miércoles, 8 de abril de 2009

UN ALTO EN EL CAMINO

PARA RESPIRAR

Sí, respirar.
Y respirando
hacerme niño.
Y tú, niña.
Y como niños,
de la mano.
Y volar como aves
de la mano contigo.
Y subir al alto,
al cielo.
Y más alto que el cielo.
Y en lo más alto
hacer vereda
para volarla contigo.
Y mirar desde lo alto
al bajo,
al que no vuela.
Y bajar al bajo,
y desde lo bajo
mirar al bajo,
y haciéndome otra vez
niño,
volar al cielo,
y más allá del cielo.
Pero contigo.

¡EL GRAN PREMIO PARA DESPUES DE UNA CRISIS!

Magnifico electrodomestico, de bajo consumo eléctrico, prácticamente nulo, o sea, que no gasta nada de electricidad, por lo que se ahorra mensualmente el recibo de Endesa, ideal para su utilización en tiempos de crisis rampante con solución tipo agua: inodora, incolora e insipida, o sea, que no se ve, compuesto de fogón de fuego únius (en castellano, único), tres pucheros de barro cocido al fuego de leña puro y quemante, y cuidadin, cuidadin con los pucheros de barro que si se caen al suelo se joden (lógico, no se van a caer hacia el techo) y cántaro del mismo material, de recostabiliad multiple sobre cualquier tipo de pared o peñasco adecuado, que será sorteado el día del Ciudadano (eso del ciudadano es solo joder por joder, porque el ciudadano no tiene día) entre los doce primeros millones de pobres de España (ahora hay pocos, solo 8 o 9 millones, pobre más pobre menos) que llamen, indiferentemente, a los palacios de La