martes, 29 de septiembre de 2015

HAY ALTERNATIVA, Y ES REPUBLICANA





Rafael Luna
Sociología Crítica
29.09.2015

El último intento formal de unidad de los republicanos fue en el exilio en 1959, como consecuencia del convencimiento de la necesidad de dicha unidad entre los distintos partidos radical-republicanos y, tras largas negociaciones entre Izquierda Republicana y Unión Republicana, nace Acción Republicana Democrática de España (ARDE).

En julio de ese año se dio a conocer el “Manifiesto de Fundación y Bases Doctrinales de Acción Republicana Democrática”: entre sus fundadores predominaban los republicanos exiliados en México y Francia. Entre algunos de sus fundadores se encontraban personalidades como Carlos Esplá, Claudio Sánchez-Albornoz, Fernando Valera o José Maldonado González, el que años más tarde se convertiría en el último Presidente de la República en el exilio.

Llegada la democracia, y no pudiéndose presentar a las primeras elecciones, si lo hizo en las primeras municipales de 1979, aunque obtuvo pobres resultados a nivel nacional. La excepción fue en la ciudad de Segorbe, donde consiguió el primer alcalde republicano que gobernó un municipio español desde la Segunda República.

Son muchos hoy los que nada saben de republicanismo porque éste no está en la escena, pero sin saberlo lo están demandado de muchas formas reivindicativas de otra democracia, otras instituciones y otros políticos.