jueves, 18 de septiembre de 2008

SOLO PALABRAS

El presidente de nuestro gobierno español, Zapatero, al que nosotros alimentamos, vestimos y solazamos, aparte de prepararle a él y a los suyos un futuro digo y tranquilo, como debe ser, pues que nos toma el hombre por tontos entontecidos y como a tales nos trata, y en esto yo no le voy a contradecir, porque si Zapatero nos cree tontos entontecidos, por mi, tontos entontecidos nos quedamos, y a otra cosa mariposa.
Zapatero ha sacado pecho para vocear que va a subir las pensiones mínimas un 6%, ¡olé tus cojones, compa Zapa, que se jodan los ricos!
La pensión mínima de una viuda o viudo en el Reino de España, por la Gracia de Dios (es que Dios es muy gracioso) es de 393,03 euros al mes, o sea, cada 30 días, con lo que seguramente no habría ni para pagar el desayuno diario de Zapatero o Su Majestad el Rey, y conste que estoy a favor de un desayuno como Dios manda: zumo de naranja natural, un yogur natural, nada de mierdecillas con conservante, un huevito cocido, porque dos huevos cocidos ya es pasarse, lo reconozco, dos lonchas de jamón, pero del bueno, de ese que va vendiendo por China Su Alteza el príncipe Felipe, una o dos piezas de fruta fresca del tiempo, esas frutas guardadas en frigoríficos de un año para otro, nada, fuera, ésa para los pobres del Tercer Mundo, dos mermeladas buenas, que menos, una tostadita de pan blanco y otra de pan integral, que estas últimas para la limpieza intestinal es tetica monja, o sea, muy buenas, repostería variada, un poco de miel, de romero o de flores y algo más que se me haya podido pasar por alto.
No ha dicho el presidente y compa Zapa, porque al hablar para tontos entontecidos no le hace falta ni llega a cuento, que la inflación va a subir otro 6%, con lo que las pensiones teóricas se quedaran nominalmente más altas, pero en la practica tendrán menos poder adquisitivo, porque los precios habrán subido, y es que este Zapatero vale un valer, con él en el gobierno nos ahorramos que al mismo suba el Partido Popular, puesto que la política capitalista a favor de una exigua mayoría y en contra de la inmensa mayoría de la sociedad ya la hace y, muy bien, el compa Zapatero, que dice que es socialista, ganas de bromas que le entran encima, por lo que no les tendrían que hacer mucho caso, porque puestos a decir, a utilizar solo palabras, yo digo que soy Napoleón de paisano con mando en plaza.
*