. Y haces una lista con los que deberían haber muerto y están vivos. Y piensas en Teresa. Y vuelves a pensar en Teresa. Y al escribir su nombre te duele el pecho. Sabes que no puedes hacer nada. Y piensas en ella. Y gritas. Necesitas encontrar a los responsables del sinsentido. Y vuelves a gritar. Contra todos los dioses. Aunque sepas que no existen. Pero es que necesitas gritar. Y llorar. Y aprietas el puño. Y piensas que no puede ser. Y te vuelve a invadir una sensación de injusticia. Y vuelves a necesitar que haya culpables. Pero no los hay. Y las imágenes aparecen y te golpean. Derbi. Mollet. Metal. Huelga. PSUC. Manifestaciones. CONC. La Habana. Barnasants. 29S. Y ahora las palabras, toman el relevo y te interpelan. Libertad. Amnistía. Estatuto de Autonomía. Assemblea de Catalunya, Clase Obrera. Sindicalismo. Negociación. Socialismo. Eurocomunismo. Ecologismo. Y la rabia hace que de nuevo cierres el puño. Y la frustración se adueña de todo. Y la derrota se instala lentamente en tu cuerpo. Esta vez no hay negociación posible. No hablaré nunca más con mi amigo. No veré nunca más a Simón. ¡Vaya mierda!
*+
(1) Director de BARNASANTS y promotor cultural