miércoles, 15 de abril de 2015

VENEZUELA



Venezuela después de la Cumbre



Néstor Francia
Rebelión
15.04.2015

La victoria venezolana ante la orden ejecutiva de Obama y su ratificación en la Cumbre de las Américas, causa preocupación, por supuesto, en el imperialismo y en la derecha. Pero no los amilana, por el contrario, inmediatamente asimilan el golpe y arrancan, probablemente con más fuerza aun, las conspiraciones, las guerras económicas, mediática y subversiva de calle.
Una de las respuestas mediáticas de la derecha es la de revertir la realidad y tratar de establecer la matriz de que a Maduro y a Venezuela le fue mal en Panamá. A juicio del presidente de la muy activa organización pro imperialista Diálogo Interamericano, Michael Shifter, quien por cierto participó en las mesas de los foros de la “sociedad civil” y de empresarios en Panamá, “ Maduro no encontró eco porque fue agresivo, mientras el resto buscaba otros objetivos. Quedó en una posición marginal. El hecho noticioso más importante fue el acercamiento Estados Unidos-Cuba ”. Esto no se compadece en absoluto con lo que vimos en la Cumbre, donde el tema de Venezuela y las sanciones estuvo permanentemente presente en los discursos de los jefes de Estado, mientras que el asunto de los “derechos humanos” en nuestro país sí fue realmente marginal. Según Shifter, “La oposición al gobierno quedó satisfecha con los resultados” ¿Cuáles resultados? El cacareado “Foro de la Sociedad Civil y Actores Sociales” fue realmente opaco y las contrarrevolucionarias Mitzi Ledezma y Lilian Tintori quedaron más de lado que otra cosa, a pesar del impulso que trataron de darle Barack Obama y Juan Carlos Varela ¿Acaso no es una señal de ese fracaso que las dos dolientes de las guarimbas no fueran recibidas por la presidente chilena Michelle Bachelet inmediatamente después de la Cumbre, como pretendían?
El vocero pro imperialista de marras añadió que “Maduro quedó aislado; su discurso no logró la resonancia entre los mandatarios, porque el espíritu de la reunión era conciliador y constructivo, y él no encajó. A diferencia de Castro, Maduro enfrentó, fue agresivo y mostró que no confía en Obama”. Bien, aunque en Obama no se puede confiar, Maduro cosechó sonoros aplausos cuando en su discurso extendió su mano y se la ofreció al presidente yanqui. No podemos decir que Obama quedó aislado, porque fue una notable figura en la Cumbre, pero sí que se fue duramente regañado por importantes voces de América Latina.
Por su parte, Carlos Luna, director de Estudios Políticos de la UCV y otro contrarrevolucionario jurado, declaró que “Es falso que Maduro triunfó. Esa campaña está dirigida al público interno; es propaganda. Venezuela fue la gran perdedora. Ahora, los ojos del mundo se ciernen sobre la democracia venezolana porque se acabó la cortina de humo. Quedó en evidencia que atraviesa una crisis económica y que, como preámbulo al foro internacional, devaluó su moneda, lo que es visto en el mundo como un cercenamiento de las libertades económicas” ¿Fue eso lo que se vio en la Cumbre? Por supuesto que no, más bien fue persistente el discurso de que se respete la independencia de Venezuela y cese la injerencia. Luna se pregunta si hubo  vencedores y vencidos, al señalar que e l objetivo principal de Maduro (lograr la derogatoria del decreto de Barack Obama) no se concretó. Falso de toda falsedad, ese no fue nunca un objetivo, pues todo el mundo sabía que eso no iba a ocurrir. A decir verdad, la conclusión que sacamos de esto es que la dirección de la Escuela de Estudios Políticos de la UCV está en muy malas manos. Por cierto, estas declaraciones descaminadas de gente que está sangrando por la herida fueron difundidas, faltaba más, por el diario fascista El Nacional.
Según el presidente Ejecutivo del partido derechista Un Nuevo Tiempo, Enrique Márquez, “El presidente Maduro se fue a la cumbre y volvió con las manos vacías y derrotado” Cayendo en la misma invención de Carlos Luna, dijo que el objetivo de Maduro era pedirle a Obama que derogara el decreto, “pero lo que hizo fue perder el tiempo y los dólares de los venezolanos”. Bueno, la derogació