jueves, 13 de septiembre de 2012

SINDICATO ANDALUZ DE TRABAJADORES. ARTICULO DE UN MILITANTE

Andalucía 15 de septiembre: No vamos a Madrid

por Carlos Ríos
Miércoles, 12 de Septiembre de 2012 07:07
Kaos en la Red

La Andalucía trabajadora está buscando, y poco a poco esta encontrando, sus propias forma de lucha y su propio camino. Y para eso, no hace falta pasar por Madrid...
Tras uno de los veranos más calientes en décadas en Andalucía, comienza el mes de septiembre y con él se empiezan a escuchar ya los ecos de una pretendida Cumbre Social, acompañada de su manifestación correspondiente, convocadas por CCOO y UGT en Madrid.
No me voy a detener en el proceso que estamos viviendo desde hace unos años, marcado por el acelerado retroceso de los derechos de las clases populares, ni en la derrota ideológica de la mayoría de la izquierda que ha posibilitado que sea imposible vislumbrar una salida que no sea la dictada por el eje París-Berlín. Sencillamente voy a exponer las razones por las que la Andalucía obrera, combativa y revolucionaria no debería estar en Madrid el 15 de septiembre.
En primer lugar hay razones para sospechar de una convocatoria como esta. Mientras en Andalucía se va a dejar en la calle a cerca de 5000 profesores interinos, mientras vemos como los recortes eran ya un hecho antes del verano en sanidad, en la ayuda a domicilio... Esta convocatoria no tiene mejor ocurrencia que enviarnos a Madrid. La maniobra es clara; desviar la atención y la presión social hacia el gobierno de Rajoy. CCOO y UGT dan por bueno así el argumento esgrimido por el gobierno de “progreso” de PSOE-IU en Andalucía, es decir, que los recortes en Andalucía se están haciendo por “imperativo legal”. ¿Va a dar la Andalucía combativa por bueno este argumento?
Esta maniobra no debe extrañar a nadie. Desde el día después de las elecciones en Andalucía CCOO y UGT mostraron públicamente su apoyo a un acuerdo PSOE/IU. Su posición con respecto al gobierno de “progreso” andaluz es de corresponsabilidad, y por supuesto de cogestión de una crisis que en Andalucía está tomando dimensiones insospechadas y cuyas más graves consecuencias van a empezar a notarse a partir del próximo otoño. Han sido los mismos CCOO y UGT que han criticado las movilizaciones del Sindicato Andaluz de Trabajadores este verano, tanto la Marcha Obrera-Andalucía en Pie como las recuperaciones de alimentos en MERCADONA y CARREFOUR. Los mismos que boicotearon la Huelga General que convocó el SAT en las comarcas de la Sierra Sur de Sevilla y de la Sierra de Cádiz. ¿Va a darle el pueblo trabajador andaluz algún crédito a las convocatorias de CCOO y UGT?
Andalucía es un pueblo conquistado, expoliado y sumido en el subdesarrollo. Esta situación explica la forma brutal en la que está afectando la crisis impuesta por el capital a la clase obrera andaluza. Una situación plasmada en fenómenos anteriores en el tiempo y que contextualizan el alcance en nuestro país de la actual crisis capitalista: la desindustrialización de Andalucía (pasando de un 10% del aporte industrial estatal en 1980 a menos de un 7 % en la actualidad), la desarticulación de nuestra economía, el atraso de nuestra agricultura donde campan “los cazaprimas”(véase la Duquesa de Alba...), la especialización productiva bajo demanda de la Unión Europea (produciendo crisis como la del pepino almeriense del año pasado), la existencia de la gran propiedad agraria, el desempleo estructural... todos ellos fruto de las políticas puestas en marcha por España y avaladas por sus sindicatos cómplices. La solución no pasa por Madrid. Ni por sus calles ni por su gobierno. Para nosotr@s> la solución pasa por la lucha y la reivindicación de herramientas útiles para la clase obrera andaluza. Herramientas como un Marco Andaluz de Relaciones Laborales que nunca se atreverán a pedir CCOO y UGT. Un Marco que establezca una legislación propia en materia de sanciones a las empresas, en modalidades contractuales para adaptarlas al mercado laboral andaluz, en un sistema propio de prestaciones, la creación de Fondos de Inversión Obligatoria de beneficios patronales, la erradicación de la precariedad laboral y las contrataciones “en negro”, la reducción de la jornada laboral, el reparto del empleo, la supresión de las horas extraordinarias,¿Tan incapaz creen al pueblo trabajador andaluz para que tengamos que ir a Madrid a que “nos solucionen” nuestros problemas?
Dicen que el 15 de septiembre se va a realizar una “Cumbre Social”. A esta propuesta de “Cumbre” de CCOO y UGT se suman otras anteriores como la realización de referendums que inciden en la misma estrategia. Esto es, evitar que los trabajadores/as tomen la calle y encuadrarlos en eventos que no sirven para nada en tanto en cuanto están mediatizados por el peso, las estrategias y los compromisos con el régimen de los dos convocantes. Como mucho que puedan darle lustre a la desgastada imagen de estos “sindicatos del régimen”. Además las propuestas de estos mal llamados “sindicatos” parten de una premisa: las recortes se pueden parar en el contexto actual de desarticulación del movimiento obrero. Precisamente en la coyuntura actual, si el capital está avanzando a costa de nuestros derechos es porque no existen organizaciones que puedan plantarle cara a los continuos ataques de la burguesía. De eso saben mucho los convocantes del 15-S porque han sido ellos los encargados de desmovilizar, atomizar y pulverizar las luchas obreras en todos los pueblos del estado español. ¿Una “Cumbre Social” es lo que necesitamos los obreros andaluces para hacer frente a nuestra situación?
Se habla de una convocatoria para toda la sociedad civil. Pero no se airea que entre los co