miércoles, 24 de noviembre de 2010

29 MINEROS MUERTOS. LOS MERCADOS FINANCIEROS ESTAN MUY APENADOS POR LA COSA DE LA CONFIANZA



En Nueva Zelanda han muerto 29 mineros, de los cuales 24 aparecen en las fotos. Estos mineros podrían haber sido albaneses o de la Provincia de Teruel, porque el trabajo y cuando se muere trabajando da igual de donde se sea. Los ricos se enriquecen igual, a costa del trabajo y en algunos casos de la muerte de otros, casos de Iran y Afganistán, por ejemplo.
No escribo para que estos trabajadores muertos tengan un funeral de Estado, porque al no formar parte de ninguna coalición internacional militarota ni estar adcritos a acción humanitaria alguna de bombardeo a celebrantes de bodas, tipo Irak o Afgansitán, no tienen derecho a laurel aguno. Sólo es para decir que el que crea la riqueza es el trabajador y a los que roban los mercados es también al trabajador. Y que los que se mueren trabajando son los trabajadres y los que no cobran pensiones dignas son sus familiares.
Yo quiero darles confianza a los mercados internacionales, que pobrecitos míos están muy desamparados, sólo tienen el apoyo de los gobiernos y los ejércitos entre otros, y ya de paso decirles que son unas bestias insensibles, en versión puéblica (de mi pueblo y sin pelos en la lengua), hijos de puta o más finamente hijos de padre desconocido en cuya gestación debieron intervenir muchos padres, excepción hecha, lógicamente, de acción arzobispal, porque si ahora según prescripción papal es licito apalancamiento del condón antes de, porque si te lo pones depues estamos en las mismas.
En la mina donde han muerto estos mineros había mucho gas, y como había mucho gas no se les podia rescatar y como no se les ha podido rescatar el gobierno zeolandés está de un condolido que vamos vamos, además habria sido muy caro el rescatarles y el precio del carbón habría subido y las aciones de la bolsa habrían bajado, y además, el rescate de los mineros no habría causado una buen propaganda política para el gobiernso zeolandés. Total, que los 29 mineros se han muerto.
A Pesar de la confianza sobre confianza que reclaman los mercados financieros para explotar más a los trabjadores e imponer su voluntad de saqueo y rapiña sobre esos mismo trabajadores, nada han podido hacer por ellos ni Zapatero correteando ridiculamente por las calles de Seúl con estilo tal que pato mareado, ni el pobre Zarkozy después de haber mandado decorar el polvimetro principal del avión presidencial a ver si asi se las entiende mejor con su mujer, a este respecto se desconoce si median condones o no.
No obstante, condolido el Gobernador del Banco de España, ha recomendado muy encarecidamente que el gobierno tenga previsto una nueva bajada de salarios, un mayor recorte de las pensiones y un más competitivo método de cálculo de pensiones para que estas sean cada vez más mierdosas, a fin de que a cada viuda, por ejemplo, a la de los 29 mineros muertos les quede menos, porque es que los mercados son muy sensibles y si no ganan lo que quieren son capaces de organziar la de Dios es Cristo adelantando la guerra que viene, para la que por lo visto todavía las condiciones no están maduras del todo. El ejército ya casi lo tienen, la OTAN, falta la preparación psicológica de la sociedad.
El Rey bien, timoneando el Estado español que va (pero los mineros siguen muertos, y claro no los va a resutirar el Rey, las cosas como son), ayer sacó la prensa una foto de Su Majestad (la suya, no la mía) que se había reunido con un mandatario económico y con un político de Colombia para demostrarnos que hacia algo, y lo hace, que no digo yo que no, de alguna manera se tiene que enriquecer el hombre, que con el trabajo no se hace rico nadie, lo que yo digo es que qué coño se me ha perdido a mi en Colombia para que el Rey se colombianice de esa manera, si yo lo que quiero es que no me bajen el sueldo ni me aminoren las penciones. Bueno, y despertar tambien quiero despertar, a ver si me despierto un día de estos antes de que me saque todos los mondongos el gobierno de Zapatero en nombre de los mercados, que el capital es muy sensible. Esto por lo menos reconozcánmelo, no me vayan a salir ustedes ahora con una pata de banco y se me vayan a convertir en una bandada de rojos, que eso está muy mal visto
*++