viernes, 21 de agosto de 2009

ME LO TEMIA, ESTAMOS HUERFANO DE MINISTRO DE ECONOMIA

(El ministro Pepe Blanco haciéndose el tonto)

Lo veía venir. Pepillo, el ministro de Economía se nos ha vuelto tarumba, tonto perdido. Es el único español que no entiende el por qué el Partido Popular no quiere que se hagan obras públicas, no quiere que se suban los impuestos a los ricos, no quiere tampoco que cuaje entre la ciudadanía, como pretende el gobierno, que la crisis ha pasado, no quiere que a los desempleados les lleguen la miseria de 420 euros al mes que ha dispuesto el gobierno, en fin que el PP no quiere, no quiere y no quiere… Y esto el único que no lo entiende en toda España, con lo grande que es España, es Pepe Blanco, ministro de Economía, Pepillo para los amigos.
Lo curioso del caso, y que la verdad, no encaja muy bien, es que cómo siendo ministro puede ser tonto Pepillo, si el ministro más tonto, aquí y en toda tierra de garbanzos, sabe hacer relojes de madera, o sea, que sabe más que la madre que lo parió. Conclusión, el Pepillo nos miente. Nos toma por tontos, y dice que no entiende lo que si entiende, para que nosotros nos liemos en un toma y daca de esto y lo otro, a fin de que no caigamos en la cuenta de quienes nos están chupando la sangre.
Si es por chupar que nos la chupen, a Clinton se la chupaba la Putinski por debajo de la mesa presidencial en la Casa Blanca y no pasaba nada, pero que no es así la cosa, Pepillo, que no. Que los ricos lo que tiene que hacer es no robarnos y así luego no nos tienen que devolver nada, hombre.
*