sábado, 18 de abril de 2009

HAY QUE HACER REFORMAS: HAGANSE, HAGANSE

(El Rey, reina que te reina, y gastando dinero de su bolsillo en Roland Garros, y que me lo han cogido en una lista de los hombre más ricos de Europa, junto a un chocolatero)

2/2

El tenderete está montado según lo previsto, que los sociólogos y psicólogos pagados con nuestros dineros (¡de quién si no!) están para algo. Les han dicho a los que nos dirigen tal y tal, y ahí tenemos a nuestros dirigentes, a lo suyo: diciendo tal y tal, que para eso les han dicho que conviene decir tal y tal. Y los grandes medios de comunicación, también a lo de ellos, a lo nuestro no que eso es “mu” malo.
Dineros de la Seguridad Social de capa caída ha dicho el Gobernador del Banco de España: malament chuiquets per les “parotas” y “jubilatas”. ¡Alto ahí!, -exclama Superlaborará en su forma de carne mortal de Ministro de Trabajo- Nadie mencione la soga en casa del ahorcado que se nos van a sulfurar.
Tranquilité, mi fiel y manso rebaño, que el Ministro nos defiende. Nos defiende de palabra, tranquilidad pues. Fe os pido.
Vamos ahora al “salchichoneo”, que ya tenemos aceptado que la cosa está mal y hay que arreglarla, es lógico, no?
Si hay más gastos que ingresos en la Seguridad Social (que no lo sabemos ni lo tenemos porque saber, nosotros somos creyentes. Obviemos este dato que es el primero que tendríamos que saber para que no nos tomen más el pelo), habrá que reducir gastos.
Es lógico, para mi que es mentira, pero yo no estoy aquí para hacer pensar a nadie, yo soy siervo de Su Santísima Obama, así que vamos a dejarlo en lógico, para que nuestros amos y fejes, en versión democrática, jugueteen con nuestras vidas como les pase por los huevos a ellos, que lo nuestro es obedecer en la creencia, y nos propongan la siguiente reforma, que más lógica no puede ser:
a) Estiramiento en plan alargadera de la edad de jubilación, de 65 a 67 años, después de 67 a 91 y de los 92 a los 110, si queda alguno, la milésima parte de lo que le habría correspondido de jubilarse a los 65, pero, a través de banco también. Así todo queda en el banco, que es el Señor Dios Nuestro de cada día, asistidos por Zapatero, Rajoy y la cosa sindical subvencionada.
Y a esta negociación reformadora se aprestarán los de la cosa sindical, responsablemente, eso si, junto a las grandes empresas atendidas por el gobierno.
Y, nosotros, claro, a lo nuestro, a la creencia, porque, como nos han madurado previamente a través de los grandes medios de comunicación que no se puede hacer más cosa que las que se ha hecho y se están haciendo, y como las cosas están jodidas…
El Banco de España que tan bien Gobierna su Gobernador, y que no ha sido capaz ni siquiera de evitar el “cilindrín” que ha organizado Caja Castilla, tiene una lista de unas doscientas empresas españolas con dinero en los paraísos fiscales (pero no se me asuste nadie, que los paraísos fiscales están legalmente reconocidos), falta decirnos el nombre de los hijos de puta, dicho sea con el mayor respeto y consideración, que se han llevado ese dinero, porque ese dinero que es robado al Estado bien podría estar en los fondos de la Seguridad Social, para que el que ha trabajado toda su puñetera vida (no como otros) pueda disfrutar (es un decir) de sus últimos años de vida.
Acaba de ser publicado un libro, cuyo título es “Hasta la coronilla, autopsia de los Borbones” en cuyas hojas 215-216, puede leerse: “La revista EuroBusines, en febrero de 2003, publicó el listado de los trescientos hombres más ricos de Europa, especificando su patrimonio, empresa y sector en los que prestan sus servicios y otros datos… Y así llegamos al puesto 112, donde aparee el chocolatero italiano, Michel Ferrero, empatado con un tal King Juan Carlos de España, cuya compañía se llama “Borbón Family”, dedicado al sector “Royalty”. Tanto el italiano como el tal “king Juan Carlos, poseen un patrimonio valorado en 1.700 millones de euros (unos 280.000 millones de pesetas)… la fortuna del rey Juan Carlos nace de un fondo colocado en el exterior durante el franquismo por monárquicos que preparaban la restauración democrática.
Porque no se engañen ustedes. Aquí lo más bonito es contemplar la espléndida capacidad de ahorros y rentabilización de recursos de quien, con siete millones de euros de salario anual, con el que además debe cubrir los gastos de la Casa Real, consigue generar un patrimonio de 1.700 millones de euros…”
Ven, lo que les decía. Hay que reformar primero a los reformadores, antes de que metan mano en saco ajeno para reformar, que ya vale, padres míos.
Así, pues, mansos de mis entretelas, recibid mi crédula bendición: CREED, CREED.
*

HAY QUE HACER REFORMAS: HAGANSE, HAGANSE

(El Gobernador del Banco de España muy preocupado por la crisis, que entre otros él, ha creado)

1/2

El Gobernador del Banco de España, Fernández Ordóñez, que debe ser listo como él solo y más agudo que el hambre, y que debe tener sueldo de cojón de mico, más el contracojón que sustenta el cojón, más gastos de representación de la gobernabilidad del Banco de España, más bicocas apartes, también del cojón de mico, resulta que va al Parlamento a decir lo que cualquiera saber decir sin ser Gobernador del Banco de España: que como la Seguridad Social tenga más gastos que ingresos llegará un momento en que habrá déficit, o sea, que los que no tengan trabajo no podrán cobrar el seguro de desempleo y los jubilados se quedarán sin cobrar sus pensiones, y claro, decir esto, como nos pongamos a pensar más de uno, se podría organizar la marimorena.
El seguro de desempleo es un seguro que se ha pagado el trabajador a lo largo de su vida laboral, durante treinta o cuarenta años cuando le llega la edad de jubilación, para que al final le quede una mierda de pensión, seguramente, con una paga mensual menor que lo que cualquier mamón del poder, banquero o adjunta se gasta al día en un bermucito.
Ante esa declaración parlamentaria del Gobernador del Banco de España, de que todo aquel que viva de su trabajo tiene el porvenir más negro que el de un carbonero, Superlaborará, el Supermán disfrazado de Ministro de trabajo, sale de entre las nubes para rasgarse un trocito de capa y decirle al Gobernador del Banco de España que lo que ha dicho no se dice, porque le va a espantar al rebaño, porque un rebaño espantado como se le encabrite, malament, chiquet.
Lo malo no es que lo tengamos más negro que una noche sin luna. Lo malo es que nos enteremos de que nuestros dineros quienes lo tenían que administrar (entre otros, el propio Gobernador del Banco de España) no sólo no lo han administrado defendiendo nuestro intereses, sino que además, nuestros administradores se han hecho ricos, algunos todavía más ricos, y todos ellos en general viven de la bicoca.
Pero nadie se altere y sea la paz de la ignorancia con vosotros, corderos míos, que hay aquí estoy yo para tranquilidad de los tranquilos y poner todavía más tranquilidad sobre los tranquilos, porque esto de la tranquilidad es de estar tranquilos.

Sed mansos como yo, en nombre de Su Santísima Obama os lo pido. Tened fe. Pero no de esa fe de andar por casa o aquella otra fe filigranera, ¡No!, Fe, fe. Fe de la de creer en lo que no se ve.
Que no veis que la cosa se arregla, pues ahí os quiero ver,