lunes, 28 de enero de 2019

QUE NO LES HAGÁIS CASO NI AL MADURO QUE ES EL PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE VENEZUELA NI AL CRIMINAL GUAIDÓ, QUE ESTÁ PROMOCIONANDO UNA MATANZA ENTRE TRABAJADORES VENEZOLANOS, QUE SON LOS DOS UNOS CHICHIRIBAILAS, QUE EL PRESIDENTE DE VENEZUELA SOY YO. PARA QUE USTEDES VEAN, LO QUE SON LAS COSAS, QUE ME ESTABA TOMANDO UNOS VINOS, UNOS CALAMARCITOS Y TAL, QUE ME ENTRA LA TURUNTELA Y TAL, Y ME DIJE, ¡CASPITA, CARAMBA CARAMBITA CARAMBÉ, CAGUNRRIAUS! OYES, QUE ME HAGO PRESIDENTE DE VENEZUELA, ¡A TOMAR POLCULO! Y AQUÍ ME TIENEN, TAN PANCHO



Pese a sus fracasos, EE.UU. sigue la ofensiva internacional contra Venezuela

CLAE / Rebelión
28.01.2019


Donald Trump, entrampado en su propia crisis política provocada por múltiples investigaciones por corrupción, colusión con intereses extranjeros y obstrucción de justicia que podría poner en duda su legitimidad, intervino en la crisis en Venezuela mediante un plan desarrollado en semanas recientes con gobiernos aliados y la oposición venezolana, coordinado a los más altos niveles en Washington.
Pero mientras la escalada golpista continúa y Trump debió abdicar de lograr 5.700 millones de dólares para construir “su” muro en la frontera sur con México para romper el cierre administrativo, Venezuela y EEUU establecerán una Oficina de Intereses en cada capital tras la ruptura de las relaciones bilaterales, que podrá atender trámites migratorios y otros temas de interés bilateral en apego al derecho internacional.

Con miras a este objetivo, Venezuela informó que se ha autorizado la permanencia de personal remanente de cada misión, quienes durante el plazo acordado (30 días) continuarán amparados por las prerrogativas diplomáticas.

Como un golpe de Estado han sido calificados dos hechos políticos que ocurrieron en forma casi simultánea -evidentemente estaban previamente acordados por sus factores determinantes- lo que no permite saber cuál pudo ser primero, si la autojuramentación de Guaidó o las garantías de reconocimiento inmediato ofrecidas por Estados Unidos.

“Sea un golpe de nuevo tipo que experimenta EE.UU. o un golpe en desarrollo, lo que también es cierto es que se trata de un golpe chucuto (mocho, incompleto), pues no lograron derrocar al gobierno legítimo y constitucional que presidirá Maduro hasta el 2025”, señala l director de Últimas Noticias, Eleazar Díaz Rangel.

En caso de no alcanzarse el acuerdo en el plazo perentorio de treinta días, ambas misiones cesarán actividades y ambos Estados procederán a designar el ente que cada cual escogerá para confiarle sus respectivos intereses, debiendo el personal remanente abandonar el territorio de cada país dentro de las siguientes setenta y dos horas posteriores al vencimiento del referido plazo.

Venezuela vive tiempos de incertidumbre pero también de indignación ante lo sucedido. A pesar de los llamados e intentos de diálogo, en el corto plazo luce derrotada esa estrategia. La realidad virtual mostrada por los grandes medios hegemónicos cartelizados (grandes marchas, resistencia activa al gobierno) dista mucho de la realidad-real. La confrontación parece haber saltado a una delicada fase de violencia (contenida aún), tanto por razones internas como por la injerencia externa.

En tan graves momentos, nadie puede ser indiferente, ni practicar la indignación pasiva desde una superioridad crítica, ni evadir o negar su responsabilidad política, al igual que las consecuencias de sus actos, señala la socióloga Maryclén Stelling. Es muy grave la estrategia de sectores políticos de oposición que se acogen a que «no hay alternativa», apostando irresponsablemente a salidas violentas promovidas desde el exterior; avalando un golpe de Estado, promoviendo una guerra civil, anhelando una invasión.