sábado, 18 de febrero de 2017

EN LA REPÚBLICA DOMINICANA. COMO EN ESPAÑA Y MARACAMBÚ, HAY HIJOS DE PUTA ASESINOS E HIJOS DE PUTA QUE MANDAN A ASESINAR COMO BUENOS HIJOS DE PUTA QUE SON

   
Que no haya infierno, que de haberlo hoy dispondría de calor ecológico de cágate lorito, que quema más que la hostia, pero sin contaminar, para que se achicharren en él los hijos de puta, pero no los corrientes y molientes. No estos que se meten a la política por unas lentejas, o los que se dedican a la mentira por deporte intrínseco, o incluso algunos de los que llegan a matar por treinta monedas de plata, porque al fin y al cabo todos ellos son unos desgracias, o cuando menos, unas piltrafas humanas, sino los auténticos, los verdaderos de tomo y lomo y que me llevo un 57% del dinero invertido que no es mío más el 159%  por ser yo quien soy más el 29% de las pensiones que me caerá según ley sopa boba mediante cuando se concluya el tramado de Toledo de a estos viejos les vamos a quitar hasta el aliento. Son estos los que planean y ordenan los asesinatos.
Con lo tengo, más los dichos 57%, 159% y 29% más lo que caiga de unas privatizaciones que tengo a punto de caramelo voy a hacer unas inversiones molonas. Eso sí, cuando me rebajen los salarios reformadamente a 1 euraco a la semana más tres latas pequeñas de sardinas en aceite a la semana por cabeza/trabajador. Tiempo al tiempo, que aquí estoy yo para ivertir
Que no haya infierno no es cosa mía. Lo ha dicho mi hermano Francisco, que como ya sabrán ustedes tiene el oficio de Papa. Y no habiendo infierno, ya me contarán ustedes de donde sale su contrapuesto, la Gloria, o sea, que con permiso de mi hermano, y actuando yo como si fuera él, la Gloria queda sin efecto, ¿y qué pasa?
Siendo esto así no nos queda más que la tierra monda y lironda, que para más inri, ya ni siquiera es plana como Dios la hizo en la semana que le dio por trabajar, donde la banda de hijos de puta que planifican y ordenan los asesinatos deben cumplir las condenas, a los cuales hay que buscarlos en los grandes bancos y grandes multinacionales, lo que no implica que al asesino barato, que es también hijo de mala madre, el que aprieta materialmente el gatillo, que hayan de ser perdonado. Pero insisto, a los que hay que mirar son a los grandes capitalistas.
* * *

República Dominicana: asesinan a dos periodistas de radio