lunes, 4 de julio de 2016

EL PP (Siempre referido a sus jefaturrones) HA GANADO (Perdemos todos los que vivimos de nuestro trabajo)


La Cámara de Cuentas confirma la irregularidad de la adjudicación a Blackstone

Madrid abre la puerta a denunciar a los responsables de la venta de 1.860 pisos de la EMVS

Rebelión
04.07.2016


Ahora Madrid ve que hay base para denunciar por lo penal y por lo mercantil a los impulsores de la venta de 18 promociones municipales de vivienda en la época de Ana Botella.

El Ayuntamiento de Madrid considera que “hay base para actuaciones judiciales, y no hay la menor duda de que las ejecutaremos” contra los responsables de la adjudicación en 2013 de parte de los inmuebles de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS) al fondo Blackstone. Así lo ha declarado el concejal Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, en declaraciones la mañana del viernes durante la segunda sesión de la comisión municipal que investiga esta venta, por la que el consistorio de Ana Botella (PP) vendió 18 promociones de la EMVS, incluidas 1.860 viviendas en distintos regímenes de alquiler, además de locales y plazas de garaje. El PSOE, a través de su portavoz de Urbanismo, Mercedes González, ha anunciado que pedirá la reapertura del caso,que ya fue desestimado por un juzgado madrileño, al contrario que lo sucedido con la venta paralela de 2.935 viviendas del IVIMA -la empresa autonómica de vivienda-.

La Cámara de Cuentas publicó su ayer informe definitivo sobre esta adjudicación, después de que un primer informe estableciera varias irregularidades en el proceso. A grandes rasgos, este organismo externo que supervisa las cuentas públicas en la Comunidad de Madrid mantiene su dictamen y estima que la adjudicación se produjo al margen de las normas de contratación pública y de las propias normas de la EMVS, atendiendo “exclusivamente a reglas de mercado”: Sin pliego de condiciones, y sin que en las actas del consejo de administración de la EMVS figure la aprobación de la venta.


Con la base de este nuevo dictamen, representantes de los tres grupos municipales a excepción del PP han interrogado a Rafael Requena, antiguo director jurídico de la EMVS, la exinterventora general del Ayuntamiento, Beatriz Vigo Martín -cesada la semana pasada por Sánchez Mato-, y el miembro de la consultora PWC, Manuel Márquez. Además, han intervenido también la portavoz de la Asociación de Afectados por la Venta de viviendas de la EMVS, Arantxa Mejías, y el abogado Mariano Benítez de Lugo, responsable de la querella -hoy archivada- interpuesta por la asociación y de la denuncia interpuesta por el Grupo Municipal del PSOE.

Los representantes de Ahora Madrid (el propio Sánchez Mato), PSOE (Mercedes González) y Ciudadanos (Miguel Redondo) han querido saber cómo se pudo ejecutar una venta con esas consecuencias -los nuevos contratos implementados por Fidere, la actual adjudicataria, suponen aumentos de renta de hasta el 43%, según los inquilinos- que, entre otras cosas, no protegió el derecho de los residentes a ser informados y a plantear su derecho al tanteo y retracto, dado que las 18 promociones de viviendas en alquiler lo eran con derecho a compra pasados 10 años.<