martes, 23 de noviembre de 2010

FRANCINO NO LO QUIERE NI PENSAR (qué chaval más bueno)

(Personal y personala de la Cadena SER)

Hoy al punto de la mañana me entero por la SER de que los militares de Corea del Norte han bombardeado con numerosos proyectiles una base militar en una isla de Corea del Sur, así lo anuncia Francino, y añade que ni quiere pensar lo que esa agresión militar podría significar, y es entonces cuando yo pienso lo que Francino no quería ni pensar: que significaba una chispilla más de las que encienda la fogata atómica de la Tercera Guerra Mundial que es la solución de soluciones a la que nos están conduciendo estos políticos nuestros como buenos capataces que son de los grandes capitales.
Pero no, reconozco que Francino me ha metido un gol, que me ha hecho caer en la trampa de pensar lo que no era, porque efectivamente, fiándome yo de la lógica y pensar en el principio de la Tercera guerra Mundial, que en definitiva era lo que quería Francino que yo pensara, se me ha ido el santo al cielo al no considerar otros elementos, tales que, en estos días andan los jefes chinos y americanos hablando de cuantas bombas atómicas tienen que tener, o no tener, cada quien, y como las bombas atómicas no son sino un producto más del mercado capitalista de las que hay que sacar beneficios, para tener los chinos (igual de capitalistas que los americanos, pero en chino, no confundirse por favor) una posición ventajosa en esa negociación de doce bombas para ti, mil doscientas para mi y una bomba mini tónica para ese otro que tanto te la puede tirar a ti como a mí según le de la ventolera, no está mal pensado, pero que nada mal pensado, que los chinos, en chino, le hayan dicho a sus peones del gobierno norcoreano: que le tireis unos pepinos a los del Sur, porque no los vamos a acojonar militarmente, pero si vamos a darles un susto a los mercados financieros para que se asusten las inversiones y se vayan a tomar por el culo bien lejos, que eso si que les hace daño a los occidentales asentados en Corea del Sur, que de la guerra de verdad ya hablaremos.
Muy astuto el Francino este al hacerme pensar lo que no era.
*++