martes, 16 de septiembre de 2014

PUBLICADO EN CRÓNICA DE ARAGÓN

Para una contribución a la crítica de Podemos 

(III)

El capitalismo
La forma como los individuos producen los objetos materiales e inmateriales de una sociedad concreta, la forma en como se distribuyen esos mismo objetos y la forma en como esa sociedad acepta las reglas de distribución de los mismos, es lo que constituye el modo de producción de esa sociedad concreta.
La historia de una sociedad determinada, pasada o presente, no puede ser conocida si no se conoce su modo de producción.
A lo largo de la historia de la humanidad se han sucedido diferentes modos de producción. En la sociedad actual el modo de producción dominante es el modo de producción capitalista, que deviene del anterior, el feudalismo, y éste de la esclavitud, y éste del salvajismo y éste de la barbarie.
La historia de España ni la hace don Pelayo,  por muy valiente que pudiera haber sido, ni se explica estudiando su valentía y la gran fe que pudiera haber tenido. Tampoco la hacen los Reyes Católicos, ni Felipe II, ni Franco ni el rey hijo ni el rey padre, ni se puede entender estudiando todo lo que estos pudieran haber hecho.