miércoles, 4 de septiembre de 2013

EL OLMO NO DA PUESTOS DE TRABAJO, SINO MISERIA MATERIAL Y VIOLENCIA FÍSICA (Y GRECIA SIGUE ESTANDO A LA VUELTA DE LA ESQUINA)


LA OTRA CARA DEL MILAGRO LABORAL ALEMÁN: 7 MILLONES DE MINIJOBS Y 50 CÉNTIMOS/HORA 

SOCIOLOGOS.COM

Sueldos de dos euros la hora para fregar platos y limpiar suelos, agencias de empleo que demandan personal al que pagar menos de 60 céntimos la hora, siete millones de empleados con minijobs… ¿Qué hay detrás del milagro económico alemán?

“Mi empresa me explotaba”, asegura Anja, de 50 años, en declaraciones que recogeReuters. ”Si pudiera encontrar otro trabajo, me marcharía muy muy lejos”. 

Durante los últimos seis años se ha dedicado a fregar suelos y lavar platos por dos euros la hora..

La moderación salarial y las reformas del mercado laboral han empujado la tasa de paro hasta el nivel más bajo en 20 años, y el modelo alemán se cita a menudo como ejemplo al resto de países europeos que quieren reducir el desempleo y buscan ser más competitivos. Pero Anja se escandaliza cada vez que lee en un titular, “el milagro económico alemán”.


(La interfecta y criminala Angela Merkel, jefa capital del sin par Mariano Rajoy, que no está en la cárcel como Bárcenas)

Las consecuencias de la reforma

Los críticos aseguran que los cambios laborales de principios de la década pasada han contribuido a crear puestos de trabajo, pero también han fomentado la existencia de trabajos temporales y mal pagados, incrementando la desigualdad salarial.

Los datos de la oficina de empleo germana muestran cómo el grupo de empleados con salarios más bajos creció tres veces más rápido que el resto entre 2005 y 2010. Eso explica por qué el milagro laboral no ha llevado a los ciudadanos a gastar mucho más, asegura Reuters en su artículo.

En Alemania no existe un salario mínimo a nivel nacional, por eso los sueldos pueden ser incluso inferiores a un euro la hora, especialmente en los estados de la antigua Alemania comunista.

 “He tenido algunas personas que ganan apenas 55 céntimos la hora”, explica Peter Huefken, jefe de la agencia de empleo de la ciudad germana de Stralsund, la primera de este tipo que ha demandado a las empresas por pagar sueldos muy bajos. Huefken anima a otras agencias a seguir sus pasos. ++ En 2011, el número de ocupados en Alemania sobrepasó los 41 millones, el nivel más elevado desde la reunificación. La tasa de empleo ha disminuido prácticamente de forma constante desde el año 2005 y ahora se sitúa tan sólo en el 6,7%, frente al 23% de España o el 18% de Grecia. 

¿Una reforma precoz?

En 2003, con Gerhard Schroeder como canciller, Alemania se embarcó en una serie de reformas laborales que fueron calificadas por muchos como “el mayor cambio en el sistema de bienestar social desde la Segunda Guerra Mundial”, aún cuando muchos otros se movían en la dirección opuesta.

 Mientras los socialistas franceses introducían la semana de 35 horas y un mínimo arranque al alza de los salarios, el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) desregulaba el mercado laboral y aumentaba la presión