domingo, 23 de septiembre de 2012

HUELGA GENERAL -GREBA OROKORRA EN EUSKADI Y NAVARRA. DÉMOSLE DONDE MÁS LE DOLERÁ: LA LEY DE ESTABILIDAD / AURORA DESPIERTA


Sociología Crítica
 Posted on 2012/09/23 

Ataquemos al Tratando y Ley de Estabilidad antes de que ese cañón empiece a causar estragos en nuestras condiciones de existencia. Un estandarte tras el que formar las filas del conjunto de la clase trabajadora de la UE. El 26 de septiembre es un buen día para empezar ese camino de victoria.

Ya sabemos cuáles son las agresiones de la burguesía y del Estado para abaratarnos como clase trabajadora: mayor explotación en el trabajo y los recortes en los gastos sociales del Estado. También cuáles son los instrumentos: la reforma laboral, las leyes de recortes en aplicación del Pacto de Estabilidad de la U.E. objetivo déficit inferior al 3•del PIB, como el decreto ley 20/2012. 

Pero aquí no queda todo. La burguesía ya tiene preparado su gran cañón. Sus proyectiles tienen una enorme capacidad destructiva y se pueden disparar desde una gran distancia, exactamente desde 2020 hacia aquí. Se trata de la Ley de Estabilidad, versión española delTratado de Estabilidad de la U.E. 

 En su parte más importante entrará en vigor en 2020, pero sus efectos se van a dejar sentir mucho antes de lo que creemos y con gran fuerza. ¿Nos quejamos de que, con la excusa del déficit 3% del Pacto de Estabilidad, nos están aplicando enormes recortes sociales, profundizando la crisis y con ello aumentando el paro para abaratarnos más? Pues la Ley de Estabilidad exige que para 2020 el déficit sea del 0%. O sea, que a la burguesía del estado español y de la U.E. no les basta con lograr a nuestra costa el objetivo del Pacto de Estabilidad, sino que no descansarán hasta bajar otros tres puntos del déficit para llegar a 0% en 2020. ¡Y nos podemos imaginar cuál podría ser el coste, sobre todo cuando, a partir de 2020, el pago de la deuda a los acreedores tenga prioridad absoluta sobre cualquier gasto social, y los posibles superávits vayan destinados a la reducción de la deuda! 

Si para el Presidente Rajoy y su gobierno, el objetivo del déficit tiene prioridad sobre cualquier otra consideración, como la creación de empleo, lo mismo ocurrirá para la siguiente legislatura, sea el gobierno del PP, del PSOE o de otros partidos o de coaliciones, o de algún tecnócrata que ni siquiera habremos votado. Porque el PSOE, PNV, UPN y otros han ratificado el Tratado de Estabilidad del que deriva esta Ley, y tendrán que cumplirla. 

 Pero ahí no termina la amenaza. Si una comunidad autónoma no puede cumplir incluso ya antes de 2020 sus límites de déficit, y se ve obligada a pedir el rescate al gobierno central, éste la “rescatará”, pero a cambio de imponerle un programa de “ajustes”, es decir, de recortes, que pagaremos nosotros. 

 En (Portugal,) el Pacto de Estabilidad de la U.E. está sirviendo de pretexto para que los trabajadores portugueses sufran enormes sacrificios. Pero ya están empezando a decir basta y ¡han logrado que el gobierno retire su pretensión de recortarles un 7% del salario para aumentar su cotización a la Seguridad Social a la vez que se la bajaría a los empresarios! Es una victoria que demuestra que sólo la lucha paga, que si nos acobardamos ellos se lanzan a más agresiones, pero que si les hacemos frente con decisión, pueden echar marcha atrás. Sin embargo no deben bajar ni por un momento la guardia pues la burguesía está pensando otro derecho para hacer el recorte y muy pronto volverá a la carga con mucho más ya que, cueste lo que cueste, debe conseguir los objetivos del déficit del Tratado de Estabilidad para 2020. 

En Francia está surgiendo un importante debate público a cuenta de la ratificación pendiente del Tratado de Estabilidad de la U.E, que allí también acabará traduciéndose en alguna ley nacional que supondrá el abaratamiento de la clase trabajadora a cuenta de los gastos sociales del Estado sanidad, educación, pensiones, subsidios, etc., aunque tal vez no con la gravedad de Portugal o España. 

Hay algunos países que no tendrán mayores dificultades para conseguir el objetivo del Pacto de Estabilidad (Alema