viernes, 18 de abril de 2014

VENEZUELA: PARTE DE LA INFORMACION QUE NOS OCULTAN



Entrevista a Nicolás Maduro, presidente de Venezuela
"Las protestas en Venezuela son una señal de que los Estados Unidos quieren nuestro petróleo"

Rebelión
09-04-2014
The Guardian


En una entrevista en exclusiva para the Guardian, el presidente de Venezuela manifiesta que la administración de Obama está fomentando la confrontación civil con el objetivo de provocar un golpe de estado a 'cámara lenta' al estilo de Ucrania.

Vídeo http://www.theguardian.com/world/video/2014/apr/08/venezuelan-president-nicolas-maduro-video-interview
 El presidente de Venezuela ha acusado a los Estados Unidos de usar una sucesión de protestas callejeras para orquestar un golpe "a cámara lenta" al estilo de Ucrania contra su gobierno y "ponerle la mano al petróleo venezolano".

En una entrevista exclusiva para the Guardian, Nicolás Maduro, que fue elegido el año pasado tras la muerte de Hugo Chávez, manifestó que lo que él denomina una "revuelta de los ricos" fracasará debido a que la "revolución bolivariana" de Venezuela está más profundamente asentada ahora que cuando rechazó el golpe de estado respaldado por los EEUU contra Chávez en el año 2002.

Venezuela, donde hoy en día se estima que se encuentran las reservas de petróleo más grandes del mundo, ha tenido que hacer frente a continuas protestas violentas desde principios del mes de Febrero que se han centrado en la inflación, la escasez de productos básicos y el crimen y que comenzaron cuando los líderes de la oposición lanzaron una campaña para derrocar a Maduro y a su régimen socialista bajo el slogan de "La salida".

"Tratan de vender al mundo la idea de que en Venezuela hay protestas, una especie de primavera árabe" declaró. "Pero en Venezuela ya tuvimos nuestra primavera: nuestra revolución que le abrió el camino a la Venezuela del siglo XXI".

El conflicto se ha cobrado la vida de 39 personas y ha sido un reto importante para el gobierno de Maduro. El Lunes el presidente venezolano dio su acuerdo a una propuesta de negociaciones de paz con los líderes de la oposición que hasta ahora habían rehusado formar parte de un diálogo liderado por el gobierno y que ha sido elaborada por la Unión de Naciones Suramericanas, Unasur.

Los EEUU niegan estar involucrados y declaran que Venezuela está usando la excusa de una amenaza de golpe de estado para actuar con contundencia contra la oposición Human Rights Watch y destacados representantes de la Iglesia Católica de Venezuela han condenado la gestión de las protestas por parte del gobierno mientras que Amnistía Internacional ha denunciado violaciones de los derechos humanos por ambas partes.

Maduro manifestó que Venezuela se está enfrentando a un tipo "de guerra no convencional que los Estados Unidos ha perfeccionado a lo largo de décadas", y mencionó una serie de golpes de estado o intentos de golpe de estado respaldados por los EEUU desde 1960 en Brasil hasta Honduras en 2009.

El antiguo conductor de autobús y líder sindical, en declaraciones desde el palacio presidencial de Miraflores, dijo que la oposición en Venezuela ha "tenido el objetivo de trancar todas las ciudades principales del país, un poco copiando, de manera muy mala lo que sucedió en Kiev, donde fueron trancando las avenidas principales de la ciudades hasta que hicieron ingobernable Kiev, Ucrania y derrocaron al gobierno democrático". La oposición venezolana tenía, según Maduro, un "plan parecido".

"Tratan de acrecentar problemas económicos a través de una guerra económica para desabastecer el mercado de productos y disparar una inflación ficticia", declaró maduro, "crean problemas de carácter social, molestia, insatisfacción política y violencia y buscan la imagen de incendios para justificar un proceso de aislamiento internacional e incluso de intervención"

Hablando sobre las mejoras sustanciales de protección social y la reducción de la desigualdad durante la última década y media, Maduro manifestó que "en la época en la que yo era sindicalista no había ni un solo programa para proteger la educación, la salud, la vivienda y los salarios de los trabajadores. Era el reino del capitalismo neoliberal. Hoy en Venezuela, es la clase obrera la que sostiene la estabilidad política de la revolución: es el país donde los ricos protestan y los pobres celebran su felicidad social".

Las protestas en Venezuela han sido originadas por la alta inflación, que alcanzó un máximo de 57% pero ha descendido ahora a una tasa mensual de 2,4% así como la escasez de bienes de primera necesidad subvencionados y que en algunos casos son introducidos de contrabando en Colombia y vendidos a precios mucho mayores. Los líderes de la oposición acusan al gobierno de mala gestión.

La reciente relajación de los cont