sábado, 26 de abril de 2008

POR EL ACEITE DE GIRASOL: OREMOS

Mis amados hermanos en el espíritu de los hidrocarburos en el aceite de girasol de Ucrania. Mansos, simples de pensamiento tal que mecanismo de cuchara; súbditos bien avenidos y más vacíos de sesos que una cacerola vacía, orad conmigo:

HIJOS DE PUTA DE HIJOS PUTA PUTA HIJOS DE
DE HIJOS PUTA PUTA DE HIJOS HIJOS DE PUTA
PUTA DE HIJOS HIJOS DE PUTA DE HIJOS PUTA

DE HIJOS PUTA HIJOS DE PUTA PUTA DE HIJOS
HIJOS DE PUTA PUTA DE HIJOS DE HIJ0S PUTA
PUTA HIJOS DE DE HIJOS PUTA HIJOS DE PUTA
Y, así, parroquianos míos, dieciseis millones de veces.

No os vayáis en paz, mis amados hijuelos, porque vamos a terminar comiendo mierda. Pero mierda de verdad.

En el nombre del HIJOS, del DE y del PUTA. HIJOS DE PUTA (Por si se me pasado llamarles hijos de Puta).
*

ASÍ, ASÍ

Ven ustedes como yo alguna vez tengo razón y los Fiscales para perseguir el delito no necesitan que nadie los denuncie. Ningún Fiscal necesita que yo me presente delante de él diciéndole: mira Fiscal, que por ahí van poniendo a Su Majestad don Juan Carlos I a caer de un burro, que mira ver que haces.
Pues, para que vean y comprueben ustedes mismos que no me dedico a chinchar por chinchar y tengo más razón que un santo. Pero que un santo de los de antes, no de los de ahora, que ahora santo se hace cualquiera.
La Fiscalía de Cádiz se ha enterado, porque los fiscales no son si sordos ni ciegos y mucho menos tontos, que el Alcalde de Puerto Real ha dicho que Su Majestad El Rey don Juan Carlos I tiene “naturaleza corrupta” y que es un “crápula” y un “felón,” y que se ha presentado delante del Alcalde para encorrerlo a gorrazo legal limpio para ver el qué del qué de esas manifestaciones hechas públicamente.
Así que, si el Alcalde de Puerto Real, don José Antonio Barroso, de Izquierda Unida, no puede demostrar la naturaleza corrupta de El Rey, ni que es un crápula y un felón, se le va a caer el pelo.
El problema lo va a tener el fiscal si el Alcalde de Puerto Real es calvo, porque claro, he pensado yo por mi cuenta, si fuera calvo, cómo se le va a caer el pelo. O todavía más simple, si el Alcalde de Puerto Real tuviera razón qué, porque a todo esto, ha dicho el Alcalde que la justicia “persigue a gente que dice la verdad”, y en