viernes, 9 de octubre de 2009

ENTREVISTA AL EX CARGO PUBLICO DEL PP QUE DENUNCIO A LA POLICIA EL CASO GURTEL

Magnífica entrevista que ha realizado MARISU MORENO al ex cargo político del PP que hizo la primera denuncia a la policia del caso Gurtel, y que ha
publicado en la edición de El Plural.com el día 09.10.09
¡FELICIDADES DEL OJO ATIPICO A MARISU MORENO POR SU ENTREVISTA!
*
(y Segunda parte)

(José Luis Peñas, ex cargo público del PP que denunció el caso Gürtel a la policiía)

“Aguirre sabía perfectamente quién era Correa y la imputada Isabel Jordán a quien llamaba a diario”


“Mariano Rajoy puede poner al PP a la altura de HB”


¿Qué le parece la estrategia del PP de atacar al Gobierno, a la Fiscalía… para eludir responsabilidades en relación al caso Gürtel?
Es la huída hacia delante. Es muy difícil decir que en el cesto hay manzanas podridas. Más difícil es sacarlas y limpiar todo el cesto. Normalmente el que tiene que limpiar también está podrido. Es un gravísimo problema y de ahí arrancan todos los males. Si son dos alcaldillos y un presidente de la empresa no pasa nada pero cuando subes hacia arriba y son los que te han apoyado, tus amiguitos, claro, el tío que ha manejado todo el dinero y que sabe lo que ha pasado en ese partido, cuando tú no tienes la conciencia muy tranquila porque sabes que tenías que haber hecho algo más... Es lógico que tengas que hacer esta huída.

Aguirre presume de haber actuado con contundencia. ¿Ha sido así?
Esperanza Aguirre, conocida en el PP como la tránsfuga –abandonó el Partido Liberal, que sigue existiendo, por Alianza Popular-, sabía perfectamente quién era Paco Correa, sus empresas, para quién trabajaba Isabel Jordán [una de las imputadas], a la que llamaba a diario… Siempre decía que no quería a otra persona para sus actos que no fuera Isabel Jordán y decir eso era decir Correa. Hubo un juicio en 2007 porque le reclamaban unas cantidades que tuvieron que pagar. Claro, cuando una empresa tiene mucha información sobre ti tienes que actuar con cuidado. Cuando se produce la intervención de Garzón y se empiezan a saber cosas, esta señora hace lo de siempre, sacrificar peones. ¿Alguien se va a creer que López-Viejo actuara por su cuenta?

El archivo de la causa contra Camps se ha interpretado como un triunfo ¿está de acuerdo?
Yo lo veo como lo que es. Un tejemaneje absoluto. No puede ser que haya un amiguito del alma de un presidente que sea el que lo juzgue. Me parecería indignante que De la Rúa acabara en el Supremo. Espero que sea una victoria efímera. Yo he estado allí, he oído las conversaciones y es de justicia que se reabra el caso que nunca se debió archivar. Toda la familia de Camps tiene que decir algo. Su señora tiene que dar explicación.

¿Era generoso Correa con la gente?
Sí, interesadamente. Aunque a veces era capaz de hacer cosas por altruismo. Él, en el fondo, sabía que su dinero era de procedencia ilícita. Quizá ello le llevara a hacer buenas acciones, me consta que ayudó a una persona en un tratamiento contra el cáncer. Creo que lo hizo para satisfacción personal y para poder contarlo.

¿Le hizo algún regalo?
Sí, estuvo en mi boda y me regaló un viaje. Más tarde, cuando dejé de ser concejal del PP en el Ayuntamiento de Majadahonda y pasé a concejal no adscrito, él se acercó a mí. Yo ya sospechaba de sus tejemanejes y me extrañó porque de mí no podía sacar nada porque no tenía ninguna capacidad de decisión. Tuvo la idea de formar un partido independiente y ése fue mi banderín de enganche. Montamos a final de 2005 el partido, una pequeña infraestructura que lógicamente era pagada por el señor Correa.

¿Está imputado en esta causa?
Sí. Se ha dicho que yo fui a la Fiscalía y pedí un trato. Fui a la Policía y denuncié. No sé si se pueden hacer tratos o no con la Fiscalía. Desde luego yo no pedí nada para mí.

¿Ni nadie se lo ha ofrecido?
No, nadie. No lo pedí porque no lo necesito. Para hacer esto hay que tener, como dice un amigo mío, cierta parte corporal muy limpia. Y yo la tengo. Desgraciadamente para todos ellos, desde el señor Correa hasta el último imputado, la tengo superlimpia. ¿Por qué estoy imputado? Porque en el famoso pen drive que le cogieron al señor de los dineros de Correa había unas entregas de dinero de 2005, dos o tres meses que nos entregaba unos 2.000 euros para financiar el partido que habíamos creado. Teníamos una oficina, una secretaria… y ese dinero iba para eso. Yo no tenía intención de sacar ningún concejal, como he dicho antes, era mi banderín de enganche para averiguar los tejemanejes que se traía con el PP.

¿Actuó con sangre fría con la intención de pillarle?
Me preguntaba por qué quería un partido, no era lógico que quisiera financiarnos. Empiezo entonces a verle con asiduidad y en diciembre de 2005, en el hotel Fénix -él se había ido de su casa había dejado a su mujer y tenía dos habitaciones alquiladas-, estaba hablando por teléfono con Benjamín Martín Vasco y lo tenía puesto en manos libres. Oí a Martín Vasco exigir una cantidad al señor Correa para no delatar no sé qué negocio en Arganda. Ese día pensé ‘aquí está el en