sábado, 19 de diciembre de 2009

SUS ALTEZAS REALES, LOS PRINCIPES DE ESPAÑA Y SUS RETOÑOS, FELICITAN A SUS SUBDITOS.

(Principes de España y retoños en la foto oficial de la felicitación navideña a sus súbditos. Como si fueran ciudadanos normales, igual)

Lo ha dicho alguien: que el que no tiene nada que hacer con el culo caza moscas. Pues, sea, que siga cazando, que nada tengo que decir en contra, y por eso lo reproduzco quedándome más ancho que largo, que Dios me libre de decir esto y lo otro sin base alguna.
Sepan y entérense, no me vayan a ser unos desagradecidos, que Sus Altezas Reales (no las mías) y retoños les han felicitado las Navidades que es tiempo de Paz y Amor (no tiempos de confraternización, libertad e igualdad, como podría entenderse en una Republica que no sea de derechas. No se me confundan), por tanto, cumplo con mi deber de ciudadano de tercera al airear el acto político de Sus Altezas (no las mías) con la cosa esa de la felicitación navideña. Así que no me vengan luego con reclamaciones que si no he dicho o he dejado de decir, que sí digo.
Los asesores de imagen y venga imagen de los Príncipes, les han elegido como fondo de la fotografía de felicitar, la construcción asturiana de un hórreo que se han hecho construir en los jardines del palacio de la Zarzuela. Hasta aquí bien, como la Princesa es asturiana (no italiano como el Rey), si hay que darle gusto constructivamente hablando, que se lo den. Punto.
Pero claro, también lo tengo que decir. Si el Príncipe le quiere construir hórreos a la Princesa que se lo construya, pero en lo suyo, no en lo mío, porque el palacio de la Zarzuela es mío y no de ellos, y por aquí les voy a buscar las cosquillas a Sus Altezas (Suyas, y no mías).
Como me entre la ventolera les voy a poner un pleito para su desahucio que se van cagar, porque ellos son inquilinos en el palacio de la Zarzuela y no se puede construir sin permiso del propietario que soy yo. Y yo no les he dado permiso para construir y que me jodan el jardín, así que ya veremos como termina la cosa. Ya veremos.
*+