jueves, 3 de julio de 2008

¡PELIGRO, PELIGRO!

(Si lees y reflexionas sobre todo lo que ves y sientes para llegar a conclusiones propias, despreciando el pienso ideológico que a diario te echan, el mundo estará en condiciones de tener cada día un tonto entontecido menos) Manuel Sogas Cotano.
*
Para mí que un mono suelto con una hoja de afeitar en la mano es menos peligroso para la paz social que Alberto Ruiz-Gallardón, Alcalde de Madrid, un lobo para otra loba (Esperanza Aguirre), y el que por hacerse con el cuajo del poder del Partido Popular, echará a rodar escaleras abajo a Mariano Rajoy cuando la cosa electoral esté algo más madura. Pero esto a mi como si se la machaca con dos piedras, allá ellos con sus ellas.
A Ruiz-Gallardón la política le llega por vía sanguínea, de esas cosas que se reciben por que sí, una herencia. Herencia que luego uno amasa debidamente, por qué no?
Siendo niño, hijo de dirigente principal de Alianza Popular, el antecedente del Partido Popular, alistado que es en la filas de sus Juventudes, y a partir de ahí, sube que te sube, escala que te escala (pero sin que se sepa que haya aportado nunca nada productivo a la sociedad) hasta encaramamiento político castizo y de postín en el Ayuntamiento de Madrid, Comunidad patrióticamente administrada por el Partido Popular, en la que se han conocido casos muy solemnes de corrupción, policiales y urbanísticos, hasta llegar a repetir una elecciones porque a dos electos cargos del PSOE les entró la turuntela del patriotismo del toma y trae, dignas de las más rancias y arraigadas esencias de la derecha española, sin que nadie fuera a la cárcel, porque las cosas estas de caballeros funcionan así, hoy por mí mañana por ti, gracias a lo cual, Esperanza Aguirre campea en el marcador de la Comunidad Madrileña.
Pero a lo que yo iba. Este Ruiz-Gallardón que nunca ha aportado nada productivo a la sociedad de la que extrae su buena y holgada subsistencia, porque para qué nos vamos a engañar diciendo otra cosa, desde antiguo le llega sueldo fijo y seguro, y seguro que se asegura que le llegue ingreso seguro, y sobrado. Ya que estamos que sobre, ¡fuera miserias!
Pues este Ruiz-Gallardón que se ha gastado lo que lleva de vida asegurándose lo seguro, es precisamente lo que le dice a los jóvenes madrileños que no hagan: “los jóvenes han de salir de la apatía de buscar un sueldo fijo. Deben optar por el riesgo”. Este Ruiz-Gallardón es majo, eh. Llegará lejos, y donde no llegue él llegarán sus hijos. Seguro.
Pero que me digo yo, ya que estamos en estos de los hijos. Y que tal, mi amado y patrio Ruiz-Gallardón, sin ningún respeto, eso sí, por qué no dejamos a sus hijos que se vayan fogueando en el riesgo laboral de colocadores de mercancía en una gran superficie comercial con contratillos temporales de lunes a sábados por la tarde por… unos seiscientos euros al mes, y vamos dejando ya el mamoneo hereditario de la política. Luego ya si uno quiere tener queridas que las tenga, a mi eso me da igual. Fuera del horario político y con dinero del propio bolsillo allá cada cual con su cada cual.
A que no está mal pensado esto que digo.
*