miércoles, 15 de enero de 2014

MARIANO RAJOY, IMPOSTOR, TRAIDOR, LADRÓN, DIMISIÓN


PARA DESENMASCARAR A UN INTELECTUALOTE DERECHÓN DEL PP

El centollete, porque de periodista al servicio de la alteración del orden social, no se le puede acusar al presentador de 13 tv Alfonso Merlo, que la goza más que un marrano en un charco con su dicharachera e insidiosa berborrea del sepulcro blanqueado del que hablan Los Evangelios, sembrando la cizaña y el odio entre los españoles, apelando claro está, a los más bajos instintos del odio entre españoles, porque evidentemente, al actuar como inpostor bajo el disfraz de periodista, o sea, de centollete, cuando "informa" no informa, porque no aporta todos los datos de la aparente noticia que da, sino que silencia intencionadamente datos que sin duda conoce, porque son conocidos por cualquiera que se tome la vida medianamente en serio, para inventar una realidad que solo existe en su intención de envenenamiento de la opinión pública, claro que esto se arregla con una buena confesión del padre Prior de turno.

Hay que denunciar y hacer que estén en la cárcel los ladrones que han utilizado la UGT para robar, pero claro, los ladrones de UGT no son todos los de UGT, como pretende centollo Alfonso Merlo. Hay que denunciar y hacer que estén en la cárcel, del primero al último, todos y todas las que hayan tenido que ver con el robo de los ERE en Andalucía, pero no criminalizar a los socialistas, para empezar, porque el primero que más se aleja del socialismo es el PSOE. Por ejemplo, la mayor traición conocida que se ha cometido a la nación española, que no defiende centollo Alfonso Merlo, sino que pretende dar la sensación que la defiende, ha sido cometida por el PP de Mariano Rajoy, que no es socialista y el PSOE de Zapatero, que tampoco es socialista, junto a los demás grupos políticos de la derecha representados en el Parlamento, que tampoco son socialistas, al modificar el artículo 135 de la Constitución sin consultar al pueblo español y sin decirle que representaba.

Al centollo Alfonso Merlo, según se ha jactado de decir en su programa de 13 TV, su afonía, cuando la tiene, se la cura la sanidad privada, con su rintitín correspondiente contra la Sanidad pública que es patrimonio de todos los españoles.

Para poder contrastar, y solamente a título de ejemplo, toda la frustración personal que rezuma centollete Alfonso Merlo en lo que dice bajo el disfraz de "información", pongo el siguiente video, para que quien quiera vea las excelencias de la panda de delincuentes sociales que se esconden en la jefatura del PP (no de sus votantes de a pie, don Alfonso, no en sus votantes de a pie), que es lo que al fin y al cabo centollete Alfonso Merlo pretende.

*

*++