jueves, 11 de mayo de 2017

PEDRO A. GARCÍA BILBAO. GRACIAS, MAESTRO. SIN SER TU ALUMNO ME ACABAS DE DAR UNA MAGISTRAL LECCIÓN CON LO QUE ACABAS DE ESCRIBIR, O SEA, QUE ENTONCES YA SOY TU ALUMNO AUNQUE NO NOS CONOZCAMOS. GRACIAS, MAESTRO

Un último día en un aula

Pedro A. García Bilbao

Sociología Crítica
11.05.2017             
          




WhatsApp Image 2017-05-09 at 12.03.14

Acabo de terminar el último examen. He tenido este cuatrimestre cuatro grupos distintos. Me toca ahora corregir, notas, tal vez tutorías de revisión, quizá alguno vuelva para que le tutele su trabajo fin de carrera en uno o dos años. tal vez haya alguien que suspenda y siga, el hecho es que hoy es el último día de este grupo. No volverá. No volverán a estar como grupo conmigo.

Recuerdo cada caso, las intervenciones, las actitudes, su forma de reaccionar, como alumnos individuales, chicas y chicos, como grupo; cada persona es un mundo, y juntos son algo especial. Cada grupo es diferente. Este lo componían alumnos de doble grado —dos carreras–, Periodismo y Economía, Histoira, Ciencia Política. Les he impartido Estructura Social Contemporánea. Acaba de salir el último alumno por la puerta y estoy solo en el aula, miro los bancos vacíos. No sé, es algo extraño. He procurado compartir con ellos lo que he aprendido, enseñarles en la medida de mis conocimientos a ser críticos, pero sobre todo a formarse, a leer y escribir académicamente, a investigar, a afrontar lo desconocido y a pensar científicamente. He procurado mostrar el sentido de la maravilla que hay en las cosas que nos rodean y como la ciencia nos ayuda a comprender el mundo, porque yo sí creo en la ciencia,