viernes, 18 de enero de 2019

FRANCIA (que como si dijéramos es un barrio de Bilbao, o sea, que está aquí mismo, a la vuelta de la esquina): LOS TRABAJADORES NO QUIEREN QUE LE TOMEN MÁS EL PELO. SI ES LO QUE DIGO YO: ¿NO ES EL TRABAJO LA FUENTE DE TODA RIQUEZA? COÑO, PUES DEJA AL TRABAJADOR QUE REPARTA ÉL LA RIQUEZA QUE CREA Y NO TE METAS TÚ, QUE NO HAS TRABAJADO EN TU PUTA VIDA NI PIENSAS TRABAJAR, A MANGONEAR Y A ROBAR LA RIQUEZA QUE CREAN LOS TRABAJADORES. ES O NO ES? PUES A ESO VOY...

Francia. Chalecos amarillos
Construir un bloque social frente al bloque burgués


Henri Wilno
VIENTO SUR
14.01.2019


Los chalecos amarillos nos obligan responder a una serie de cuestiones. Más allá de los discutibles precedentes históricos y de aspectos condenables (manifestaciones de racismo o antisemitismo), a menudo destacadas pero más o menos anecdóticos, entender el movimiento supone volver a sus raíces: los Chalecos amarillos son el resultado de la evolución de la formación social francesa, muy determinada por las transformaciones recientes del capitalismo. Como escribía Marx en el Manifiesto Comunista: “La burguesía no puede existir sin revolucionar constantemente los instrumentos de producción, lo que quiere decir las relaciones de producción, es decir, el conjunto de las relaciones sociales”. Exactamente este es un proceso que continúa. Esta revolucionarización de la formación social transforma tanto a la burguesía como al proletariado sin olvidar las capas intermedias.

Las c