viernes, 26 de febrero de 2010

¿Y DE LAS BARBAS DEL VECINO A REMOJAR, QUÉ?

(No asustarse, compañeros del metal, que la foto es de Grecia)

Los trabajadores griegos deben tener naturaleza humana distinta a la de los trabajadores de España. Ellos se han debido asalvajar de un día para otro por la Huelga General que están haciendo contra la política del gobierno, en tanto que nosotros permanecemos “responsablemente” con las orejas gachas mientras que nuestro gobierno, no contento con haber incrementado el gasto publico con los cien mil millones de euros que ha puesto a disposición de los bancos, sin contar los 65 mil millones de euros que salieron de las arcas de la Seguridad Social para meterlos en el jugueteo bancario de la bolsa, para regodeo del beneficio de bancos, grandes empresas y otros mal nacidos, pretende además, bajarnos los sueldos, pagarnos menos pensiones y alargar la vida laboral hasta los 67 años.
Pero también es posible que la naturaleza de los trabajadores griegos sea identica a la nuestra, y lo único que los diferencia sea que ellos tiene unos sindicatos con un pelín más de conciencia social que los nuestros, especialmente UGT y CCOO, que son los que fundamentalmente nos estén engañando junto al gobierno, Corona, medios de información, organizaciones patronales, gobernador del Banco de España y, como no, eso que se llama oposición política que es el PP y otros partidos que más que regionalistas son bolsillistas.
Por lo que estamos viendo el gobierno griego es igual de irresponsable que el nuestro, o que el francés o alemán, pero algo más chulillo. O todo lo dicho y además peor asesorado por sus sociólogos y psicólogos que el nuestro, de manera que creyendo que a los trabajadores, a los que crean la riqueza en Grecia (igual que los trabajadores en España) creyendo que se la podían meter doblada sin que respiraran, van, y ni cortos ni perezosos decretan, porque si, porque se lo manda el gran capital internacional, especialmente el que nos domina a todos a través de la engañifa democrática de la UE con la colaboración especial, necesaria e imprescindible del Banco Central Europeo y del FMI y les planta, no para resolver crisis alguna, sino para que nos sigan explotando mejor: la congelación salarial, recorte (incremento de robo es mas cierto) de un 10 por ciento de las prestaciones sociales, subida de la edad de jubilación a lo 63 (ZaPaPero, sindicalería mayoritaria a pesar de las domestic-manisfestasions de estos días, bancos, empresarios y de demás yerbas politicas y finansiasions, quieren 67 años para la jubilación).
Pero claro, ha debido ir tantas veces el cantarillo griego a la fuente que ha pasado lo que tenia que pasar, que se le ha jodido, que lo sindicatos han convocado a los suyos y decenas de miles de trabajadores han salido a la calle para decirle al gobierno con algunas pancartas, tal que:

“SACRIFICIOS NO, LOS RICOS DEBERIAN PAGAR POR LA CRISIS“
“LOS MERCADOS DEBEN PAGAR POR LA CRISIS”
“TASAS PARA LOS RICOS”
“HUELGA CONTRA LSO ESPECULADORES”
“LOS HOMBRES Y SUS NECESIDADES ESTAN POR ENCIMA DE LOS MERCADOS Y DE LSO BENEFICIOS“
“NINGÚN SACRIFICIO POR LA PLUTOCRACIA”

Es comprensible, al menos yo lo entiendo, que los dirigentes de la cosa sindical mayoritaria en España no sepan de letras para leer las pancartas de los sindicatos griegos.
Candido Méndez, jefe supremo de UGT nos ha salido algo chistosillo y cuenta unos chistes francamente buenos, sobre todo el del pato: si nada como un pato, si hace cúa como un pato (si jode con una pata, esto no lo ha dicho él, esto lo agrego yo que soy mucho mas gracioso que él)…, es que es un pato.
Lo que ocurre es que aquí no estamos de cachondeo y no es un pato como dice Candido Méndez. Es un banquero, y un banquero en vez de decir cúa como el pato, dice cuánto, cúanto, cúanto de más voy a ganar, que es lo que le dice el banquero al gobierno y este a Candido Méndez y por eso le entran a este tantas ganas de contarnos chistes en vez de avisarnos que vienen a jodernos todavía más.
Explicable por tanto que Candido Méndez no sepa leer las pancartas de los trabajadores griegos, pero imperdonable para nosotros si somos tan simples, ignorantes y culos-caguis si no defendemos nuestros propios intereses al margen y sin contar con quienes nos están engañando.
¿Y como empezamos a defender nuestros intereses nosotros prescindiendo de la sindicalería mayoritaria oficial? No lo sé, pero si lo supiera y lo dijera sería seguramente como no se tiene que hacer, porque ami juicio, del primero que tenemos que salir corriendo es del que nos venga con la solución.
La solución tiene que salir de todos. Comisiones Obreras comenzó así: problema concreto. Comision concreta que se elige para resolver es problema concreto. Problema resuelto, comisión disuelta automáticamente y cada cual a su puesto de trabajo. Luego se burocratizó, y así nos va, claro.
A lo más que llego ahora es que mientras vamos pensando, hablando, discutiendo entre nosotros a ver que se nos va ocurriendo, lo que podríamos hacer es estar al tanto de lo que van diciendo y haciendo los sindicatos griegos que a mi no me parecen salvajes. Me parece mucho mas salvaje la policía que los machaca, en defensa propia, quede claro esto, que si la policía te pega un estacazo esta claro, se defiende. Y si te pega dos estacazos, lógico: se está defendiendo por partida doble. Mucho más salvaje e indecente me parece el gobierno griego y los gobiernos no griegos que le dicen que hay que joder a los trabajadores para que los ricos se enriquezcan más.
Quien le pide al gobierno manifestándose, porque no tiene otro medio para ello, que no ceda a los deseos de los mercados, que establezca las necesidades de la gente como prioridad y adopte una combinación de políticas económicas y sociales que no lleven a la recesión, sino a generar empleos, no me parece nada salvaje. Pues esto es lo que piden los sindicatos y los trabajadores en huelga general en Grecia.
Analistas griegos que siguen la huelga afirman que “probablemente estas movilizaciones no influirían en los planes para recortar el déficit en cuatro puntos porcentuales respecto del 12.7 por ciento del producto interno bruto, a menos que surjan movilizaciones más intensas”