domingo, 9 de octubre de 2016

PSOE: TODO LO SUSCEPTIBLE DE EMPEORAR EMPEORAR EMPEORA. ¿PERO CON EL NUEVO CARAMELEO A CARA DESCUBIERTA ENTRE LOS CAPATECES DE LOS GRANDES CAPITALES INCRUSTADOS EN EL MANDO DEL PP Y DEL PSOE, CUANDO REGALEN EN SU TOTALIDAD NUESTROS FONDOS DE LAS PENSIONES A LOS BANCOS, CON LOS QUE ESTOS BANCOS FINANCIAN AL PROPIO ESTADO CON NUESTROS DINERETES, QUE SON NUESTROS, Y NO DE LOS BANCOS NI DE LOS FONDOS DE INVERSIÓN, QUÉ HAREMOS? ¿NO SERÍA MEJOR EVITAR EL ROBO MULTIPLE QUE NOS ESTÁN HACIENDO?



GOLPE A GOLPE, ESPAÑA GIRA A LA DERECHA
07.10.2016



Ha ganado el régimen del 78, también la corrupción institucional, igualmente el aparato del PSOE adicto al bipartidismo conservador y las puertas giratorias y, por supuesto, han vencido con holgura las elites, las ideas y los intereses de la derecha, el PP y Rajoy.

La defenestración de Pedro Sánchez demuestra sin ningún género de dudas que el poder neoliberal establecido no se anda con mimos democráticos cuando está en juego una alternativa de izquierdas por muy alicorta que ésta se presente.

Cuando la derecha ve en peligro sus prebendas y su orden social, económico y político, el sistema democrático salta por los aires. La historia está plagada de sucesos contra la voluntad popular con sesgos mínimamente progresistas en sus postulados: las entronizaciones ultras de Hitler, Mussolini y Franco, el golpe USA contra Allende, recientemente en Brasil con argucias bajas de leguleyos de poca monta contra Lula y Dilma Rousseff o las andanadas de mentiras y provocaciones internacionales contra Hugo Chávez y Nicolás Maduro.

El asesinato político de Sánchez viene marcado casi literalmente por el manual típico del golpismo clásico, sin tanques pero con fuego político basado en crear una situación insostenible a fuerza de repetir consignas contra los adversarios o enemigos que no entran en razón a favor de las tesis de los poderosos. Se ha convertido a Sánchez, a base de mentiras y calumnias de sus propios compañeros y compañeras de ideología y formación, en un monstruo diabólico al que se debía neutralizar bajo cualquier circunstancia.

Ante este ambiente bélico había que tomar medidas excepcionales, contando con la ayuda inestimable de un vocero de postín: el grupo mediático Prisa dueño de El País, una formidable plataforma que, una vez más, se vende a sus propietarios en la sombra para defender el bipartidismo de siempre, una vez tú PP, otra vez yo PSOE, y que nada cambie de verdad en el panorama político español.

Larga vida a la corrupción

La democracia está secuestrada en el régimen del 78, donde la izquierda transformadora está vetada para gobernar desde La Moncloa, dejándola pequeñas migajas en las esferas municipales.

Las artimañas de procedimiento usadas por los llamados críticos (dimisiones calculadas en la Ejecutiva del PSOE) y sus declaraciones ambiguas acerca del apoyo pasivo al PP, indican que bajo la piel de la crisis existían contactos o voluntades calladas de intentar un pacto de izquierdas. De ahí el tremendismo golpista de Felipe González y Susana Díaz y el resto de palmeros adosados a los privilegios de casta representados por ambos. Había mucha “prisa” en “el país” por segar el camino a Pedro Sánchez y los suyos.

El PSOE se ha decantado, de momento, por la España de la corrupción y las reformas laborales de Rajoy y Zapatero. Mediante debates trucados y con desprecio absoluto por su militancia, sus votantes y las ideas de izquierda en general, el aparato ha optado por la cirugía sin anestesia antes que por el intercambio profundo y democrático de pareceres. Había urgencia por el golpe manu militari, de esta manera se servirá en bandeja un próximo gobierno de derechas sin que los principales muñidores (Díaz, González, Page, Vara, Puig, Madina…) se vean involucrados directamente en tomas de posición proclives a mantener a Rajoy