martes, 6 de junio de 2017

PUBLICADO EN CRÓNICA DE ARAGÓN

Empleo, el cohetillo político de la “recuperación” económica

6. junio 2017 | Por | Categoria: El ojo atípico, Magazine, Opinión 
           


Es evidente que desde el punto de vista del capital, la economía se está recuperando (lo cual no es en absoluto representativo de que se esté saliendo de la crisis, ni que se vaya a salir de ella) dado que los capitales están creciendo. El santo y seña, esencia y Dios entero y verdadero del capitalista es acrecentar sus capitales.

Esta recuperación que para el capital resulta beneficiosa, puesto que crecen los capitales, para el trabajo es perniciosa, dado que los salarios son cada vez más bajos y las condiciones de contratación peores, y esto evidentemente repercute en el empeoramiento de las condiciones de vida del trabajador.

La recuperación económica capitalista, que en esencia no es más que crecimiento económico (y crecimiento económico no es necesariamente desarrollo económico) no lleva aparejado necesariamente el bienestar social.

Hacer coincidir crecimiento económico con bienestar social es la argucia político-ideológica con la que los representantes de los grandes capitales a través de los denominados grandes medios de comunicación intentan engañar (y en muy buena medida lo está consiguiendo) diariamente a la opinión pública, a la sociedad, a los trabajadores.

Si nos atenemos a los datos objetivos, los que están en la realidad (no en mi cabeza ni en lo que a mí me pueda parecer), y por tanto pueden ser extraídos de ella y comprobados, vemos que 1.400 familias en España1, es decir, el 0,0035% de su población, controla más del 80% de la riqueza del Estado.

Esta es la exigua minoría social de los grandes capitales a los que beneficia la recuperación económica. Por el contrario, perjudica al 99,9965% de la población del Estado español. Esta es, pues, la recuperación económica de la que habla el gobierno, la que recomienda “Bruselas” y l