lunes, 25 de enero de 2010

ZaPaPero

(ZaPaPero)

Algunos amigos míos me critican, y puede que no les falte razón. Dicen ellos que cuando critico a Zapatero, al que le cuelga injustamente el sanbenito de socialista, no hago más que favorecer el terreno de la derecha. Y puede que, efectivamente, esa sea la primera sensación que trasmito. Eso sí, contra mi voluntad.
Dándole vueltas a esas críticas que recibo de vez en cuando, y llegada a la conclusión de que no les falta razón, y dado que no pretendo otra cosa cuando escribo que llamar a las cosas por su nombre, por ejemplo, al pan pan y no consenso hermanado de sardinas en aceite con pan, que eso es otra cosa (el bocadillo de un encofrador) no se me ha ocurrido mejor cosa que bautizar al presidente del gobierno Zapatero con su verdadero nombre: ZaPaPero, por su alejamiento efectivo del Socialismo y por su identidad efectiva con el PP, más que nada para entendernos y, sobre todo, para que mis criticas a Zapatero no se confundan con un beneplácito al PP, al fin y al cabo, tanto monta monta tanto Isabel como Fernando, o sea, que se montan amigablemente y por un igual, de hecho, tanto el PSOE de ZaPaPero como el PP de Rajoy: ambos contra los intereses de la inmensa mayoría de la sociedad que somos los que trabajamos.
Aznar desbarató la moneda española (los ingleses no lo han hecho, siguen con su libra) para meternos en el euro, cosa guay del paraguay para que los grandes capitales se muevan libremente como les de la gana y pongan sus capitales (dinero que nos roban como producto de nuestro trabajo) donde quieran y les salga de los cojones (deslocalización llaman este tipo de robo/chantaje).
ZaPaPero con los votos de una minoría, y sin engañarnos del todo a muchos, logra sacar adelante aquel embuste, firmado por el Rey, de la “Constitución Europea”. O sea, que le ha dado a los grandes capitales más fluidez de circulación, como Aznar, pero en clave musical distinta.
El robo (delicadamente hablando se llama privatización) que nos tiene preparado el PP de saquear las arcas de la Seguridad Social para cuando llegue al poder, ZaPaPero ya la ha puesto en marcha: sube una mijirrijita las pensiones de los jubilados y sube un poquitín los impuestos, con el resultado final que algunos jubilados después de la